Lunes 05/06/2017.

| España

En un atentado en Oñati del comando Bellotxa de ETA

España

Pedro Galnares y Antonio López Martínez-Colmenero, asesinados en 1987 en Oñati

  • Por el atentado fueron condenados a 145 años de cárcel los miembros del comando de ETA, entre ellos Bolinaga.
  • En el brutal ataque, cometido con un explosivo detonado a distancia, otros 12 agentes resultaron heridos de diversa gravedad.
  • Pedro Galnares y Antonio López Martínez-Colmenero murieron en un atentado contra la patrulla en la que viajaban

El Cabo Primero de la Guardia Civil Antonio Ángel López Colmenero, era natural de Verín (Orense), tenía 31 años estaba casado y era padre de una hija de 9 años. Su compañero, el guardia Pedro Galnares Barrera era de Potes (Cantabria), tenía solo 26 años y ya estaba casado cuando ETA le arrebató la vida, un fatídico 14 de julio de 1987.

Sus asesinos, miembros de la banda terrorista ETA, fueron tan cobardes como siempre, y atentaron con un artefacto explosivo de 20 kilos de Goma 2 y diez kilos de metralla, que activaron a distancia cuando la patrulla de la Guardia Civil avanzaba por la carretera entre Oñati y Legazpia.  

Los agentes, desconociendo su destino, viajaban en cuatro vehículos Nissan Patrol, y los etarras escondieron la bomba tras unas zarzas en el pretil de piedra de la carretera. La explosión alcanzó de lleno el vehículo en el que iban las dos víctimas mortales, de modo que Antonio y Pedro fallecieron en el acto.

En el atentado otros 12 agentes resultaron heridos de diversa gravedad, siendo los más afectados los dos guardias que viajaban en el mismo Patrol, Andrés Castillejos Martín, de 31 años, natural de Villanueva del Rey (Córdoba), casado y padre de un niño de ocho años, y Antonio Grande Lozano, natural de León, de 32 años, soltero. Ambos sufrieron un choque traumático, fracturas y graves heridas provocadas por la metralla.

Según contó en su día El País, tras el atentado, los dos guardias civiles heridos permanecieron recostados en la hierba, conscientes pero con la mirada errática y sin articular palabra. "Estaban empapados en sangre y parecían aterrorizados", manifestó una joven de la Cruz Roja guipuzcoana que llegó al lugar de la explosión instantes después de producirse.

Los etarras Javier Ugarte, José Luis Erostegi, José Miguel Gaztelu, Xabin Usandizaga y Iosu Uribetxeberria Bolinaga, que formaban en 1987 el comando Bellotxa de ETA, fueron condenados a penas de 145 años de prisión cada uno, por el atentado.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Octubre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31