Sábado 14/07/2018.

| Noticias

Noticias

La Justicia alemania pide España concrete acusación de malversación a Puigdemont

La Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein ha pedido a la Justicia española que envíe información adicional sobre la acusación de malversación de fondos públicos contra el expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont, al considerar que en la euroorden falta concreción.
  • La Justicia alemana pide a España que concrete la acusación de malversación a Puigdemont EFE

La Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein ha pedido a la Justicia española que envíe información adicional sobre la acusación de malversación de fondos públicos contra el expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont, al considerar que en la euroorden falta concreción.

"No contiene una descripción suficiente de las circunstancias en las que se produjo el delito con la necesaria concreción de la acusación que permita asociarlo de manera suficiente con que los hechos que se le imputan", subraya la Audiencia en el auto emitido el pasado jueves y difundido hoy.

La Audiencia descartó la extradición por el delito de rebelión por considerar que no cumple el requisito de la violencia, pero aceptó estudiar el de malversación.

Según la resolución, la euroorden sí expone "claramente" que el acusado "fue corresponsable (al menos políticamente) de la generación de los costes del referéndum independentista por 1,6 millones de euros" cuando, ante la prohibición previa del Tribunal Constitucional, el gobierno regional no debía usar recursos presupuestarios para ese fin.

"Sin embargo, no queda claro si el Estado acarreó realmente con esos costes en tanto que fueron sufragados con cargo al presupuesto regional, y si el perseguido así lo dispuso", agrega el auto.

En opinión de la Audiencia, de las explicaciones de las autoridades españolas no se trasluce si, de acuerdo a la legislación española, sería también punible el hecho de contraer obligaciones financieras para el referéndum si no se han realizado efectivamente los pagos.

Según explica, con la documentación remitida hasta ahora se podría también pensar que, tras la destitución del gobierno autonómico catalán, los costes del referéndum no van a ser pagados o, al menos, no serán pagados con cargo a fondos públicos.

Podrían incluso haber sido saldados, como sostuvo Puigdemont en su primera declaración ante un tribunal de primera instancia alemán, con "donaciones privadas", con lo que no se habría causado ningún daño a las finanzas públicas, recoge el auto.

Por ese motivo la Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein ha pedido a las autoridades españolas, a través de la Fiscalía General de este Land, que le remita información adicional que le permita analizar la acusación de malversación.

No pide ningún tipo de documentación añadida para sustentar el delito de rebelión, al considerar que no es admisible una extradición por ese cargo porque no se cumple el criterio de "doble incriminación".

A su juicio, no basta con que en el Código Penal alemán haya un delito "similar" que penalice actos "equiparables en esencia", sino que hay que analizar todo el caso como si hubiera tenido lugar en Alemania.

Esto es, como si un primer ministro de un estado federado hubiera buscado la independencia de su "Land" organizando un referéndum inconstitucional con medios públicos, a pesar de haber sido advertido de que podría haber actos de violencia.

Para la Audiencia, no se puede aplicar el delito de "alta traición" porque éste exige "el uso o la amenaza del uso de la violencia" y en el caso de Puigdemont faltan "los rasgos constitutivos" de la violencia que ha fijado la jurisprudencia del Tribunal Supremo alemán.

Recuerda así una sentencia de esa corte de 1983, centrada en las manifestaciones violentas que rodearon las protestas contra la ampliación del aeropuerto de Fráncfort.

El Supremo revocó la condena impuesta a uno de los organizadores de las protestas por "coacción a un gobierno regional" -delito que también exige violencia o amenaza de violencia- y consideró que su definición de violencia se podría aplicar también al delito de alta traición.

Según el Supremo alemán, cuando la violencia no se dirige directamente contra los órganos constitucionales, sino contra objetos o terceros, la magnitud de esa violencia debe ser mayor para que se la considere el delito.

"La presión debe alcanzar tal grado que un gobierno consciente de su responsabilidad pueda verse forzado a capitular ante las exigencias para evitar daños graves al bien común o a ciudadanos individuales", según el Supremo alemán.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Julio 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31