Jueves 14/11/2019.

| Finanzas

Finanzas

González dice que Celma iba a plantear salvedades en las cuentas de BFA por falta de información

El exdirector del departamento de inspección IV del Banco de España Pedro González ha sostenido que el socio auditor de Deloitte Francisco Celma no podía dar el visto bueno a las cuentas de BFA del ejercicio 2011 e iba a plantear una limitación al alcance, "que en el plano técnico es una salvedad", debido a que le faltaba información del área inmobiliaria, aunque no recuerda si tenía la intención de hacer lo mismo en el caso de Bankia.

Así lo ha señalado en el juicio por la salida a Bolsa de Bankia en julio de 2011 que se celebra en la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares (Madrid), donde ha sido interrogado en calidad de testigo este lunes.

González ha resaltado la relación "profesional y muy cordial" que mantenía con Celma y ha afirmado que su equipo tenía siempre en cuenta su criterio, al entender que era "muy buen profesional", aunque únicamente se reunieron de manera física a principios de 2010, manteniendo contacto telefónico con regularidad para comentar la trayectoria de la auditoría.

Según ha relatado, el 17 de enero de 2012 Celma se reunió con el inspector José Antonio Casaus y su entonces jefe José Antonio Gracia, quienes tras el encuentro remitieron a González "una nota" para ponerle al día de la situación con el auditor y que "más o menos conocía", porque respondía a lo que venían hablando desde hacía meses.

El exdirector del departamento de Supervisión del Banco de España recuerda que el socio de Deloitte no podía dar el visto bueno a las cuentas del grupo sin conocer la nueva normativa del Gobierno en relación a las provisiones sobre suelos, los denominados reales decretos Guindos I y II.

Respecto a BFA individual, ha explicado que Celma se estaba planteando realizar varias limitaciones al alcance, tanto por la participación de Bankia en BFA como por los activos fiscales y la falta de información sobre el riesgo inmobiliario.

"Él, lo que estaba solicitando, eran tasaciones o información sobre cómo estaba valorado el riesgo inmobiliario y, en el caso de BFA individual, si no tuviera esta información iba a plantear una limitación al alcance, que en el plano técnico es una salvedad con todas las de la ley", ha afirmado González.

En cuanto a Bankia individual, también necesitaba tasaciones "porque parecía que había un déficit en cuanto a 400 o 500 millones" y debía comprobar si esto estaba soportado o no. En opinión de Celma, esto debía dar un resultado cero o un beneficio "casi mínimo o testimonial", ha señalado González.

Así, ha recordado que el auditor iba a plasmar dichas salvedades en BFA e iba a esperar en el caso de Bankia para "ver si había más información y datos adicionales". Preguntado por la fiscal Carmen Launa sobre si estas limitaciones al alcance no se producirían también para Bankia individual, González ha afirmado que sí, pero que no recuerda haber escuchado que en Bankia se fuera a poner una salvedad.

"Donde oí claramente salvedades era en BFA individual y, en el resto, que faltaba información. En técnica auditora, si falta información y se hace bien el trabajo, mi experiencia dice que hay una limitación al alcance y entonces se pone una salvedad, pero eso no lo escuché o no me acuerdo", ha explicado González.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Noviembre 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30