Viernes 05/01/2018.

| España

España

Los estancos de tabaco podrían estar a punto de desaparecer

Era el año 1636 cuando por primera vez se concedió una licencia de estanco para tabaco. Por aquel entonces existían multitud de ellos, de estancos, especializados en diferentes productos como por ejemplo la sal, todos desaparecidos 400 años después salvo el conocido establecimiento de cigarros, sucedáneos y complementos. El sector es especial: su liberalización se impidió en 2015 en contraposición con otros como el de la estiba, el de los seguros, las telecomunicaciones, los bancos,... y absolutamente cualquier producto o servicio. El único cigarrillo liberalizado, que se puede encontrar en otro tipo de comercio, es el electrónico. Hoy, por primera vez, la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia, alto y claro, abre el debate sobre el "monopolio" de los estancos.

A petición del Ministerio de Sanidad, la CNMC ha emitido un informe con una serie de recomendaciones a partir de las novedades que traerá la reforma de la Ley Antitabaco que ya se está tramitando en el Congreso de los Diputados. En él, transmiten la necesidad de suprimir este "monopolio" o, al menos, "reconfigurar el modelo de concesión en algunas de sus características básicas", como el acceso al negocio, los productos que pueden comercializarse o las reglas de abastecimiento a bares, quioscos de prensa y gasolineras con licencia para tener máquinas expendedoras. Competencia considera que existen "restricciones arraigadas en el sector del tabaco" como la exclusividad otorgada a los estancos a la hora de vender este tipo de productos.

La inclusión de esta serie de recomendaciones en la nueva reforma -de momento no se ha hecho- podría significar el fin de los estancos tal y como los conocemos, y la mutación del sector de los ultramarinos e incluso los supermercados, sin tener para ello que necesitar una máquina expendedora. En las islas Canarias cada día es más común encontrar comercios de lotería, revistas, regalos y, también, tabaco.

El cigarrillo electrónico

En cuanto al cigarrillo electrónico, cuestiona "la exclusividad" otorgada a los estancos y a comercios especializados a la hora de venderlo por "excluir a otros operadores", algo que, obviamente, tampoco fomenta la competencia. Competencia critica también que estos comercios especializados de cigarrillos electrónicos no puedan también vender otro tipo de productos. Un mercado, por cierto, en el que han cerrado más del 90% de los comercios que se abrieron durante el primer año del cigarrillo electrónico en las tiendas.

Tabaco: su presente

El tabaco, como ya mencionaba antes, es un producto muy especial: sus impuestos son altos (son de caracter disuasorio), su venta está prohibida a menores, su publicidad ha evolucionado a la inversión en cine y series ya que su nombre no puede salir en cartelería, televisión, radio, acontecimientos deportivos,... etc. Cada nuevo informe o estudio sobre él es más demoledor si cabe que el anterior: hoy en día sabemos que es la principal causa de las enfermedades respiratorias, conocemos los millones de compuestos que lo define e incluso les han obligado a plasmarlo en las propias cajetillas. Es adictivo, tanto que cada día nace una nueva estrategia ancestral para intentar dejar de fumar, además del ya clásico parche de nicotina. El número de fumadores ha disminuido a mínimos de 20 años, sin embargo, el sector médico sigue alegando que de ninguna manera el tabaco es "sostenible" en cuanto a los impuestos que se pagan y los gastos médicos relacionados con enfermedades provocadas por el tabaquismo -aunque realmente no existe forma de contabilizar con garantías una balanza así-.

Las polémicas de la reforma de la Ley Antitabaco

La CNMC cuestiona, “sin poner en ningún momento en duda el objetivo de protección de la salud y la prevención del tabaquismo”, algunos de los instrumentos que se plantean en el anteproyecto para modificar la Ley Antitabaco, al considerar que no son los más adecuados ni los menos distorsionadores de la competencia y que “no se ajustan a los principios de necesidad y de proporcionalidad, y ello en perjuicio de los consumidores y usuarios”.

El anteproyecto de reforma de la Ley Antitabaco incluye una serie de restricciones a la hora de publicitar, promocionar y vender los cigarrillos electrónicos, aunque con una intensidad mucho menor que las que se aplican al tabaco, siendo algunas de estas medidas derivadas de normativa de la Unión Europea.

En primer lugar, la CNMC considera que el anteproyecto se centra en aspectos no previstos en el proyecto de norma sino en otras regulaciones existentes del sector del tabaco, “que no son adecuadas para proteger la salud y distorsionan la competencia”.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Octubre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31