Sábado 22/07/2017.

| Europa

Europa

Alemania estudia la expulsión de los imanes salafistas y el cierre de sus mezquitas

  • Las autoridades calculan que hay 9.200 salafistas en territorio alemán
  • Anis Amri estaba en contacto con imanes de esta corriente
  • "Los predicadores deben ser expulsados, lo antes posible"

El vicecanciller alemán y líder del Partido Socialdemócrata, Sigmar Gabriel, ha defendido la expulsión de los imanes salafistas del país, la disolución de sus comunidades y el cierre de sus mezquitas.

"En esta cuestión abogo por la tolerancia cero", ha afirmado Gabriel en una entrevista con la revista Der Spiegel en relación con el atentado perpetrado por un tunecino contra un mercado navideño de Berlín en el que murieron doce personas. El responsable al parecer estaba en contacto con imanes salafistas.

El sospechoso, Anis Amri, un tunecino al que se le rechazó la petición de asilo, embistió con un camión de gran tonelaje contra el mercadillo navideño de un barrio de clase alta de la capital alemana. El atentado fue reivindicado por el Estado Islámico.

"Hay que prohibir las mezquitas salafistas. Hay que romper sus comunidades y los predicadores deben ser expulsados. Lo antes posible", ha apuntado Gabriel en la entrevista, publicada este sábado.

Las autoridades estiman que hay unos 40.000 islamistas en Alemania y de ellos 9.200 serían salafistas. Tras el atentado, el Gobierno de Merkel, apoyado por el SPD, ha propuesto una serie de medidas contra la radicalización que han desatado el debate en pleno año electoral en el que previsiblemente Gabriel se enfrente a Merkel en la disputa por la Cancillería.

El pasado mes de noviembre el gobierno alemán lanzó un gran operativo contra el yihadismo, con 200 registros simultáneos en diez "Länder" y la ilegalización de la organización "La religión verdadera", una plataforma de reclutamiento de radicales que había repartido millones de ejemplares del Corán en todo el país y a la que acusó de atentar contra el orden constitucional.

Bajo la tapadera del "aparentemente inofensivo" reparto de ejemplares del Corán, en plazas públicas, zonas de transeúntes o ante las mezquitas, buscan atraerse a jóvenes susceptibles de ser radicalizados, explicó el ministro de Interior, Thomas Maizière.

Se estimaba que unos 140 musulmanes se radicalizaron y viajaron a zonas en conflicto para enrolarse en el grupo Estado Islámico (EI) a través de canales vinculados a "La religión verdadera", según de Maizière.

Según los servicios secretos alemanes, en Alemania hay actualmente unos 43.000 islamistas, de los que unos 9.200 pertenecen al movimiento salafista, expresión ultraconservadora del Islam suní.

Unos 11.000 son calificados por los servicios secretos como "radicales" y entre ellos habría medio millar capaces y dispuestos a cometer actos terroristas. La inteligencia germana estima, además, que unas 870 personas -el 20% mujeres- han viajado a Siria e Irak para unirse al Estado Islámico. Aproximadamente un tercio ha regresado a Alemania, unos 70 con gran experiencia en el combate.



Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Diciembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31