Martes 19/06/2018.

Mundo

La ONU llama a Argelia a cesar las expulsiones masivas de migrantes, algunos abandonados en el Sáhara

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos ha instado este martes al Gobierno de Argelia a que ponga fin a las expulsiones masivas de migrantes que ha estado llevando a cabo en los últimos meses, algunos de los cuales fueron abandonados en el desierto del Sáhara cerca de la frontera con Níger.

"Pedimos al Gobierno de Argelia que cese las expulsiones colectivas de migrantes, especialmente de países del África Subsahariana", ha reclamado la portavoz de la oficina que dirige Zeid Raad al Husein, Ravina Shamdasani, asegurando que aunque es difícil contar con cifras exactas se cree que "varios miles" habrían sido expulsados.

Según ha explicado la portavoz, un equipo del Alto Comisionado visitó este mes Niamey, Agadez y Arlit, en Níger, donde entrevistó a 25 migrantes que habían sido expulsados por Argelia en los últimos meses, además de hablar con otros conocedores de la situación en el país vecino.

"Lo que escucharon es que las autoridades argelinas frecuentemente llevan a cabo redadas de migrantes subsaharianos en varias partes del país", ha explicado. Así, los testigos han informado de incidentes de este tipo en marzo y abril en orán, en el barrio de Duira, en la capital, y en Boufarik, además de redadas en lugares en construcción en Argel así como barrios poblados mayoritariamente por migrantes. "Algunos también han contado que fueron parados en la calle y detenidos", ha precisado.

Shamdasani ha subrayado que es "particularmente preocupante" el que en la mayoría de los casos no se evaluaron individualmente y que no se informó a las personas "de los motivos de su detención, ni se les permitió recoger sus pertenencias, pasaportes o dinero antes de ser expulsados". "Muchos dejaron atrás todo lo que tenían", ha denunciado.

En algunos casos, los migrantes detenidos fueron trasladados inmediatamente a Níger, pero otros "permanecieron detenidos en las bases militares de Blida y Zeralda, en los alrededores de Argel, o en un recinto en Orán antes de ser trasladados a Tamanrasset, en el sur de Argelia", ha indicado la portavoz.

Desde esta última ciudad, ha proseguido, los nigerinos son trasladados en autobús a Agadez, una de las ciudades clave en la ruta de inmigración hacia Europa a través de Níger y Libia, "mientras que otros son subidos en grandes camiones atestados para trasladarles a la frontera nigerina, donde son abandonados y tienen que caminar durante horas en el desierto" para cruzar hacia Níger.

En cuanto a los migrantes que siguen en Argelia, según los testimonios recabados por el equipo de la oficina de Zeid, "tienen mucho miedo". "También existe el temor de que la campaña de expulsiones pueda incrementar el racismo y la xenofobia contra los subsaharianos", ha señalado Shamdasani.

"La expulsión colectiva de migrantes, sin una evaluación personal o ninguna garantía de debido proceso, es profundamente alarmante y no está en línea con las obligaciones de Argelia en virtud del Derecho Internacional de Derechos Humanos", ha recordado la portavoz de Zeid.

En este sentido, ha insistido en que "los migrantes no deben ser objeto de arresto arbitrario o detención" y si esto ocurre se les debe garantizar el debido proceso, incluida la asistencia consular, y tampoco se les debe privar de sus propiedades o documentos. "Las devoluciones solo deberían realizarse conforme con el Derecho Internacional, en condiciones seguras y con dignidad", ha defendido.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Junio 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30