Jueves 11/01/2018.

| España

España

El alquiler de los pisos compartidos, la nueva burbuja del mercado inmobiliario

  • La demanda de habitaciones en alquiler creció un 78% en 2017

Antes de la crisis económica era impensable acogerse al alquiler en España. Ya no digamos alquilar habitaciones por separado. Diez años después del estallido de la crisis financiera, esta práctica se ha vuelto algo habitual y no es exclusiva de los estudiantes.

La precariedad laboral, la temporalidad de la mayoría de los contratos de trabajo, los altos niveles de desempleo juvenil y el incremento de los precios del alquiler (en torno a un 20% solo en 2017) dificultan notablemente la posibilidad de alquiler un piso completo. En este contexto, la compra de vivienda se convierte en una quimera.

Tanto es así que en 2017 el alquiler de habitaciones se ha incrementado un 78,1%, según el informe anual de piso compartido elaborado por Idealista. El precio medio de una habitación ha pasado de los 270 a los 318 euros mensuales, principalmente por el incremento de la demanda.

Estas circunstancias han conducido a una transformación del mercado del alquiler sin precedentes, con actores nuevos como las plataformas digitales de Airbnb o Wimdu (que han contribuido a profundizar el problema de los pisos turísticos), fenómenos urbanos como la gentrificación, así como la búsqueda de nuevas formas de exprimir el mercado hasta el límite, caso de fondos buitre como Blackstone, que ya han fijado su mirada en España con la compra masiva de Viviendas de Protección Oficial (VPO). Estos fenómenos, ligados entre sí, podrían conducirnos a una nueva burbuja inmobiliaria.

Fidere, la filial del fondo buitre norteamericano, hizo un negocio millonario con esta compra de viviendas protegidas. Según las cuentas anuales de la compañía correspondientes al año 2016, el valor de mercado actual de las casas compradas está por encima de los 660 millones de euros, más del triple de lo que costaron cuando fueron adquiridas.

Blackstone, el mayor propietario inmobiliario del mundo, no oculta sus intenciones. El banco de inversión pretende convertirse en el gigante del alquiler en España y ya cuenta con más de 12.000 pisos en propiedad, de los cuales un 75% son destinados al alquiler. Blackstone desembarcó en Madrid en 2013, con Ana Botella como alcaldesa, cuando se hizo con 1860 viviendas protegidas.

"La idea es ser uno de los grandes propietarios de vivienda en alquiler en España", según fuentes de la empresa, aprovechando el ciclo inflacionista del alquiler y conscientes de que las dinámicas del mercado han cambiado como consecuencia de la transformación del mercado laboral, temporal e inestable y con peores condiciones.


Precios desorbitados

Madrid, con una subida de precios del 31,1%, Barcelona (28,7%) y Palma de Mallorca (28,7%) son las tres ciudades españolas que han experimentado una mayor subida en 2017, según recogen datos recabados por Fotocasa. El mismo portal ha cifrado la subida del precio del alquiler en un 24% en todo el territorio nacional.

La ciudad más cara para alquilar una habitación es Barcelona, cuyo coste medio se sitúa en torno a los 478 euros mensuales. Madrid ocupa la segunda posición (417) y Alcobendas (346), Palma de Mallorca (345), Bilbao (342) y Hospitalet de Llobregat (314) están entre las ciudades cuyo coste medio por habitación se sitúa por encima de los 300 euros mensuales.

Fernando Encinar, jefe de estudios de Idealista, ha explicado que en el año 2000 alquilar un piso era "misión imposible" por los altos precios y la escasa oferta, con menos del 9% del mercado, mientras que en 2017 Madrid es la tercera ciudad de la Unión Europea (UE) con más viviendas en alquiler y Barcelona es la sexta.

Las autonomías más caras para alquilar un piso han sido Cataluña y Madrid, con un precio medio por metro cuadrado que ronda los 14,4 euros en los dos casos. Junto con ellas se sitúan Baleares (12,5 euros por metro cuadrado) y País Vasco (11,2 euros). Las más baratas, por el contrario, son Extremadura (4,1 euros por metro cuadrado), Castilla-La Mancha (4,7 euros) y La Rioja (5,2 euros por metro cuadrado).


Profesionales cualificados

Pese a que el mercado del alquiler está muy influenciado por la presencia universitaria, los estudiantes no son los únicos demandantes, ni mucho menos, en este nuevo reajuste del mercado.

Cada vez son más profesionales en puestos cualificados, entre 27 y 35 años, los que apuestan por el alquiler de habitación debido a la imposibilidad de pagar un alquiler individualmente o porque implicaría gastar la mayor parte de su renta en él.

Solo los trabajadores con trabajos estables y mayor poder adquisitivo se permiten alquilar un estudio o habitación más grande, que ronda entre los 400 y 700 euros en Madrid.


Derecho a la vivienda

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) ha presentado este miércoles en el Congreso de los Diputados una Proposición de Ley con el apoyo de Unidos Podemos, Compromís, ERC y Bildu para dotar la legislación española de medidas más efectivas que garanticen el derecho a la vivienda.

La iniciativa surge casi cinco años después de que el PP bloqueara en el Congreso la Iniciativa Legislativa Popular por el derecho a la vivienda presentada con el aval de un millón y medio de firmas.

La proposición de Ley de Vivienda recoge las medidas que fueron bloqueadas entonces y añade otras nuevas contra la pobreza energética y para proteger a los arrendatarios frente a los arrendadores.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31