Lunes 23/10/2017.

Mundo

Muere Miguel Montes, el preso más antiguo de España: esta es su historia

  • El granadino ha muerto víctima de un cáncer de pulmón cinco años después de ser puesto en libertad
  • De sus 67 años ha pasado 36 en prisión, más de media vida entre rejas que comenzó por el robo de una cajetilla de tabaco. 
  • Nunca fue condenado por ningún delito de sangre

“Pelo blanco, bigote espeso y el cuerpo hinchado, pero sin músculos, a consecuencia de las tres huelgas de hambre que ha hecho para pedir el indulto”. Así se describe a Miguel Montes Neiro, el preso común más antiguo de España, en su propia página web. Su vida no ha sido fácil. Nacido en Granada, ha muerto este lunes por un cáncer de pulmón cinco años después de conseguir la libertad. Ha fallecido rodeado de su familia, con sus dos hijas adolescentes al lado. De sus 67 años ha pasado 36 en prisión, más de media vida entre rejas que comenzó por el robo de una cajetilla de tabaco. Nunca fue condenado por ningún delito de sangre.


Seis años por una cajetilla de tabaco

Su periplo con la justicia española se remonta a tiempo franquistas. Cuanto tenía 12 años ya fue enviado una temporada al reformatorio por clavarle accidentalmente una flecha en el ojo a un niño del barrio. En 1966 conoció por primera vez qué era una prisión por el robo de una caja de tabaco en Granada. Allí pasó seis años.

Salió de prisión con intención de hacer las cosas bien, pero las cosas se volvieron a torcer. Entró en la Legión y allí un oficial le acusó de la desaparición de un subfusil, del que se le acusó. Cuando se descubrió el  verdadero paradero del arma, el oficial pidió disculpas a Miguel. Este no las aceptó y asestó una torta al suboficial. La respuesta fue clara. “Te hundiré”. En 1976 fue condenado por deserción.


Acumulación de condenas

Después del pique con el oficial de la Legión, todo empeoró. Miguel Montes acumuló condenas por amotinamiento en prisión, atraco a joyería, posesión de armas, posesión de hachís, evasiones, desacatos y quebrantamientos de condena. Nunca fue condenado por ningún delito de sangre.

Aun así, la reincidencia y la acumulación de condenas le llevó a encadenar años y años en prisión, donde pasó en total más de la mitad de su vida. Sólo consiguió tres años de libertad condicional que se le concedieron en los 90 se le añaden 1386 días de libertad conseguidos a golpe de fuga.

Pisó la calle de forma definitiva en 2012 tras tres indultos de dos gobiernos diferentes. A pesar de su puesta en libertad, sus problemas con la justicia continuaron en 2013 por la atribución de unos relojes robados en Marbella, una acusación que finalmente no prosperó.

En sus periodos de libertad ha tenido tiempo a engendrar dos hijas, ahora adolescentes. Con el tiempo se ha arrepentido de los delitos que ha cometido, pero nunca de las fugas, como explica en su página web. "Nunca he visto cerca el final de mi condena; volvería a escaparme si pudiera"


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Noviembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30