Lunes 18/09/2017.

| Sociedad

Sociedad

La sequía que viene: el Gobierno declara la alerta ante un 20% menos de agua

Los agricultores se preguntan: “¿Por qué no se está hablando de la sequía?, ¿por qué no es portada de periódico y tema de discusión en las tertulias?”. La falta de lluvia en los últimos meses en toda España ya es una amenaza para el desarrollo de la campaña de los cereales de invierno, así como un incremento en los gastos para las cabañas de las ganaderías extensivas y las explotaciones de vacuno en las provincias de norte.

La reserva hidráulica nacional se encuentra al 57,7 por ciento de su capacidad total esta semana, en la que las precipitaciones han sido "escasas" en todo el territorio nacional, ya que los embalses han perdido 220 hectómetros cúbicos de agua, lo que representa el 0,4 por ciento del total, según datos del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

Solo cuatro cuencas se encuentran con valores superiores a los del año pasado: la de Tinto, Odiel y Piedras (Huelva), Internas de Cataluña, Cantábrico Oriental y la Cuenca Mediterránea Andaluza. Esta última, sin embargo, apenas alcanza el 49% de capacidad.

Las cifras actuales representan un 20,65 por ciento menos que en las mismas fechas del año pasado y 20,39 por ciento menos que la media de los últimos diez años.

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos ha calificado de “muy grave” la sequía que sufren amplias zonas de España, especialmente Castilla y León, Galicia, Asturias, Cantabria, Canarias y algunas zonas de Castilla-La Mancha y Extremadura.


Cuenca del Duero

Por la “vía de urgencia”, el Ministerio de Agricultura ultima la aprobación del Real Decreto que declara la sequía en la cuenca del Duero dada la "alerta" por la que se encuentran los embalses por la escasez de precipitaciones, una vez que ayer acabó el periodo de información pública. Un texto que se publicará “lo antes posible con medidas excepcionales para paliar los efectos de la falta de líquido”. Además, “va a permitir gestionar el agua de manera que se pueda repartir lo más equilibradamente posible entre todos los usos y no recaiga el esfuerzo solo sobre los regantes”.

Así lo aseguró este lunes en Valladolid la ministra del ramo, Isabel García Tejerina, quien dijo que esas restricciones en el reparto no afectarán al abastecimiento, que “queda salvaguardado”, pero que sí repercutirán en “otras actividades económicas que no sólo son las agrícolas”.


Galicia, entra la sequía y las heladas

El secretario de Agricultura de Unións Agrarias, José Ramón González, alerta de que si mayo también es un mes seco como lo fue abril se perderá hasta el 60% de la cosecha de patata de A Limia, zona en la que de media se recogen cada año 100.000 toneladas de tubérculo. En la misma medida puede verse mermada la producción de los viñedos, a los que en época de floración pueden dañarlos tanto los golpes de calor y una sequía excesiva como las tormentas intensas.

Ahora, el Ministerio de Agricultura y la Xunta preparan la puesta en marcha de un paquete de medidas en favor de los afectados por la sequía y las heladas en el campo gallego, entre las que se prevé incluir rebajas fiscales y financiación de circulante.


La cosecha de 2017 será “ruinosa”

La cosecha de cereales de 2016, y a pesar de los problemas que hubo en algunas zonas derivados de las enfermedades, fue muy buena, con unos 23,2 millones de toneladas, solo superada por la del año 2013.

Según UPA y teniendo en cuenta la situación actual que presentan los cultivos las estimaciones de cosecha se podrían situar sobre el volumen de producción del año 2012, que es el peor de los registrados últimamente, lo que supondría una reducción con respecto a la campaña pasada de más del 30%, y que en función de las condiciones de precipitación y temperaturas del mes de mayo, estas pérdidas podrían aumentar, suponiendo una cosecha “ruinosa” para el cereal.

Por último, los agricultores han solicitado a meteorólogos y medios de comunicación en general que dejen de hablar de “buen tiempo” cuando hace calor y no llueve. “Eso será buen tiempo para las terrazas de los bares. Desde luego para el campo no que llevamos unos meses con un tiempo pésimo”, han asegurado desde la organización agraria.


La producción de miel, por los suelos

Otros sectores como la apicultura también se están viendo perjudicados, pues la falta de lluvias ha secado las flores y la ausencia de polen y néctar afecta al desarrollo de las crías, y se han reducido el número de enjambres, por lo que "la cosecha de miel promete ser escasa", augura la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG).

Desde el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente se ha señalado que los mejores instrumentos ante estas situaciones, recurrentes en España, son los que mantiene la Administración Central a través del seguro agrario y los ajustes fiscales. Así, en el caso de la sequía de 2012, las indemnizaciones por sequía superaron los 212 millones de euros y los ajustes de los índices de rendimiento neto redujeron la base imponible en más de 520 millones de euros.


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Octubre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31