Lunes 18/03/2019.

| Política

Política

Sánchez impone cambios en las listas para garantizarse un grupo de afines en el Parlamento

  • El Comité Federal del PSOE aprueba por unanimidad las candidaturas, pese al disgusto de la cúpula de los socialistas andaluces

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha impuesto este domingo cambios en las listas al Congreso y el Senado propuestas desde las provincias para las elecciones del 28 de abril con el objetivo de garantizarse unos grupos parlamentarios a su medida, con mayoría de afines, justo lo contrario de lo que ha tenido en esta última legislastura.

Sánchez ha ejercido así su potestad para modificar las candidaturas propuestas desde algunas provincias que no se plegaron a los deseos de Ferraz a la hora de proponer como candidatos a unos nombres en detrimento de otros.

La Comisión Federal de Listas, órgano controlado por Sánchez y que, junto al Comité Federal, tiene la última palabra a la hora de confeccionar las listas, ha aprobado este domingo el dictamen con las listas definitivas a las elecciones generales del 28 de abril y a las municipales, autonómicas y europeas del 26 de mayo, con la excepción de la lista al Ayuntamiento de Madrid.

El dictamen ha sido aprobado por unanimidad en la reunión posterior del Comité Federal, que ha durado menos de lo normal porque tras la intervención del líder, Pedro Sánchez, ninguno de sus miembros ha pedido la palabra.


SIN PACTO EN ANDALUCÍA

A pesar de las negociaciones mantenidas hasta el último momento con la federación andaluza de Susana Díaz, no ha habido pacto en las cuatro provincias en las que ambas partes mantenían aún discrepancias: Sevilla, Córdoba, Cádiz y Almería, pese a que la semana pasada el PSOE andaluz confiaba aún en una solución de equilibrio y entendimiento.

De los nombres afines a Susana Díaz que el PSOE andaluz quería mantener en los grupos parlamentarios del Congreso y el Senado, Ferraz ha salvado únicamente a dos: Sonia Ferrer, que irá de dos al Congreso por Almería; y María Jesús Serrano, miembro de la Ejecutiva de Díaz, que irá de número tres al Senado por Córdoba. Según Ferraz, Serrano, pese a ir de tres, tiene opciones de conseguir escaño.

Antonio Pradas, propuesto por la federación andaluza de dos al Congreso por Sevilla y a quien Sánchez no perdona que entregara las firmas de los miembros de su primera Ejecutiva que dimitieron en 2016 para forzar la caída del líder, se queda fuera de la lista al Congreso, y sin tampoco acomodo en el Senado, como le ha ocurrido también a Carmen Cuello, cercana a Díaz y que Sánchez ha sustituido en el puesto tres al Congreso por Sevilla por Beatriz Micaela Carrillo de los Reyes, presidenta de la Federación de Mujeres Gitana Fakali.

También en Aragón Sánchez ha impuesto cambios con respecto a las propuestas remitidas desde las provincias de Zaragoza y Teruel. La diferencia estriba en que, a diferencia de Andalucía, el PSOE de Javier Lambán no aspiró a negociar con Ferraz, pero tampoco renunció a proponer sus nombres, basados en las votaciones de los militantes aragoneses en asambleas.

Así, la lista al Congreso por Zaragoza, que vuelve a encabezar Susana Sumelzo, miembro de la Ejecutiva de Sánchez, se ha modificado para introducir al sociólogo Pau Marí-Klose, Alto Comisionado contra la Pobreza Infantil, de número dos, en lugar de Oscar Galeano.

También se ha tocado al cabeza de lista al Congreso por Teruel, Ignacio Urquizu, que pasa a ser candidato como diputado de las Cortes de Aragón. En su lugar, Ferraz ha situado a Herminio Sancho Íñiguez.

El presidente de Aragón y líder de los socialistas en este territorio, Javier Lambán, no ha participado en la reunión del Comité Federal que ha ratificado este domingo las listas. Sí se ha desplazado hasta Madrid Susana Díaz, quien pese a acatar las imposiciones de Ferraz ha señalado que "tomaba nota". La cúpula del PSOE andaluz ni siquiera ha alzado la mano en la votación del dictamen sobre las listas en el Comité Federal, de manera que no ha votado ni sí, ni no ni abstención.


EL PSOE DE LEÓN, ÚNICO QUE GANA EL PULSO A FERRAZ

La única provincia que plantó cara a Ferraz para que no le tocaran sus propuestas de listas y que ha conseguido su objetivo ha sido León, donde la dirección de Pedro Sánchez quería colocar, bien como diputado o senador, a Ibán García del Blanco, miembro de la Ejecutiva Federal.

Pero el argumento esgrimido por el secretario provincial, Javier Cendón, con respecto a que se trataba de la primera vez que la propuesta de listas contaba con el apoyo unánime de la militancia leonesa en toda la historia del PSOE de León terminó convenciendo a la dirección federal, que ha encontrado acomodo para García del Blanco en la lista a las europeas como número siete.

Ferraz sí impuso cambios sin embargo en Palencia, otra de las provincias donde existían divergencias por las reticencias de la dirección provincial a llevar de número uno al Congreso a Mari Luz Martínez Seijo, miembro de la Ejecutiva Federal.

También la dirección federal ha impuesto su criterio en Lugo para que César Mogo, director general en Moncloa, lidere la lista al Senado, en lugar de Ricardo Varela, el más votado por la militancia lucense.

En el caso de las listas al Congreso por Lugo y Orense, Ferraz se ha inclinado por atender la preferencia de la dirección del PSdeG que lidera Gonzalo Caballero, en detrimento de los intereses del aparato provincial. Así, Ana Prieto será cabeza de lista en Lugo y Marina Ortega por Orense. El candidato más votado por la militancia en Orense para liderar la lista al Congreso, Juan Carlos Francisco Rivera, irá de uno al Senado.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Abril 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
22 23 24 25 26 27 28
29 30