Viernes 30/11/2018.

Los yihadistas los mataron antes de poder ser rescatados

Mundo

Luke Somers y Pierre Korkie, secuestrados por Al Qaeda, mueren en un rescate fallido de EEUU en Yemen

  • Cuando las tropas llegaron hasta Somers estaba gravemente herido, por lo que fue trasladado a un buque estadounidense en la región, pero finalmente murió. El rehén sudafricano también murió en el rescate.
  • La hermana de Somers, Lucy, ha asegurado también a algunos medios de comunicación que Lucas ha muerto, según lo transmitido por agentes del FBI.

El rehén sudafricano Pierre Korkie y el periodista estadounidense Luke Somers, secuestrados por Al Qaeda en la Península Arábida (AQPA), han muerto durante una fallida operación de rescate llevada cabo a última hora del viernes en Yemen, según ha informado una ONG citada por la prensa norteamericana.

Según informa el New York Times, un alto funcionario de EEUU, sin especificar, habría confirmado la muerte de Somers, quien habría sido  herido de muerte por sus captores. Cuando las tropas llegaron hasta Somers estaba gravemente herido, por lo que fue trasladado a un buque estadounidense en la región, pero finalmente murió, explica el periódico. La administración Obama no se ha pronunciado todavía al respecto. Preguntado por este hecho, el jefe del Comando Central de EEUU, el general Lloys Austin III, ha rehusado a hacer declaraciones, según el mismo medio. 

El Ministerio de Defensa de Yemen anunció a través de un comunicado publicado en su página web que sus tropas habían conseguido liberar a Somers en una operación en la que habrían muerto una decena de milicianos. La prensa estadounidense ha aclarado que, en realidad, ha sido un operativo conjunto protagonizado por las fuerzas yemeníes y estadounidenses. 

La hermana de Somers, Lucy, ha asegurado también a algunos medios de comunicación que Lucas ha muerto, según lo transmitido por agentes del FBI. "Solo pedimos que se nos deje llorarle en paz", ha dicho.

Somers, de 33 años de edad, fue secuestrado en Yemen en septiembre 2013 cuando trabajaba como reportero y fotógrafo para los medios de comunicación locales e internacionales, incluida la cadena británica BBC.

La filial yemení de la organización terrorista Al Qaeda amenazó el pasado 4 de diciembre en una grabación de vídeo con matar a Somers, cuyo rescate fue intentado, sin éxito, en noviembre por las autoridades estadounidenses, según reconoció el mismo día la Casa Blanca.

En el vídeo, el dirigente de Al Qaeda en la Península Arábiga, Naser bin Ali al Ansi, leyó un comunicado en el que aseguró que Estados Unidos conocía perfectamente sus exigencias y le dio un plazo de tres días para satisfacer sus demandas.

Sobre la operación de rescate autorizada por Obama en noviembre, la portavoz de la Casa Blanca, Bernadette Meehan, detalló que fue "coordinada" con el Gobierno del Yemen y ejecutada por fuerzas estadounidenses y de ese país.

En ese operativo, fueron liberadas ocho personas, entre ellas un saudí y un etíope, y el Ministerio de Defensa yemení precisó entonces que Somers, un sudafricano identificado como Pierre Korbie y un británico habían sido cambiados de lugar dos días antes.

Al Qaeda opera en las provincias del sur y el este del Yemen, incluida la de Shabua, donde cuenta con la protección de las tribus locales.

Los secuestros de extranjeros son frecuentes en Yemen y Al Qaeda ha recaudado en los últimos tres años decenas de millones de dólares por el pago de rescates a cambio de la liberación de los rehenes.

La Casa Blanca confirmó esta semana que en noviembre el presidente estadounidense autorizó una operación de rescate. "Lamentablemente, no encontramos a Lucas, aunque sí había rehenes de otras nacionalidades que pudieron ser rescatados", dijo el jueves el Consejo de Seguridad.

Finalmente, el 25 de noviembre las fuerzas estadounidenses y yemeníes rescataron a seis yemeníes, un saudí y un hombre de origen etíope en poder de AQPA que estaban ocultos en una cueva montañosa del distrito de Hajar al Sayar, en la remota provincia de Hadramaut.

