Miércoles 15/11/2017.

Mundo

El Ejército de Malí asegura haber repelido un ataque contra puestos de control en el noreste del país

El Ejército de Malí ha asegurado este martes haber repelido un ataque contra varios puestos de control en los alrededores de la localidad de Ansongo, situada en la provincia de Ménaka (noreste).

"Los terroristas han sido rechazados y el Ejército no deplora ninguna víctima", ha indicado en su comunicado, sin dar más detalles sobre los enfrentamientos o posibles bajas entre los atacantes.

El incidente tuvo lugar en la madrugada del martes, horas después de que el presidente de Malí, Ibrahim Boubacar Keita, comparara a los yihadistas que operan en el país con los hunos, recalcando que "no hay que ceder al miedo" tras los últimos atentados.

"No somos bárbaros. No somos personas a islamizar", subrayó, prometiendo hacer todo lo posible para dotar a las fuerzas de seguridad de los medios necesarios para combatir a los terroristas, según informó el portal Afrique Midi.

Las palabras de Keita llegaron cerca de una semana después de la muerte de nueve civiles y un militar en una serie de atentados perpetrados en el país por la coalición yihadista Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes, vinculada a Al Qaeda.

En un primer incidente, al menos cinco civiles --entre ellos un menor-- murieron y otros cuatro resultaron heridos a causa de la explosión de una mina antipersona al paso de un autobús en los alrededores de Ansongo.

Posteriormente, cuatro miembros del personal civil de la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de Naciones Unidas en Malí (MINUSMA) y un militar murieron en una emboscada en los alrededores de Mopti (centro).

El Ejército maliense detalló que el objetivo era un vehículo que escoltaba al personal de la MINUSMA cuando circulaba entre las localidades de Konna y Doro.

Asimismo, otros tres militares resultaron heridos tras explotar una mina al paso de su vehículo en la localidad de Sumpi, situada en la provincia de Tombuctú (norte).

El vehículo era parte de la escolta del primer ministro del país, Abdulaye Idrissa Maiga, quien se encontraba realizando una visita al norte y el centro del país desde hace varios días. El ataque modificó su agenda para la jornada y llegó finalmente a Sumpi el martes.

El Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes fue creado en marzo de este año a raíz de la unión bajo la égida de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) de los grupos Ansar Dine, el Frente de Macina y Al Murabitún, este último encabezado por el destacado yihadista argelino Mojtar Belmojtar.

La coalición yihadista opera principalmente en el norte de Malí, una región convulsa con presencia de tropas francesas desde la revuelta tuareg de 2013, que rápidamente fue secuestrada por grupos yihadistas, lo que provocó la intervención militar de París en su antigua colonia.

A principios de febrero, el G-5 del Sahel --integrado por Burkina Faso, Chad, Malí, Mauritania y Níger-- acordó formar una fuerza antiterrorista conjunta para hacer frente a la amenaza yihadista en la región.

Apenas unas semanas antes, la Autoridad de Liptako-Gourma, creada en 1970 por Níger, Burkina Faso y Malí, anunció su decisión de establecer una fuerza conjunta para hacer frente a la inseguridad en la zona fronteriza común.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Noviembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30