Jueves 14/09/2017.

Mundo

Kenyatta afirma que la anulación de su victoria en las presidenciales en Kenia "fue dolorosa"

El presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, ha afirmado este miércoles que la anulación de su victoria en las elecciones de agosto por parte del Tribunal Supremo "fue dolorosa", negando que sus críticas al presidente del tribunal, David Maraga, sean un ataque contra su comunidad, tal y como ha denunciado el líder opositor, Raila Odinga.

"Fue doloroso para mí aceptar la decisión. Soy un ser humano y estaba enfadado con Maraga y el Tribunal Supremo, no con la comunidad abagusii --a la que pertenece Maraga--, como dice mi competidor político", ha explicado.

Kenyatta ha acusado a Odinga --líder de la coalición opositora Super Alianza Nacional de Kenia (NASA)-- de "lanzarse a las políticas étnicas", recalcando que "no tiene un problema con la población abagusii, sino con el fallo de Maraga".

Así, ha resaltado que, pese a no estar de acuerdo con el fallo del Supremo, lo ha respetado y ha aceptado presentarse a la repetición de las elecciones, previstas para el 17 de octubre.

"Si hubiera permanecido en silencio, la gente hubiera pensado que fui parte del presunto fraude en las elecciones", ha dicho, recalcando que "sabe que ganó las elecciones".

"Imaginad un ladrón que es capturado con vuestra vaca, y que luego el tribunal dice que la Policía no registró el crimen, así que la vaca no puede ser vuestra", ha argumentado, según ha informado el diario local 'Standard'.

El Tribunal Supremo de Kenia ordenó el 1 de septiembre la anulación de la victoria del presidente afirmando que los resultados son "inválidos y nulos" a causa de las "irregularidades" registradas en las elecciones celebradas en agosto.

"Las elecciones no son un evento, sino un proceso. Tras considerar la totalidad de las pruebas, creemos que las elecciones no se llevaron a cabo de acuerdo con los dictados de la Constitución y los principios aplicables", dijo el presidente del Supremo, David Maraga.

Tras el fallo, Kenyatta afirmó que no estaba de acuerdo con la anulación de su victoria, si bien recalcó que "respeta" la decisión.

La NASA rechazó los resultados oficiales, que concedieron la victoria a Kenyatta con 1,4 millones de votos, esgrimiendo que el sistema informático de la Comisión Electoral sufrió un ciberataque que permitió manipular los datos.

La Comisión Electoral admitió que sufrió un ataque informático y, tras una investigación interna, concluyó que no tuvo ninguna consecuencia en el escrutinio de los votos emitidos.

Sin embargo, Odinga aseguró que en más de un tercio de los centros de votación se produjeron fallos por irregularidades en el proceso electrónico de transmisión de votos y acudió al Tribunal Supremo para que se pronunciara sobre lo sucedido.

La denuncia de fraude electoral por parte de la oposición desató violentas protestas en Nairobi y otras ciudades que dejaron decenas de muertos e hicieron temer una crisis postelectoral similar a la de 2007, que se saldó con más de mil muertos y 600.000 desplazados.

Odinga ya denunció fraude electoral en 2007 --cuando perdió frente a Mwai Kibaki-- y 2013. La última vez también acudió a los tribunales, que terminaron dando la razón a Kenyatta.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Septiembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
25 26 27 28 29 30