Lunes 05/11/2018.

| España

Las notas de los políticos, a examen

España

Pablo Iglesias, a la cabeza de los expedientes académicos más brillantes

  • Dos licenciaturas, dos máster con sobresaliente, un doctorado cum laude... El líder de Podemos presenta un expediente brillante.
  • En el Gobierno de Rajoy hay dos doctores y un catedrático. En la oposición, Elena Valenciano o Rosa Díez no tienen estudios universitarios.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • El líder de Podemos es profesor titular de Políticas en la Universidad Complutense de Madrid

Licenciado en Ciencias Políticas con Premio Extraordinario de Licenciatura-fue el mejor expediente de su promoción en 2004, licenciado también en Derecho, con dos máster- uno en Filosofía y Cine obtenido entre Suiza y EEUU con honores, otro en Humanidades por la Carlos III de Madrid, con sobresaliente. Doctor cum laude en Políticas con una tesis sobre desobediencia civil. Becado en Cambridge, Bolonia, México...


El líder de Podemos, Pablo Iglesias, despliega en 23 páginas un curriculum aún más meritorio si tenemos en cuenta su edad, apenas 35 años. Su expediente saca los colores a más de uno de sus adversarios, algunos aupados al poder sin apenas méritos académicos o con una cartilla de notas más que cuestionable. Pocos son los que reconocen haber sido alumnos mediocres, la mayoría se definen “brillantes” cuando se les pregunta por su época de estudiante.

Aunque no hay apenas datos de las calificaciones de Miguel Arias Cañete, sus compañeros sí afirman que fue un buen estudiante. Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid en 1971, tres años más tarde aprobó unas oposiciones para Abogado del Estado, una profesión que compaginó con la de profesor de la Facultad de Derecho en Jerez de la Frontera.

A la candidata socialista Elena Valenciano, en cambio, el curriculum le ha traído algún que otro quebradero de cabeza desde que en 2012 se publicase que la ficha de la Eurocámara, de la que formó parte entre 1999 y 2008, y que le atribuía dos licenciaturas, Derecho y Ciencias Políticas, que en realidad nunca llegó a completar

El cabeza de lista de Ciudadanos se “ríe” de su propio curriculum. Javier Nart, que también se sentará en la Eurocámara reconocía hace tiempo, en una entrevista en Diario Montañés, que durante su época de estudiante “era el emperador del aprobado justo”, ya que siempre rascaba el cinco en su licenciatura de Derecho Político. Nart reconocía sin pudor que lo que más le gustaba era que estudiaba en “el único bar con facultad de España”.


Un Gobierno con dos doctores y un catedrático aunque poca formación  en el extranjero

De sobra conocido es que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, puede presentar un curriculum impecable. “Era un empollón”, han dicho en más de una ocasión sus profesores de los jesuitas de León, donde inició sus estudios. Sólo había una asignatura que se le atragantaba: el dibujo. Ahí no pasaba del cinco o seis. Licenciado en Derecho por la Universidad de Santiago de Compostela con el mejor expediente de su promoción, con apenas 24 años se convirtió en el registrador de la propiedad más joven de España, también como número uno. Dicen que fue su padre, el magistrado Mariano Rajoy Sobredo, quien le preparó personalmente para las oposiciones incluso antes de acabar la carrera.


Su número dos, Soraya Sáenz de Santamaría, también puede presumir de un expediente impoluto plagado de sobresalientes, el mejor de su promoción de Derecho en Valladolid, en 1994. Ella también fue precoz. Con 27 años se convirtió en abogada del Estado, un cargo que ejerció en León. Fue premio extraordinario Fin de Carrera y tiene un máster en Derecho de Telecomunicaciones.


Otro de los que más ha hincado los codos en el Ejecutivo es el ministro de Educación, José Ignacio Wert. Licenciado en Derecho por la Complutense con Premio Extraordinario y doctorado también con la máxima calificación es además diplomado en Sociología Política por el Instituto de Estudios Políticos. Él mismo reconoce haber sido “un empollón de libro” desde sus tiempos en el colegio de los Marianistas del Niño Jesús, aunque impertinente y hablador.


En el Ejecutivo abundan los expedientes “bordados” aunque adolecen de formación en el extranjero. En esto, el único que puede presumir es precisamente el ministro de Exteriores. José Manuel García-Margallo sacó con sobresaliente Derecho y Economía en Deusto, pero además presume de un máster en Harvard. Eso sí, Margallo es de los que hacen honor a eso de que “el saber nunca ocupa lugar”. Leyó su tesis doctoral en la Universidad de Elche en 2003. Tenía sesenta años.


