Lunes 05/06/2017.

Para detectar sus virtudes y defectos

Educa

Los niños hacen pruebas en Finlandia desde preescolar

  • Desde preescolar se hacen pruebas para evaluar al alumnado. Los expertos aconsejan utilizar los ingresos de la universidad para invertir más en educación infantil.
  • En Finlandia hay una red sólida de bibliotecas públicas para mantener uno de los pilares de su educación: la lectura.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • Una clase primaria en Finlandia. Finland.

Detectar las dificultades en el aprendizaje desde preescolar. Es la receta que dan expertos en pedagogía y educación, y que se aplica, por ejemplo, en Finlandia. En el país nórdico, los niños se someten a pruebas periódicas desde preescolar. Los alumnos que presenten algunos problemas pasan a clases especializadas con 5 niños por aula y profesores especializados. Es por un tiempo determinado, porque en el momento en el que mejora, pasa a la clase habitual, integrada por 20 alumnos. 

El sistema educativo de Finlandia es referente mundial por su carácter universal y gratuito, por comprender las necesidades de cada niño y estimular sus capacidades y adaptarse a los problemas en el aprendizaje. Así lo constata el periodista Andrés Oppenheimer en su libro 'Basta de historias'.

El modelo se asienta en dos pilares: la excelencia del profesorado y la lectura, cuya afición se sustenta por una gran red de bibliotecas públicas. 

La ley establece que la educación es obligatoria y gratuita para todos los niños desde los 7 hasta los 16 años. El carácter gratuito incluye también  los libros de texto y material escolar, además del almuerzo.

La enseñanza debe impartirse cerca del hogar de cada niño. Los municipios son responsables de organizar y pagar el transporte de los niños que residan a más de cinco kilómetros de la escuela.

El bachillerato está destinado, en principio, a los adolescentes de 16 a 19 años. Pero si un adolescente después de la escuela primaria no desea cursar este enseñanza superior, puede optar por la formación profesional, que se imparte tanto en institutos como en centros de trabajo, donde se acordará un contrato de aprendizaje. La oferta comprende hasta 75 títulos profesionales, que tienen una duración de tres años y otorgan la competencia para continuar estudios superiores.

Una universidad con ingresos propios para financiar la educación infantil 

James Heckman, premio Nobel de economía, piensa que es un error garrafal la falta de financiación en la educación infantil. Argumenta que los problemas en el aprendizaje que no se detectan en este periodo, o en Primaria, acaban saliendo más tarde, lo que merma el rendimiento del alumno y además acaba costando más al sistema. 

Isaac Prilleltensky, decano de la Escuela de Educación de la Universidad de Miami, considera que la educación en preescolar es una oportunidad para adquirir conocimiento: "El cerebro de un niño se duplica en el primer año de vida. Es como una esponja dispuesta a absorber información si hay una estimulación adecuada".

El experto plantea para aumentar la financiación en la educación infantil aprovechar los recursos que aportan las universidades que, desde su punto de vista, deben generar sus recursos en la mayor proporción. Como pasa en Japón o Israel. Incluso en China, un país comunista, pero con una universidad que cuesta a cada alumno unos 2.250 euros. En este país, donde muchos padres trabajan por 50 centavos a la hora, las familias tienen que recurrir a préstamos, a ahorros de por vida o a créditos estatales. No obstante, los estudiantes empiezan a pagar los préstamos dos años después de graduarse. 

El otro modelo lo representan las universidades en Finlandia, donde el Estado aporta la mayor parte de la financiación. El sistema es similar en Suecia y Noruega. Según cuenta la OCDE, el estado financia la formación de los estudiantes o aplica tasas reducidas.  Pero hay que tener en cuenta que en los países nórdicos la presión fiscal es elevado. Por ejemplo, la carga del impuesto de la renta en Dinamarca es 32 puntos superior que en territorio español. 

En Japón, la financiación de la formación universitaria corre a cargo de los estudiantes, pero a diferencia de Estados Unidos, no existe una línea de préstamos públicos. Las tasas cuestan unos 3.500 euros al año, aunque un tercio de los estudiantes recibe becas.



Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Octubre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31