Jueves 07/12/2017.

| España

España

Los residuos agrícolas, el combustible del futuro que no contamina

La demanda energética no para de crecer y el cambio climático que esto provoca no deja de dañar a la sociedad. Actualmente, para generar energía, se utilizan en su mayoría combustibles fósiles que son finitos y que están creando un problema medioambiental debido a sus emisiones. Esta situación es insostenible y es necesario que las energías renovables pasen a primer plano.

Es el caso de la energía generada a base de residuos agrícolas. Las ventajas son múltiples.

La superficie de cultivo en las zonas rurales y agrícolas podrían ampliar las posibilidades para producir energía a partir de biomasa vegetal.

Los cultivos leñosos, como el almendro, olivo, viña, frutales y cítricos están muy extendidos en la Región y generan importantes cantidades de biomasa, en forma de restos de poda.

Esta actividad podría suponer una nueva oportunidad en las zonas rurales y una rentabilidad económica y local, similar a la de los espacios forestales, al cambiar su consideración de residuo por la de recurso con posibilidades de aprovechamiento.

Además, supone una fuente de generación de empleo, producción de energía y beneficio ambiental al evitar las quemas y reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera.

 

En España

ENCE (Energía y Celulosa), la primera empresa de España en producción de energía renovable con biomasa forestal y agrícola, se ha propuesto depender de estos residuos agrícolas para la mayoría de sus centrales de biomasa, donde se produce electricidad a partir de materia vegetal. Esta materia incluye los residuos de la producción de celulosa (para papel y cartón sobre todo) a partir de eucalipto en sus dos fábricas en Pontevedra y Navia.

En esta misma línea de sostenibilidad discurre la iniciativa de Heineken España de cultivar experimentalmente cebada cervecera en los olivares andaluces. El objetivo es reducir la erosión, un gran problema del olivar español, al mejorar la capacidad del terreno para retener el agua, al tiempo que supone una fuente de ingresos extra para el agricultor.

 

El impulso de los vehículos

Toyota construirá en el Puerto de Long Beach, en Los Ángeles, California (EE.UU.) la primera planta de generación eléctrica de escala de megavatios para vehículos de pila de combustible, con una hidrogenera para respaldar sus operaciones.

La planta 'Tri-Gen' aprovechará los residuos biológicos procedentes de la actividad agrícola para generar agua, electricidad e hidrógeno, que podrá ser utilizado por los vehículos de pila de combustible de Toyota, incluidos los Toyota Mirai y el camión de gran tonelaje de clase 8 de pila de combustible nipón, parte del 'Proyect Portal'.

Cuando entre en funcionamiento en 2020, Tri-Gen generará unos 2,35 megavatios de electricidad y 1,2 toneladas de hidrógeno al día, suficiente para suministras energía a unos 2.350 hogares y para que circulen cerca de 1.500 vehículos.


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Diciembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31