Viernes 02/12/2016.

| España

españa

España

La baja autoestima y los celos, causas de la violencia de género

  • No todos los agresores tienen psicopatías.
  • Son personas muy manipuladoras y dependientes.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • La baja autoestima y los celos, causas de la violencia de género

Desigualdad entre géneros, situaciones de abuso de poder, machismo. Estas son algunas de las causas que dan los expertos en cuanto al origen de la violencia de género.

María Naredo, abogada especialista en violencia de género asegura que “hay que hacer hincapié en que estos señores han sido socializados en una cultura de poder del hombre”.

Al principio, la violencia de género comienza con “violencias cotidianas” según María, como disputas, insultos o gritos.

 

Algunos agresores sufren problemas psicológicos

 

En la violencia de género siempre se tiende a decir que el agresor no presenta una psicopatología específica. De hecho, para algunos psicólogos y psiquiatras el agresor no es ningún loco y es totalmente consciente de lo que hace. Sin embargo, esto no siempre es cierto. El psicólogo clínico, Arún Mansukhani, asegura que muchos sí tienen una patología, esta es la de “tener una personalidad agresiva” asegura.

Por ello, muchos maltratadores siguen un mismo patrón que tiene características comunes como la baja autoestima, la inseguridad o los celos. Asimismo, suelen ser personas con grandes dotes para la manipulación emocional y muy obsesivos. Necesitan saber que tienen el control. Pero no hay que olvidar que suelen ser “especialmente encantadores al comienzo de la relación porque son grandes dependientes. No se ven sin esa persona. La dominan pero a la vez la necesitan”. Cuando llegan a perder a la mujer es cuando “muchos llegan al asesinato para suicidarse después”, asegura Arún.

El psicólogo asegura que la agresividad, en algunos casos, puede llegar a curarse, aunque “las tasas no son muy altas. Hablamos de un 20 o 40% como mucho”. Existen tratamientos psicológicos que, con el paso de los años puede llegar a curar el problema. Sino funciona, también existen tratamientos psiquiátricos que consisten en “antidepresivos y antipsicóticos”, asegura Mansukhani, quien además afirma que con este tratamiento “no se curan, pero se controlan”.

 

El perfil de un maltratador

 

No hay que olvidar que el maltratador no tiene porque ser siempre una persona con convicciones machistas. A pesar de ello, María Nalero asegura que el “machismo está a la orden del día. No hay que llevarse las manos a la cabeza cuando vemos estos comportamientos teniendo en cuenta la publicidad, las series o los dibujos animados” que se emiten.

El agresor suele llevar una vida normal y a pesar de ser personas encantadoras con todo el mundo se niegan a sí mismos el papel de maltratador. Para ellos, tan solo desempeñan el papel 'que les corresponde' como hombre. Además, intentan minimizar los daños que causan a la mujer y se auto convencen de que lo que hacen no es tan grave. De ahí que escuchemos frases tan comunes como “le pegué para que se callara”, por ejemplo.

Los expertos aseguran que suelen ser personas muy manipuladoras, inmaduras, dependientes y egoístas y violentas en la intimidad.

La edad no se puede determinar con seguridad, ya que cada vez la violencia de género aparece antes. De hecho, ya hay parejas de adolescentes de 16 años que confiesan que los maltratos.

Los agresores suelen comenzar de una manera muy sutil, casi invisible a los ojos de la mujer. Es aquí cuando poco a poco aparece el exceso de control y los celos exagerados. Después, comienza a humillarla en público, con lo que logran una pérdida de autoestima progresiva en la mujer.

Más tarde, vienen los golpes y el maltrato se convierte en algo crónico.

Los expertos aseguran que existen tres fases muy diferenciadas. En la primera fase, el agresor comienza a acumular tensión e insulta a la mujer, cambia de ánimo constantemente y parece estar enfadado todo el tiempo. Es aquí cuando la mujer, que no entiende lo que pasa, intenta complacer los deseos de su pareja para que se calme.

En una segunda fase, el maltratador se muestra como es y comienzan los golpes, los insultos, las agresiones sexuales y hasta económicas. En esta fase es cuando la mujer debe pedir ayuda, ya que todavía no se ha visto inmiscuida en un ciclo repetitivo.

En tercer lugar, aparece la fase de reconciliación, que los psicólogos conocen como la fase “luna de miel”. Tras varios episodios violentos el agresor pide perdón y se muestra muy arrepentido. Por desgracia, no es el final de la violencia, ya que el ciclo vuelve a empezar después de unos días.

 

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31