Domingo 16/09/2018.

| Tribunales

Tribunales

Una presunta yihadista que defendió el papel de la mujer en EI acepta dos años de prisión y su expulsión de España

La Fiscalía ha rebajado cinco años su petición de pena al retirar de su acusación el delito de enaltecimiento

Una presunta yihadista, de 21 años, ha aceptado la condena de dos años y un día de prisión y su expulsión de España tras alcanzar un acuerdo de conformidad con la Fiscalía, que la acusa de un delito de autoadoctrinamiento debido a su intensa actividad en redes sociales a favor del Estado Islámico y del papel de la mujer dentro de dicha organización terrorista.

Youssra El Gaiat El Abiad, detenida en Palamós (Girona) en el marco de la Operación 'Caronte' y en prisión sin fianza desde hace un año, ha reconocido ante el tribunal de la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional los hechos relatados en el escrito de acusación del Ministerio Público.

La fiscal María Antonia Sanz interesó, en un principio, la condena de siete años de prisión para la detenida por los delitos de autoadoctrinamiento y de enaltecimiento del terrorismo por sus publicaciones en sus perfiles de redes sociales Facebook, Youtube e Instagram. Según explica la representante del Ministerio Público en su escrito, la joven se sumergió "en un intenso proceso de radicalización" propiciado a través de su cercanía con "presuntos ideólogos" yihadistas como T. Mouhouch y su entonces pareja K. Ribeiro, quien a su vez, fue pareja de la acusada, también detenidos en el marco de la Operación 'Caronte'.

"De la actividad realizada en las redes sociales se constata la total interiorización por su parte del ideario yihadista, su acrítica adhesión a sus premisas, su afán por alabar y difundir el mismo y su predisposición a colaborar en la difusión y justificación de sus fines terroristas", expone el Ministerio Público.

Finalmente, tras llegar a un acuerdo con la defensa de El Gaiat El Abiad, la Fiscalía ha retirado su acusación por el delito de enaltecimiento y pide la pena de dos años y un día de prisión por el relativo al autoadoctrinamiento. La fiscal ha recalcado que 16 meses de esa condena deben ser cumplidos en la cárcel y que el resto del castigo debe ser efectivo con su expulsión del país, a lo que se le suma la prohibición de entrada en España durante otros cinco años.

INTENCIÓN DE "ADOCTRINAR A OTROS"

María Antonia Sanz ha destacado ante el tribunal que calificar los hechos de acusación como delitos de autoadoctrinamiento y enaltecimiento tenía una "intención alternativa" con el objetivo de que la Sala entendiese que los acontecimientos relatados han quedado acreditados de "un ánimo u otro".

En este sentido, ha recalcado que la acusada sí ha incurrido en un delito de autoadoctrinamiento porque ha quedado comprobado que su conducta se excedió de conocer simplemente los postulados de la Yihad, sino que el proceso estaba dirigido a "adoctrinar a otros". Así ha recordado una sentencia del Tribunal Supremo en la que sentó jurisprudencia al subrayar que para condenar por este tipo penal debe quedar confirmada la intención de cometer otros delitos terroristas.

Según relata el escrito de acusación de la Fiscalía, al trasladar a la joven de centro penitenciario se detectaron una serie de pintadas que efectuó en su celda en las que ensalzaba el Estado Islámico. "No hay más Dios que Alá, Dios profeta y Mohammed. Que Dios dé la victoria a nuestro país", reza uno de los escritos que firma bajo el pseudónimo 'Madre de Leiz'.

Así, en lo que respecta a su canal de Youtube, se analizan trece vídeos que recogen cánticos (conocidos como 'nasheed') y enseñanzas de niños a favor de la yihad. También compartió mucho material en el que aparecen yihadistas expresando su deseo de encontrarse con las huríes en el paraíso (según su imaginario, en el paraíso existen bellísimas mujeres de las cuáles gozarán los muyahidines después de su muerte en la batalla con los infieles).

MADRE DE FUTUROS COMBATIENTES

Bajo el nombre de 'Umm Layth' (madre del león), la joven difundió abundante material en la red social de Facebook, especialmente imágenes que representaban como idílica la vida de los muyahidines y la pretendida fraternidad existente entre mujeres musulmanas completamente tapadas con el burka.

Destaca la publicación compartida el 7 de octubre de 2016 en la que se aprecia a un hombre y una mujer abrazados y vestidos con ropa islámica de color negro. La imagen, según el escrito de la fiscal, evoca la idea de considerar deseable la esposa de un muyahidín y la de tener la posibilidad de ser madre de la nueva generación de combatientes.

En su perfil de Instagram compartió hasta 213 elementos de contenido terrorista. En todos ellos se utiliza el "discurso reiterativo" en el que aparecen personas al borde de la muerte, víctimas de una batalla, referencias al paraíso y al orgullo que supone para los muyahidines morir haciendo la yihad y poder acceder al edén.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Septiembre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30