Martes 04/12/2018.

lo cuenta the guardian

Mundo

El jefe de Jihadi John le recuerda como uno de sus mejores empleados

  • "Era una persona muy buena, con calma y paciente”, explica unos de los jefes Mohammed Emwazi, el británico identificado como el ejecutor de las decapitaciones  en  los macabros vídeos  de Estado Islámico.
  • Por otro lado, un desertor de Estado Islámico que luchó con Jihadi John le recuerda como una persona fría y solitaria que casi nunca rezaba en grupo.

Mohammed Emwazi, el británico identificado como el ejecutor de las decapitaciones  en  los macabros vídeos  de Estado Islámico, trabajó en un compañía de tecnología en información en Kuwait. El joven británico, que nació en Londres, viajó a Kuwait para trabajar, una decisión que llamó la atención del dueño de la compañía ya que normalmente los londinenses no quieren abandonar Reino Unido para trabajar en el país árabe. “Normalmente, los kuwatíes van a Londres y no al revés”, explica el que fuera su jefe en una entrevista en The Guardian.

“Era mi mejor empleado”, señala al medio británico. “Era una persona muy buena, con calma y paciente”, añade sobre el terrorista que tenían 21 años cuando estaba allí. Además, apunta que Emzawi desapareció sin dejar rastro en abril de 2010, tras finalizar el periodo de prueba en la compañía. “¿Cómo alguien tan tranquilo pudo convertirse en el hombre que aparece en las noticias”?, se pregunta.

El terrorista cobraba 675 libras al mes y 109 libras adicionales para gastos, así un cinco por ciento más en comisiones. Este salario era muy modesto en comparación con los que podría haber ganado en una compañía similar en Reino Unido.

Musulmanes y árabes siempre viajan a Londres o EEUU, por eso me llamó la atención que viniera aquí”, reitera. Por otro lado, cree que el joven tenía problemas familiares o psicológicos, aunque nunca se lo preguntó.

Jihadi John, nombre con el que los medios han bautizado al terrorista, tiene familia en Kuwait. Su padre, Jassem, su madre, Ghaneyah y su hermano mayor, Omar fueron interrogados por las autoridades de este país el pasado domingo. 

Un hombre frío y solitario

Frío y solitario, así define al Jihadi John un desertor de Estado Islámico. En declaraciones a BBC apunta que cuando le conoció los dos estaban en el mismo eslabón de la organización terrorista. “Eramos combatientes que luchábamos contra el régimen de Bashar al Assad”, apunta Abu Ayman de 20 años.

Recuerda que los combatientes británicos vivían en una ciudad llamada Atmeh, considerada la casa británica de los yihadistas. Le pareció un hombre raro, poco hablador y que en raras ocasiones se unía al resto para reza.  Solo rezaba con sus amigos”, explica.

De su experiencia con el hombre más buscado del mundo, recuerda que era poco dado a las reuniones  o a mezclarse con el esto de luchadores.
Preguntado por cómo pudo convertirse en una persona importante dentro de la organización, señala que Estado Islámico tiene profesionales psicólogos que eligen a combatiente y los hacen famosos. En su opinión, Emwazi no tenía ninguna característica especial o genuina, “cualquier pudo acabar como él”.

Formó parte de una banda de ladrones

Mohammed Emzawi formó parte de una red de criminales que robaba en las casas lujosas de Londres. Según publica el diario británico The Times  el británico no dudaba en amenazar a sus víctimas con cuchillos y armas de fuego. Su capacidad para el horror empezó en su propia ciudad de origen. El dinero que robaban, así como los objetos den valor, usurpados por esta banda de criminales se utilizó para enviar a varios combatientes a Siria.

Este aspecto contribuiría a confirmar la última teoría del grupo de investigación Soufan Group que apunta que existe un nuevo perfil de yihadistas que combina comportamientos criminales con ideologías extremistas. 




Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Diciembre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31