Martes 29/01/2019.

| España

España

Las jóvenes quieren elegir: la maternidad no es un deseo innato

La natalidad baja y el porcentaje de mujeres que no quieren renunciar a su modo de vida a cambio de la maternidad está creciendo. En los países occidentales entre un 25% y un 30% de mujeres no serán madres, una decisión que toman solas y en pareja, ya que los hombres también van cambiando poco a poco su concepto de la unidad familiar. Lo que hace unos años podía parecer una tendencia que pasaría como tantas otras, se convertido en un cambio sociológico de gran repercusión que ha conseguido instalarse de manera sólida en apenas una generación.

Cada vez son más las mujeres de la sociedad occidentalizada las que tienen que lidiar con este debate. 2016 fue el primer año desde el siglo pasado en el que en España murió más gente de la que nació. Esto se traduce en que dentro de poco tendremos una sociedad envejecida con pocos jóvenes, de los cuales muchos buscarán una vida fuera del país. Sin embargo, las nuevas generaciones han decidido no culpabilizarse por tomar esta decisión y formar parte de aquellos que quieren formar familias sin niños.

Ser padres significa, en la mayoría de los casos,  cargas laborales más pesadas, una economía familiar que se debilita y un aumento considerable del nivel de estrés  cotidiano. Estos son algunos de los motivos por los que muchas mujeres perciben que tener hijos alejará la felicidad y en lugar de tener una vida más plena, tendrán una menos satisfactoria.

Otra de las motivaciones de las nuevas generaciones para no tener hijos, podría estar vinculada a la necesidad de acabar con la falsa creencia de que  las mujeres están destinadas a ello y que y que tener hijos es un deseo innato en el género femenino, tan asentada en la sociedad desde hace siglos. Son muchos los expertos que aseguran que el concepto del reloj biológico no tiene ninguna base científica y que son otras las razones que llevan a las mujeres a querer ser madres, pero no el instinto. Entre estos factores se encuentra sin duda la presión social.


Nuevas aspiraciones y precariedad


Las jóvenes aseguran que actualmente, aún hay que dar numerosas explicaciones cuando dejas claro que la maternidad no está entre tus planes. Que “ser madre es lo más bonito que puede pasarle a una mujer” o que “esa plenitud solo pueden entenderla las que han pasado por ello”, son ideas que intentan desterrarse progresivamente, pero hoy siguen duramente instaladas en la percepción colectiva del desarrollo personal de las mujeres. Sin embargo, aumentan aquellas que encuentran la realización personal en el trabajo, viajar sin ataduras, una economía más amplia o tomar decisiones propias sin la presión de que afecten a la vida de otro.

Si bien las nuevas aspiraciones han influido en este cambio de tendencia, no pueden dejarse de lado las familias que querrían traer nuevo miembros y tienen que renunciar a ello por la situación del país. La inestabilidad económica, la bajada de sueldos, el aumento de la temporalidad de los contratos o la precariedad de las condiciones hacen que muchos jóvenes renuncien a los hijos a cambio de la supervivencia.  


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Febrero 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28