Lunes 25/09/2017.

Mundo

El otro referéndum: quiénes son los kurdos y por qué quieren la independencia

  • El pueblo kurdo celebra este lunes su propio referéndum con la oposición de toda la comunidad internacional

Con el 74% de las reservas de petróleo de Irak y el 100% del petróleo Sirio, los kurdos quieren reivindicarse como nación tras años de sangrienta represión y forzada convivencia. Este lunes llega su referéndum en el Kurdistán iraquí, al que están llamados a votar 5 millones de kurdos. Una consulta aprobada sólo por las autoridades regionales y de resultado vinculante, pero ilegal según Irak, y vetado por la comunidad internacional, incluida España.

Kurdistán es un estado sin fronteras. Existen más de 30 millones de kurdos que viven en un territorio sin delimitar, un pastel repartido entre Siria, Irak, Turquía o Irán. A pesar de ser una de las naciones más antiguas de Oriente Medio (sus orígenes y lenguas se remontan a épocas de antes de Cristo) no consiguieron definirse como territorio tras el nacimiento de las naciones internacionales del siglo XX, donde sus peticiones fueron ignoradas y su territorio repartido. 


¿Quiénes son los kurdos?

Se estima que haber entre 30 y 60 millones de kurdos, aunque no existe un censo oficial.

Habitan las zonas montañosas de la región del Kurdistán, un territorio entre Iraq, Irán, Turquía y Siria que sigue las fértiles cuencas del Tigris y el Éufrates. Se trata de una de las minorías étnicas más grandes sin nación Estado. En su mayoría musulmanes, cuentan con tradiciones milenarias y lengua propia nacida de una estructura de tribus de periodos de antes de Cristo.

Hoy los kurdos viven divididos. Unos se integran con la población de los diferentes países que ocupan en ciudades como Damasco, Estambul o Teherán, mientras que otros mantienen sus costumbres milenarias en las montañas. Como el Nouruz, la festividad del año nuevo del calendario persa, que ni siquiera la presión de grupos yihadistas como Estado Islámico ha conseguido extinguir.


Las claves del referéndum

El referéndum de este lunes sobre la indepedencia kurda no es el primero. Ya en 2005 un 98 por ciento de los kurdos se pronunciaron a favor de la independencia. El de este lunes es un referéndum aprobado por las autoridades regionales y de resultado vinculante. Sin embargo, cuenta con la total oposición del gobierno iraquí, que avisa de los peligros bélicos que puede acarrear un avance del proceso de independencia. En cuanto a la comunidad internacional, sólo Israel apoya la causa. Todos los países de la ONU han condenado la consulta, entre ellos España.

Para los kurdos, la razón de ser del referéndum kurdo es la marginación histórica de la que dicen haber sido objeto por parte de las autoridades de Bagdad, a las que acusan de violar más de 50 artículos de la actual Constitución iraquí referentes a su autonomía -en particular el 140, referido a la propiedad de zonas de Kirkuk, rica en petróleo-.


El petroleo y la represión de Husein

El petróleo es uno de los puntos calientes del conflicto. El territorio del Kurdistán aglutina el 100% del petróleo sirio y el 74% del de Irák. Es por ello que las autoridades iraquíes se han posicionado históricamente en contra de cualquier movimiento independentista.

El conflicto viene de lejos. Ya en los ochenta Sadam Husein atacó a las minorías kurdas con armamento químico, dejando un saldo de víctimas de 5000 muertos.

En el periodo post Husein, la Carta Magna del 2005 otorgó al enclave un amplio grado de autonomía. Sin embargo, el gobierno kurdo actual asegura que estos acuerdos no han sido respetados y su autonomía se ha visto ignorada. 

Ahora el presidente kurdo se muestra tajante. "Se ha acabado el tiempo de negociar", declaró el pasado viernes Barzani durante un multitudinario discurso en la capital kurda, Erbil. "La decisión ya no depende de un partido ni de una persona. El referéndum tendrá lugar en la fecha establecida", añadió, justo antes de que una delegación kurda se dirigiera a Bagdad para ratificar ante las autoridades iraquíes la celebración del plebiscito, que contiene una única pregunta: "¿Quiere que la región del Kurdistán y que las zonas fuera de la administración se conviertan en un estado independiente?".

 

Tiempos de guerra

A pesar de ser un estado sin reconocer, los kurdos ya cuentan con varios enemigos. Entre ellos el Estado Islámico, contra los que luchan en Siria. Los peshmerga, los guerrilleros kurdos, son un activo indispensable para ganar la guerra yihadista en Siria.

Estados Unidos ha intentado en varias ocasiones que los kurdos aplazasen su referédum, aunque de forma infructuosa. La relación entre los kurdos y los Estados Unidos es tibia. Si bien Estados Unidos ha rechazado de pleno la celebración del referéndum, debe cuidar sus relaciones con los kurdos pues son aliados indispensables en la lucha contra el Daesh.

La otra guerra es con Turquía, donde viven gran cantidad de kurdos. El partido milica kurdo PPK mantiene una lucha encarnizada con las autoridades turcas ya histórica.

Desde los ochenta, el partido con tintes marxistas lucha contra Ankara por las aniquilaciones del pueblo kurdo en territorio turco. Este conflicto es clave, pues Ankara es uno de los principales clientes del petróleo kurdo. Mientras, Rusia permanece expectante. La empresa petrolera rusa Rosneft ya ha anunciado su intención de invertir en la región, lo que proporcionaría a la hipotética nueva región una importante inversión extranjera. 



Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Noviembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30