Miércoles 16/10/2019.

| Sociedad

Sociedad

Los mayores de 60 años también dan el paso al divorcio

  • Las rupturas de matrimonios longevos aumentan año a año. Los expertos lo atribuyen a la marcha de los hijos del hogar y también al aumento de la calidad de vida en la edad adulta.
  • "El amor por la misma persona es caduco", sostiene Antonio Bolinches, psicólogo experto en pareja.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • Las rupturas en los matrimonios más longevos aumentan cada año, según el INE EFE

La frialdad de la estadística pone en evidencia hasta a lo más romántico. El “amor eterno”, según el Instituto Nacional de Estadística, está cada vez más cuestionado. No sólo por el número de separaciones y divorcios en un contexto de matrimonios a la baja-en 2012 repuntaron tímidamente tras sostenidos descensos desde 2004-sino porque las rupturas aumentan también en la franja de más de 60 años, y entre los matrimonios más longevos.

En 2012, último año recogido por el INE, el número de separaciones y divorcios en parejas en que los cónyuges tenían más de 60 años fue de 4.559; el año anterior, de 4.278; en 2009, de 3.289. Y un dato especialmente llamativo. Entre los matrimonios de esta edad, el divorcio es, a mucha distancia, la opción de preferencia a la hora de poner punto y final a una relación- 3.838 procedimientos de este tipo en 2012, frente a apenas 721 por separación.

¿Por qué sobrevienen estas rupturas? Según Eduardo Hertfelder, presidente del Instituto de Política Familiar, el fenómeno se explica, sobre todo, por la marcha de los hijos del hogar paterno, una circunstancia que se produce cada vez a edades más tardías.  “entonces,  estos padres se encuentran con que no tienen ese elemento común para seguir con el matrimonio, se produce un deterioro de la comunicación y la convivencia entre ellos. Es el típico problema que sobreviene cuando los matrimonios se vuelcan tanto con los hijos, que se encuentran con que ya no tienen ese nexo común”.

En 2005, año en que se aprobó la ley del divorcio express y que representó también un boom de rupturas en todos los segmentos de edad, las disoluciones por divorcio entre mayores de 60 años y con matrimonios de décadas también se incrementó de manera espectacular. De 2.300 en 2005 a 4.563 sólo un año después.

Con la explicación aportada por Hertfelder, coinciden los expertos, se encuentra también la percepción de una mayor esperanza de vida, de llegar a la vejez en buen estado de salud, y también, la crisis de la jubilación y el paso adelante de mujeres que durante años habían silenciado una situación de maltrato.

Por el despacho de Luis Zarraluqui han pasado diversos casos de matrimonios mayores de 60 años decididos a la ruptura. Generaciones acostumbradas a  “tirar de la familia como sea”,  pero que cada vez con mayor frecuencia se  contagian de un entorno que ha generalizado una opción antes prohibida, “empiezan a ver que los hijos también  se separan, que la gente que conocen también opta por eso, que empiezan a disfrutar de otra etapa de su vida y asumen que también  pueden disfrutar. Y sí que es cierto que han perdido el miedo a cambiar de vida.”, dice la abogada Elena Zarraluqui.
“Estas rupturas se producen por el agotamiento provocado por esa convivencia”, afirma Antonio Bolinches, experto psicólogo y terapeuta de pareja y profesor de Educación Emocional de la Universidad de Barcelona.

"El amor por una misma pareja es caduco"

Bolinches explica la ruptura matrimonial desde una perspectiva inherente a la propia naturaleza del ser humano, y también desde una “crisis del modelo de sociedad”.  “La pregunta es por qué hemos creado un modelo monogámico de pareja cuando el ser humano no es monógamo”, sostiene,  dibujando  un entorno poco esperanzador para aquellos que confíen aún en el amor eterno.  “Al no ser monógamos, perdemos el interés por una relación estable, y si no hacemos una buena gestión desde la madurez de la dinámica cotidiana de la pareja se produce una saturación que genera enamoramientos alternativos”.

Las relaciones, dice tajante, tienen fecha de caducidad.  “El amor por la misma persona es caduco”, afirma, “y  más específicamente el enamoramiento. Eso sí, el amor armónico, que es el que se da entre dos personas maduras que se juntan podría durar infinitamente. Pero para eso hay que saber hacer una buena gestión de esa relación y eso no es fácil, porque la sociedad no favorece la estabilidad de la pareja”.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Octubre 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31