Viernes 01/05/2020.

| Sociedad

Sociedad

La nueva ley de Consumidores restringe por primera vez el "spam telefónico"

  • Las llamadas con fines comerciales estarán prohibidas entre las nueve de la noche y las nueve de la mañana y también en fines de semana y festivos.
  • Hasta ahora, la única posibilidad de esquivarlo era suscribirse a la "lista Robinson", un servicio ofrecido voluntariamente por las empresas.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • El "spam" teléfónico se ve fuertemente limitado con la nueva ley EFE

La nueva Ley de consumidores que hoy entra en vigor promete acabar con una de las molestias más frecuentes entre los consumidores: las llamadas que compañías telefónicas y empresas hacen a horas intempestivas para ofrecernos sus servicios y ofertas comerciales. Las asociaciones de consumidores destacan que es un quebradero de cabeza habitual del que nadie se libra y señalan que, hasta ahora, los mecanismos para protegernos de ellos eran prácticamente insuficientes. A pesar de estas molestias, la mayoría de los consumidores no interponía quejas.

La ley pretende poner coto a estas llamadas, denominadas "spam telefónico", y las prohibe entre  desde las 21.00 horas de la noche hasta las 9.00 horas de la mañana entre semana, así como los fines de semana y días festivos.

Además, la utilización por parte del empresario de técnicas de comunicación que consistan en un sistema automatizado de llamadas sin intervención humana o el telefax necesitará el consentimiento expreso previo del consumidor. Igualmente, éste tendrá derecho a no recibir sin su consentimiento llamadas con fines de comunicación comercial que se efectúen mediante sistemas distintos de los referidos (como SMS, por ejemplo).

En aquellos casos en que una oferta comercial no deseada se realice por teléfono, las llamadas deberán llevarse a cabo desde un número identificable. Cuando el usuario reciba la primera oferta comercial del emisor, deberá ser informado tanto de su derecho a no recibir nuevas ofertas, como a obtener un número de referencia de dicha oposición.

Igualmente, con la entrada en vigor de esta ley, las facturas se emitirán sólo en papel, a no ser que el consumidor dé su consentimiento para que sean electrónicas. A su vez, se establece que los contratos deberán emitirse con letra más grande en caso de que el usuario así lo solicite, y la letra pequeña debe ser superior al milímetro y medio.

Además, durante el trámite parlamentario en el Congreso, se modificó el texto para que las compañías eléctricas tengan que ofrecer a los consumidores vulnerables una tarifa fija para un plazo de tiempo determinado. De hecho, el Gobierno está preparando una norma específica para que entre en vigor el 1 de abril.

La futura ley permite también que los fiscales puedan representar a los consumidores en reclamaciones colectivas frente a cláusulas abusivas en los contratos con las empresas.

Caballo de batalla de las asociaciones

La ley viene a cubrir un vacío legal siempre combatido desde las asociaciones de consumidores. Hasta ahora, la única forma para evitar las llamadas indeseadas de las compañías telefónicas a horas intempestivas era la Lista Robinson, un servicio gratuito gestionado por la Asociación Española de la Economía Digital. Mediante un formulario online, los usuarios podían indicar que no deseaban recibir publicidad  de aquellas empresas de las que no fuesen clientes.

También la organización de consumidores FACUA puso en marcha el año pasado una campaña contra el "acoso telefónico". La asociación consideraba que la Lista Robinson resultaba muy limitada, ya que únicamente incluia a empresas que voluntariamente se habían prestado a participar. Además, según FACUA, la labor de control debería corresponder a las administraciones públicas. En la campaña se recordaba que, legalmente, una empresa que llama a un teléfono particular tiene la obligación de ofrecernos la posibilidad de que la situación no se repita, algo que se imcumple de forma reiterada.

[Consulta aquí el texto publicado en el BOE: "Ley general de la Defensa de los Consumidores y Usuarios" ]

Se facilita el desestimiento de contratos

Otra de las novedades de la ley es la introducción de nuevas garantías en cuanto a la posibilidad de renunciar o desistir del contrato. Asimismo, se amplía el plazo en el que se puede ejercer al pasar de los 7 días hábiles actuales a 14 días naturales. En el caso de que no se hubiera informado al consumidor de que puede ejercer este derecho, el plazo queda automáticamente ampliado a 12 meses.

La nueva norma, además, incorpora un formulario de desistimiento común en Europa, que facilita el ejercicio de este derecho y que se tendrá que facilitar junto con la información previa al contrato.

También se amplía la información precontractual facilitada a los consumidores y usuarios, en general y, en particular, cuando formalicen contratos a distancia o celebrados fuera del establecimiento, aunque esta medida se aplicará en los contratos realizados a partir de 13 junio de 2014. La normativa establece además medidas que evitar las denominadas "cargas encubiertas", es decir, el usuario siempre tendrá que aceptar el precio final antes de que concluya la transacción.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Julio 2020
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31