Miércoles 07/06/2017.

| Sociedad

Sociedad

¿Por qué los adolescentes son tan temerarios con el sexo?

Los adolescentes españoles mantienen su primera relación sexual en torno a los 16 años. Una etapa complicada llena de cambios físicos y psicológicos. Llegado el momento, una mayoría de jóvenes ni siquiera sabe ponerse un preservativo y la otra no tiene conciencia emocional de lo que supone practicar sexo. Además, qué decir de los riesgos que conllevan las prácticas sin control. En nuestro país, un 25-30% de las personas con infección por el VIH desconoce su situación, y se estima que más de la mitad de las nuevas infecciones procede de este grupo de población no diagnosticad, según el Ministerio de Sanidad.

La psicóloga Adela Moreno considera que los adolescentes suelen tener una menor percepción del riesgo del que suelen tener los adultos, debido a que pese a tener información sobre el asunto, consideran que las prácticas sexuales arriesgadas no llevan a problemas.

Sin embargo, los datos demuestran todo lo contrario. Durante el año pasado hubo 3.087 abortos practicados a menores de 16 y 17 años. Del resto de menores que abortó, 773 tenían 15 años; 303, 14 años; 62, 13 años, y un total de seis contaban con tan sólo 12 años.

El nuevo juego sexual que ha copado los periódicos en los últimos días y mantiene alerta al sector sanitario es “El Muelle”. Consiste en que los chicos se colocan estirados y erectos uno junto a otro, en círculo o en fila, para que las chicas vayan sentándose encima para la penetración. Durante unos minutos deben practicar sexo en esta postura durante 30 segundos con cada chica. Se emula así el mecanismo de un muelle. Pierde el chico que antes eyacula.


Enfermedades de transmisión sexual

El aspecto más alarmante de este juego es el alto riesgo de enfermedades de transmisión sexual que entraña y los posibles embarazos. Las variables de esta práctica pasan por un juego entre muchos chicos y una sola chica, entre varias chicas con un solo varón o entre un número variado de participantes de ambos sexos. En algunos casos se acepta el uso del preservativo, en otros no.

Moreno explica que estas prácticas tan arriesgadas pueden deberse a variables conductuales como el consumo de drogas y alcohol. Cuanto más consuman, menos percepción del riego. Los adolescentes creen que es una cuestión de suerte. La psicóloga también comenta que la falta de asertividad para decir 'no' ante determinadas prácticas por lo que puedan decir los demás, es un grave problema.

También existen otros “juegos” sexuales como el petting, caricias sexuales sin penetración, que sin ser tan arriesgados como “El Muelle”, pueden ser cuna de contagio de enfermedades de transmisión sexual si conlleva sexo oral y no se usa preservativo.


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Octubre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31