Martes 19/12/2017.

| Europa

Europa

¿Podría Londres recibir un trato de favor tras el Brexit?

En Londres los resultados del referéndum por el Brexit lo dejaban muy claro: no querían salir de la Unión Europea. Los partidarios por la permanencia arrasaron con un 75,2% de los votos. Desde entonces, la población de Londres ha salido a la calle en numerosas ocasiones para tratar de evitar que la salida de Reino Unido de la Unión Europea se hiciera realidad.

Ahora, que el Brexit es más evidente que nunca con el anuncio del paso a una “segunda fase de negociaciones”, la capital británica podría estar intentando lograr cierto trato de favor, temerosa por la pérdida de negocios que dependen directamente de Bruselas. En este sentido, el negociador comunitario del Brexit, Michel Barnier, ha subrayado que Londres no podrá tener un acuerdo especial para la City (centro financiero) después de la salida del Reino Unido de la UE.

En una entrevista con el periódico The Guardian publicada este martes, Barnier señala que es inevitable que los bancos británicos y las entidades financieras pierdan el pasaporte que les permite comercializar libremente con el bloque europeo. "No hay lugar (para los servicios financieros). No hay un único acuerdo comercial que esté abierto para los servicios financieros. No existe" y, "al abandonar el mercado único, pierden el pasaporte de los servicios financieros", insiste.

Se disipan así las esperanzas del ministro británico del Brexit, David Davis, de alcanzar un acuerdo comercial que incluya al sector financiero que incluya un pacto comercial como el que hay entre la UE y Canadá. Hace unos meses, Davis dijo al programa de la BBC de Andrew Marr que estaba “muy seguro” de que habría acuerdo, pero “el acuerdo que quiero es el acuerdo de libre comercio, el aduanero”, reconocía.

Sin embargo, Barnier insiste en que la pérdida del acceso al bloque europeo responde únicamente a la decisión de abandonar el mercado único, por lo que no cabe ningún trato de favor, como aspira el Gobierno británico.   

No obstante, Barnier indica que un acuerdo comercial sí sería posible, pero debería ser aprobado dentro de un periodo de transición de dos años al tener que ser ratificado por parlamentos nacionales. Además, el Reino Unido deberá cumplir con las regulaciones comunitarias durante el periodo de transición y podría negociar acuerdos comerciales con otros países del mundo, pero éstos no podrían entrar en vigor hasta finalizado ese periodo.

En virtud de ese pacto, se garantizarán los derechos de los comunitarios que viven en el Reino Unido, Londres pagará una suma considerable por el "divorcio" y la frontera entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda seguirá siendo invisible. Y si se replantearan la decisión, el Reino Unido no podría detener el Brexit de manera unilateral, ya que revertir la decisión de abandonar el bloque requeriría el consentimiento de los otros 27 estados miembros.


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31