Jueves 09/11/2017.

| España

España

Puigdemont no se da por vencido: anuncia un ‘gobierno paralelo’ desde Bruselas

  • Se ha dirigido a los catalanes en una Carta desde Bélgica, difundida a través de los medios de comunicación
  • Puigdemont se ha servido del marketing político para proclamar un 'gobierno paralelo' y defender su causa
  • El expresidente ha endurecido su discurso contra la Unión Europea al no encontrar apoyos políticos en Bruselas

El cesado presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, continúa con su realidad paralela desde su ‘exilio’ en Bruselas. Este jueves ha anunciado que ya dispone de una “estructura estable” para “coordinar las acciones del Govern” en la distancia, a pesar que quedó totalmente inhabilitado -junto con el resto de consejeros y la Mesa del Parlament- desde que entraron en vigor las medidas del 155.

Cuando se cumplen casi dos semanas desde que Mariano Rajoy anunciase que su Gobierno tomaba las riendas de Cataluña al aplicar el artículo 155 de la Constitución, Puigdemont ha vuelto a dirigirse a los catalanes para autodenominarse como el líder “legítimo” que marcará la “hoja de ruta" hacia la victoria el 21D y la libertad de los "presos políticos". Lo ha hecho en una Carta desde Bélgica, difundida a través de los medios de comunicación.

El Senado dejó sin efecto cualquier orden que pudiese dar el presidente de la Generalitat, su vicepresidente o cualquiera de los consejeros que integraban el Consejo de Gobierno. Las instituciones catalanas desde entonces han prestado sus servicios con total normalidad y ejerciendo las mismas funciones, tal y como se refleja en el artículo 71 del Estatuto autonómico.

No obstante, Puigdemont se ha servido del marketing político para proclamar su gobierno paralelo para defender su causa independentista: “Hoy ponemos en marcha las acciones del Govern para coordinar y denunciar la politización de la justicia española, su falta de imparcialidad, su voluntad de perseguir las ideas". Además, -ha añadido- “nos reafirmamos en la apuesta del pueblo catalán por el derecho a la autodeterminación, por el diálogo y por una solución acordada".

Este comunicado es un nuevo acto de su precampaña electoral, ya que apela a la “desorientación” de los ciudadanos catalanes “ante los ataques desmesurados contra los representantes y las instituciones legítimas catalanas". Y advierte que el "Govern legítimo" cumplirá sus obligaciones.

Contra la Unión Europea

Puigdemont y los otros cinco exconsejeros llevan más de una semana en Bruselas y no han conseguido ningún apoyo político fuera de los nacionalistas flamencos. Por ello, el expresidente ha endurecido su discurso contra las instituciones comunitarias: “La Unión Europea ha tolerado, e incluso amparado de forma vergonzosa, las actuaciones represivas españolas”.

En este sentido, llama al independentismo a “ahuyentar democráticamente de nuestras instituciones a quienes se las han querido hacer suyas con un golpe de Estado”.

Sin embargo, el cesado presidente no ha hecho ninguna mención a que una Cataluña fuera de España y de la Unión Europea abandonaría de facto la OCDE y perdería las ayudas del Banco Central Europeo, motivo principal por el que las entidades financieras más importantes han cambiado sus sedes fiscales desde el pasado 1 de octubre.

"Liberar a los presos políticos”

El otro "elemento central de la hoja de ruta -señala Puigdemont-, es "conseguir la liberación de los presos políticos que tiene secuestrados el Estado español”, refiriéndose al vicepresidente Oriol Junqueras, los siete exconsejeros detenidos y los presidentes de Òminum Cultural y la Asamblea Nacional Catalana.

La Carta desde Bélgica plantea las elecciones del próximo 21 de diciembre en Cataluña como “un reto para recuperar la plena democracia sin presos”.

"Hace falta que denunciemos cada día su situación y que el próximo sábado seamos centenares de miles en la Diada Nacional por la Libertad que se ha convocado en Barcelona", ha terminado Puigdemont su misiva en alusión a la manifestación para pedir la libertad de los dirigentes que se encuentran en prisión por orden de la Audiencia Nacional (ANC).

Amnistía Internacional ha manifestado este miércoles que no se puede denominar como "presos de conciencia" -presos políticos- ni a los líderes de la ANC y Òmnium Cultural ni a los ex miembros del Govern que permanecen en prisión preventiva.

La organización defensora de los derechos humanos ha aclarado que no emplea el término 'preso político' porque no existe una definición a nivel internacional y, por ello, prefiere la expresión "preso de conciencia". En cualquier caso, considera que ninguno de ellos cumple los requisitos para ser denominados como tal. 


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Diciembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31