Viernes 17/11/2017.

Mundo

Once mujeres agredidas por la Policía mexicana presentan su caso ante un tribunal de DDHH

  • Las víctimas, conocidas como las 'Mujeres de Atenco', han relatado ante los jueces que fueron agredidas física y sexualmente por varios agentes
  • Las agresiones tuvieron lugar entre los días 3 y 4 de mayo de 2006 durante un operativo

Un grupo de once mujeres, que fueron detenidas y agredidas sexualmente en el marco de un operativo de la Policía mexicana en la localidad de San Salvador Atenco, en el estado de México, han presentado este jueves su caso ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Las víctimas, conocidas como las 'Mujeres de Atenco', han relatado ante los jueces que fueron agredidas física y sexualmente por varios agentes tras ser arbitrariamente detenidas en el marco de una protesta en San Salvador de Atenco, que se encuentra a unos 40 kilómetros de Ciudad de México, la capital del país.

"Hemos venido a alzar la voz. No nos hicieron justicia en México", ha señalado María Cristina Sánchez, una empresaria de 50 años que fue golpeada y agredida por los policías. Las once mujeres fueron acusadas de obstruir la vía pública y, posteriormente, fueron puestas en libertad. Algunas pasaron más de dos años en la cárcel a la espera de que se celebrara el juicio.

"Nos agredían verbalmente, psicológicamente. Nos decían mentirosas, nos culpaban. Nos decían que debíamos estar en la casa con los hijos y no en la calle. Nos estigmatizaron en la sociedad", ha manifestado Sánchez.

Las agresiones tuvieron lugar entre los días 3 y 4 de mayo de 2006 durante un operativo ordenado por el entonces gobernador del estado de México Enrique Peña Nieto --ahora presidente del país-- con el objetivo de poner fin a un movimiento de protesta surgido como oposición a un proyecto para construir un nuevo aeropuerto en la capital de México.

Tanto el estado de México como el propio Peña Nieto, que fue gobernador entre los años 2005 y 2011, han reconocido los abusos de la Policía durante las manifestaciones, en las que murieron dos personas, entre ellas un menor de edad.

"El estado mexicano reitera que reconoce su responsabilidad internacional en los términos expresados y su plena voluntad de reparar integralmente las violaciones a los derechos humanos del presente caso", ha afirmado Uriel Salas, uno de los abogados representantes del Estado mexicano.

La audiencia por el caso ante la CIDH se prolongará hasta el viernes, cuando se presenten los alegatos de ambas partes. Sin embargo, la resolución de los jueces de la CIDH, cuya sede se encuentra en San José, la capital de Costa rica, podría tardar meses.

Las 'Mujeres de Atenco' han exigido, además, la creación por parte del Gobierno de un centro independiente para acoger y ayudar a otras víctimas de la tortura y la violencia sexual.

"Merecemos que se reconozca que estamos diciendo la verdad. Que se investigue la cadena de mando, no solo para que se haga justicia, sino para que estos hechos no vuelvan a repetirse", ha aseverado otra de las mujeres, Norma Jiménez, de 33 años.

"No olvidamos que el Estado es el responsable. Es su obligación investigar y sancionar. No pedimos nada extraordinario, queremos la verdad y la justicia", ha añadido.


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Diciembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31