Domingo 20/10/2019.

| Dinero

Dinero

Los 126.500 millones de los españoles en el extranjero ya estaban declarados o amnistiados, según Gestha

El sindicato de técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) asegura que prácticamente la totalidad de los 126.500 millones de patrimonio en el extranjero que los españoles han declarado en 2013, 2014 y 2015 a través en el modelo 720 no son bienes ocultos, sino que ya estaban declarados en el IRPF e Impuestos de Sociedades y Patrimonio.

En una nota de prensa, Gestha explica que llega a esta conclusión por el desplome de los ingresos por las declaraciones complementarias y la caída de denuncias por delito contra la Hacienda Pública en los años 2013 y 2014. "Nadie va a aflorar bienes sin presentar complementarias del IRPF o del Impuesto sobre el Patrimonio", sostiene.

De esta forma, Gestha incluye en las declaraciones del modelo 720 presentadas en 2013 las 31.529 personas que se acogieron a la amnistía fiscal y las 104.000 cuyos bienes ya estaban declarados y procedían de años prescritos o estaban regularizados con anterioridad, como es el caso de los 659 titulares de cuentas opacas en el banco HSBC de Suiza o de los 198 titulares de cuentas opacas en el banco LGT de Liechtenstein.

En este contexto, los técnicos piden que, eliminando las duplicidades por cotitularidades, se informe del patrimonio realmente aflorado, puesto que, de esta forma, sólo ha "salido a flote" una pequeña parte de estos bienes en el exterior, como ha sido el caso de los de la familia Pujol, que presentó declaraciones complementarias en julio de 2014.

Sobre el patrimonio en inmuebles declarado en el exterior, Gestha considera normal que buena parte de los inmuebles estén situados en países europeos, ya que los extranjeros que viven en España también están obligados a declarar los bienes en el exterior que superen los 50.000 euros, lo que afectaría a los más de un millón de extranjeros que vienen de países con un poder adquisitivo superior o similar al español y mantienen una cuenta o un inmueble en sus país de origen.

Por último, Gestha aclara que los contribuyentes que no declaren el modelo 720 se enfrentan a tres consecuencias fiscales: una sanción mínima de 10.000 euros por no presentar el modelo, la tributación en la tarifa del IRPF del valor de la titularidad de esos bienes en el exterior como una ganancia patrimonial no justificada e imprescriptible y una sanción del 150% de la cuota defraudada si no presentan declaraciones complementarias antes de que la Agencia Tributaria les investigue.

El modelo 720 debe declararse de forma obligatoria cuando cualquiera de las tres categorías de bienes existentes (cuentas, valores o inmuebles) supere los 50.000 euros, independientemente del número de propietarios o titulares del bien. Si se trata de varios titulares, cada uno de los que sean residentes en España debe declarar la totalidad del importe por separado y consignar aparte su participación.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Octubre 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31