Lunes 05/06/2017.

Salud

El cambio climático afecta a nuestra salud

Se calcula que en los países de la Unión Europea la mortalidad relacionada directamente con el cambio climático podría crecer casi hasta 30.000 muertes al año hacia el año 2030, y a finales de este siglo superarán los 100.000.

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • El cambio climático costará 100.000 millones de dólares a Latinoamérica en 2050 EFE

Según un informe elaborado hace unos años por las Naciones Unidas, el número de noches cálidas en el mundo ha aumentado un 72% en los últimos años. Desde 1978, el Ártico ha perdido un 7,4% de su superficie helada en verano. Estos acontecimientos son parte de los signos que hacen pensar que está ocurriendo en nuestro querido planeta Tierra un verdadero cambio climático. Este cambio climático llevará en el año 2100 a que la temperatura promedio aumente entre uno y 3,5ºC.

Los cambios en el desarrollo normal estacional se comienzan también a afectar la incidencia de diferentes enfermedades. En este sentido, instituciones como la Unión Europea y la Organización Mundial de la Salud, piensan que el cambio climático va a tener un impacto muy importante en la epidemiología de muchas enfermedades.

En primer lugar, tenemos que pensar que el cambio climático afecta a la calidad del aire que respiramos. El aumento de temperatura  aumenta también el nivel de contaminantes atmosféricos lo que incrementa la susceptibilidad a sufrir enfermedades respiratorias. Una mayor concentración de contaminantes en el aire, también aumenta el nivel de esporas, pólenes y otros alérgenos lo que inducirá una mayor incidencia de enfermedades alérgicas y  de asma.

Pero las enfermedades  relacionadas con el sistema respiratorio no van a ser las únicas que se verán afectadas en su incidencia con el cambio climático. Hay ya algunos datos que relacionan el cambio climático con un aumento del cáncer de piel, debido probablemente a la disminución de la capa de ozono que hace de eficaz protector contra los rayos ultravioletas del sol. Este es el caso de los países de la zona ecuatorial, una de las zonas en las que parece que está afectada la capa de ozono y que además, como es el caso de la capital de Ecuador, Quito, este a elevada altitud. En concreto en el caso del Ecuador, donde el cáncer de piel parece que ha aumentado más de un 65 por ciento entre los hombres y un 41 por ciento entre las mujeres desde finales de los 80.

Otro tipo de enfermedades en las que el cambio climático producirá un aumento, además de extender su incidencia, son las enfermedades infecciosas. Un ejemplo puede ser el caso de la malaria. Al año, casi 500 millones de personas sufren malaria con casi un millón de muertes al año. Según aumenta la temperatura, el mosquito que transmite la malaria, el mosquito anófeles, expande su hábitat y es probable que llegue a zonas en el que todavía no está establecido y están actualmente libres de esta enfermedad.

También es importante considerar que el aumento de la temperatura aumenta la sobrevida y persistencia de microorganismos que causan enfermedades. Además,  por este motivo, la calidad del agua empeorará en muchas regiones de la Tierra. Por ejemplo, la salmonella, el cólera o las fiebres tifoideas viven y se reproducen más rápidamente con el calor.

Se calcula que en los países de la Unión Europea la mortalidad relacionada directamente con el cambio climático podría crecer casi hasta 30.000 muertes al año hacia el año 2030, y a finales de este siglo superarán los 100.000.

En España, algunos científicos apuntan que la proximidad de nuestro país con el continente africano y ser además paso obligado de aves migratorias que han estado establecidas en zonas de existencia de enfermedades infecciosas, el aumento de la temperatura debido al cambio climático puede favorecer la llegada de estas enfermedades no existentes en nuestro entorno. Entre estas enfermedades se podría contar el dengue y fiebres transmitidas por garrapatas y mosquitos. El virus del dengue es transmitido por un mosquito y produce fiebres elevadas, dolor en articulaciones e incluso, en los casos más graves, puede producir la muerte por hemorragia.

Los médicos de la antigüedad, ya conocían la influencia del clima en la salud de las personas. Culturas como la de los antiguos egipcios, griegos, romanos y árabes dedicaron largas horas a estudiar lo que sucedía en el cuerpo humano cuando cambiaba bruscamente el tiempo. En la actualidad, hay países de nuestro entorno, como es el caso de Alemania, que ya han desarrollado mapas donde avisan a los ciudadanos de cómo los cambios atmosféricos afectarán a la salud de sus ciudadanos. En Suiza hay un teléfono donde se informa sobre el contenido de polen en el aire y la  intensidad de los rayos ultravioleta incluso avisa del riesgo de jaquecas.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31