Martes 16/10/2018.

Mundo

May se muestra "decepcionada" por el voto del Parlamento pero asegura que no afectará a la agenda del Brexit

La primera ministra británica, Theresa May, se ha mostrado este jueves "decepcionada" por la enmienda aprobada la víspera en el Parlamento británico y que le obligará a someter el futuro acuerdo de salida de la UE al voto de la Cámara, si bien ha subrayado que el proceso va por la buena senda y que este imprevisto no alterará el calendario de las negociaciones.

"Estoy decepcionada por la enmienda, pero la ley de retirada de la UE está teniendo buenos progresos en la Cámara de los Lores y estamos en la senda para cumplir con el Brexit", ha declarado a la prensa en Bruselas, a su llegada a una cumbre con el resto de líderes de la Unión Europea.

Desde Londres, el ministro de Exteriores, Boris Johnson, también se ha expresado en términso similares y ha negado cualquier cambio de planes. La votación "no frenará el proceso de Brexit", ha señalado el jefe de la diplomacia británica en una comparecencia ante los medios.

La UE a 27 constatará este viernes que se han cumplido "avances suficientes" en la primera fase de las negociaciones, las que sientan las bases del divorcio, y dará luz verde al paso a la segunda etapa, para negociar un periodo de transición y explorar el marco de las futuras relaciones.

Antes, los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea esperan que May aproveche la cena de este jueves para "aclarar" cuáles son sus propuestas de futuro, pero también que reafirme el compromiso de su Ejecutivo con los compromisos pactados la semana pasada en lo que afecta a los derechos de ciudadanos, la factura de salida y la frontera irlandesa, según diversas fuentes europeas.

El voto en el Parlamento británico el miércoles supone un nuevo revés para la primera ministra, ya que la enmienda adoptada requieren que el Parlamento apruebe una ley específica para dar el visto bueno al futuro acuerdo de Brexit, a pesar de que la propia May se había posicionado en contra del cambio porque, en su opinión, puede poner en peligro un proceso de divorcio ordenado.

"Si cada vez que negocia algo (con la Unión Europea) debe volver a Londres para el visto bueno del Parlamento, no hace su vida más fácil", ha opinado el primer ministro luxemburgués, Xavier Bettel, para quien esta situación "no es buena" para la 'premier', porque complica el ritmo de los avances.

Otros como la presidenta de Lituania, Dalia Grybauskaite, o el primer ministro holandés, Mark Rutte, se han mostrado convencidos de que "no va a cambiar nada" en las negociaciones entre Londres y Bruselas.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Octubre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31