En medio de esta confusión, la madre de Somers, Paula, difundió un vídeo en el que pedía a los yihadistas que mostraran "misericordia". "Por favor, dadnos la oportunidad de ver a nuestro Lucas de nuevo", suplicó.

El secuestro, un negocio para las milicias

El secuestro se ha convertido en la última década en un negocio al alzapara las organizaciones terroristas internacionales y, en pleno auge de Estado Islámico, ha resurgido el debate acerca de la conveniencia deceder ante las peticiones de estos grupos a cambio de las entregas derehenes, especialmente cuando hay dinero de por medio.

Las organizaciones internacionales coinciden en su condena al pagode secuestros, reflejada en declaraciones y documentos que alertan de forma periódicade las consecuencias a medio y largo plazo de obtener la liberación de un rehén a cambiode dinero.Estas advertencias quedaron plasmadas en enero en una resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas centrada en la lucha contra el terrorismo y, en particular,en la posibilidad de realizar pagos o concesiones políticas a cambio de secuestrados.

E ltexto, adoptado por unanimidad -los 15 Estados miembro del Consejo votaron a favor, llama a los países a frenar cualquier fuente de financiación de actividades terroristas.Todos los Estados, añade, "deberían prohibir a sus nacionales o a cualquier persona oentidad dentro de su territorio entregar fondos, activos financieros o recursos económicos a aquéllos involucrados en actos terroristas".

En este sentido, insta a"impedir que los terroristas se beneficien, directa o indirectamente, del pago de rescateso de concesiones políticas" a cambio de liberaciones.El Consejo de Seguridad admite la dificultad de hacer frente a una situación de toma derehenes o secuestro, pero apela a la colaboración y advierte del riesgo de medidasunilaterales.

La resolución reclama también a los Estados miembro de la ONUque "alienten" al sector privado a adoptar protocolos de "buenas prácticas" para evitar el pagode rescate.Al llamamiento de la ONU se suma también el de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), que ve en las cesiones ante el terrorismo un incentivo alterrorismo.

La OSCE apunta que los grupos internacionales utilizan los secuestros para"crecer, reclutar y financiar sus operaciones" y, al igual que la resolución del Consejo deSeguridad, también recuerda la responsabilidad de empresas privadas y ONG.

El responsable de asuntos antiterroristas dentro de la OSCE, Thomas Wuchte, ha asegurado que "hay pruebas de que el pago de rescates incentiva nuevos secuestros". En este sentido, ha recordado que los países miembros de la organización mantienen "unapolítica de no pagar rescates".

La prevención es una cuestión aludida tanto por la resolución del Consejo de Seguridadde la ONU como por la OSCE como elemento clave para hacer frente al riesgo de raptos por parte de redes internacionales.

En el caso de la OSCE, esta organización ha ampliadosu nivel de colaboración con países del Mediterráneo para cooperar no sólo en la riberameridional sino también más al sur, en el Sahel

Dinero clandestino

Las directrices de las organizaciones internacionales coinciden con las que, al menosen público, se han marcado la mayoría de países de la comunidad internacional,principalmente los gobiernos occidentales que más suelen sufrir secuestros decompatriotas en el extranjero a manos de organizaciones terroristas.Sin embargo, una investigación publicada en julio por 'The New York Times' cifraba en125 millones de dólares (unos 100 millones de euros) el dinero obtenido por Al Qaeda ysus organizaciones afines desde 2008 gracias al pago de rescates.

Según 'The New YorkTimes', Al Qaeda habría logrado 66 millones de dólares (alrededor de 53 millones deeuros al cambio actual) sólo en 2013, lo que demuestra que el secuestro es un negocio alalza.

Mientras que en 2003 los captores recibían una media de 200.000 dólares por rehén, la tarifa actual rondaría los 10 millones, recoge esta investigación.Estado Islámico solicitó en noviembre 6,6 millones de dólares a cambio de entregar auna estadounidense de 26 años secuestrada en Siria, si bien las cifras que manejaron losmedios norteamericanos para el caso de James Foley --decapitado por yihadistas--superaban los 100 millones de dólares.


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Diciembre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31