En el Gobierno predominan los licenciados, sobre todo en Derecho y con titulaciones obtenidas en universidades públicas, aunque sólo hay un Catedrático. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que obtuvo la plaza en Economía Pública en la Universidad de Cantabria. Hijo de una familia humilde que se empeñó a fondo para que sus hijos tuviesen estudios, Montoro sacó sin problema su carrera de Ciencias Económicas de la primera promoción de la Universidad Autónoma de Madrid, aunque sí ha reconocido que no era un estudiante empollón ni obsesionado con las matrículas de honor, sino un gran lector. 


Otro que destaca es su colega de Economía, Luis de Guindos. Licenciado en Económicas con premio extraordinario, es técnico comercial y economista del Estado. Eso sí, aquí se quedó con el número dos de promoción.


El curriculum de la actual ministra de Fomento es de lo más variopinto. Aunque esa sea la cartera de Ana Pastor, ella es, en realidad, licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Salamanca y especialista en medicina familiar. Pastor también se aplicó a fondo. Tiene dos máster, uno en Dirección de Empresas y otro en Gestión Hospitalaria.


Otros miembros del Consejo de Ministros, en cambio, se mantienen en un perfil más bajo. Licenciados en Derecho son Gallardón, Morenés y Fátima Báñez y Ana Mato lo es en Políticas y Sociología.


Aunque quien les saca los colores a todos es el presidente del CongreFueso. Jesús Posada, ingeniero de Caminos, cuenta 40 matrículas de honor en su expediente. Ya antes de llegar a la Universidad era un “cerebrito”.  premio extraordinario de Bachillerato.


Los expresidentes de Gobierno no han destacado especialmente por sus méritos académicos. José María Aznar, por ejemplo,  obtuvo un 6'4 de nota final en el PREU, el curso que entonces daba acceso a la Universidad. Como él mismo reconoce en su autobiografía, “En aquella época había dos reválidas, la de cuarto y la de sexto, y un curso difícil, que se llamaba “PREU”. Como arrastraba unos años irregulares, por decirlo de alguna manera, el vaticinio en casa y en el colegio era que no conseguiría superar el “preu” 


Rodríguez Zapatero, por su parte se licenció en Derecho y su primer trabajo fue como profesor ayudante de Derecho Constitucional en la Universidad de León, donde sólo duró unos meses. En su expediente abundan los notables y escasean los sobresalientes.


Una oposición de perfil bajo: Rosa Díez y Cayo Lara no tienen estudios universitarios 

Alfredo Pérez Rubalcaba presume de buen expediente, aunque se desbanca de sus compañeros de dedicación: él es doctorado en Químicas. El aún secretario general de los socialistas se licenció con Premio extraordinario y obtuvo plaza de profesor titular en la Complutense de Madrid, aunque lo que de verdad le apasionaba era el atletismo. El dirigente socialista era un experto velocista que superaba los 100 metros en apenas once segundos. Una lesión, a finales de los setenta, le impidió hacer carrera deportiva y pronto se vinculó con la política. Con 23 años, asumió ya a su primer cargo deresponsabilidad en la política universitaria. En 1988, era nombrado secretario de Estado de Educación.


La líder de UPyD, Rosa Díez, reconoce abiertamente que nunca fue a la universidad, pero sí dice que fue una alumna aplicada. La dirigente de la formación magenta cursó estudios administrativos y obtuvo mediante oposición una plaza de funcionaria administrativa en la Diputación Foral de Vizcaya, en 1973. Tres años más tarde entró en UGT, y después en el PSOE, donde ocupó varias responsabilidades internas.


Tampoco tiene formación universitaria el dirigente de IU, Cayo Lara. Durante la gran parte de su vida su dedicación fue otra, la agricultura. En 1977, fue uno de los promotores del sindicato agrario COAG y durante doce años, alcalde de Argamasilla de Alba (Castilla-La Mancha), antes de pasar a la política autonómica y luego a la nacional, en 2000.


Comentada fue también la escasa formación del que fuera ministro de Fomento y vicesecretario general de los socialistas, José Blanco, quien acredita un título de Secundaria y “estudios” en Derecho. Y también discutida es la del secretario general del PSE, Patxi López. Algunas biografías le han regalado un grado en Ingeniería Industrial que nunca consiguió, porque colgó los libros cuando en 1985 fue elegido líder de las Juventudes Socialistas de Euskadi.


Y en cuanto a los líderes internacionales, el presidente de EEUU, Barack Obama, presume de un graduado cum laude en Derecho en la Universidad de Columbia, donde se especializó en Relaciones Internacionales. Durante más de diez años, ejerció además como profesor de Derecho Constitucional en la Universidad de Chicago.


Por su parte, la canciller alemana Angela Merkel ha tenido que hacer un “máster” acelerado en cuestiones económicas para afrontar el cargo, porque su carrera va por otros derroteros: la Física. Es doctorada por la Academia de Ciencias Berlinesa y también posee un curriculum de mérito, con una Cátedra de Química Teórica y Física en la Universidad de Homboldt de Berlín.


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31