Lunes 05/11/2018.

| Fútbol

Actualmente entrena al Athletic de Bilbao

Fútbol

La historia del "Loco" Bielsa por los banquillos del mundo

  • Marcelo Bielsa comenzó su carrera como entrenador en el Newell's Old Boys argentino.
  • Como seleccionador nacional a entrenado a la Selección Argentina y a la Selección Chilena.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Marcelo Bielsa, de 56 años de edad, es un argentino apasionado del fútbol que no tuvo mucha suerte en su carrera como jugador pero que en los banquillos de los equipos a los que ha entrenado ha triunfado como uno de los entrenadores más grandes de la historia del fútbol. El entrenador de Rosario ha conseguido la gloria entrenando a equipos de la talla de Newell’s Old Boys argentino y Atlas de Guadalajara mexicano y a las Selecciones de Argentina y Chile. Actualmente está haciendo historia para el Athletic de Bilbao de España, su primer club europeo.

Después de estar hasta los 26 años jugando a fútbol, llegando a jugar únicamente tres partidos en la máxima categoría argentina, Marcelo Bielsa decidió poner fin a su carrera como jugador y ponerse manos a la obra para conseguir ser un entrenador de primer nivel. Sus comienzos fueron en la universidad donde estudió Educación Física durante tres años, a partir de entonces comenzó sus estudios para ser entrenador y su andadura en los banquillos de fútbol. Todo comenzó en 1982, cuando se le ofreció empezar a trabajar en las categorías inferiores del Newell’s Old Boys de Rosario.

No tardó en querer demostrar su valía dirigiendo un equipo de fútbol y una noche, en busca de jóvenes promesas de 15 y 16 años se plantó en la casa del conocido Mauricio Pochettino para hablar con sus padres y reclutarlo en las filas de su equipo. También hizo lo mismo con jugadores míticos como Eduardo Berizzo, Gabriel Batistuta o Ricardo Lunari, quienes comenzaron empezaron a despuntar como grandes futbolistas de la mano del “Loco”. Estos jugadores confiesan que el mote de “Loco” de Marcelo Bielsa viene por la manera de entrenar del argentino ya que seguía entrenando cuando el resto de equipos finalizaban sus sesiones.

Bielsa llegó a ganar títulos en todas las categorías y divisiones en las que jugó con los filiales del Newell’s, fruto de una de las técnicas más inverosímiles de Marcelo, quien dividió el mapa de Argentina en 70 partes de cinco apartados cada una con al intención de probar a más de 1.000 jóvenes futbolistas para recoger a los más válidos en su equipo. En tres meses llegó a recorrer 25.000 kilómetros analizando jugadores. Después de todos estos éxitos con los filiales de Rosario, el club ‘rojinegro’ decidió darle la oportunidad a Marcelo de entrenar al primer equipo en el año 1990.

Bielsa aceptó la oportunidad y subió con él a 10 jugadores del filial de entre 19 y 21 años de edad. En sus tres temporadas con el primer equipo del Newell’s Bielsa jugó con un sistema 4-3-3, consiguió alzarse con dos Clausuras argentinas y fue finalista de la Copa Libertadores, torneo en el que perdió en la tanda de penaltis. El partido que le dio uno de los campeonatos de liga ante Rosario Central es el partido que Bielsa recuerda como el más querido y en la celebración de aquel campeonato se escuchó la frase que se convertiría en símbolo del entrenador argentino: “¡Newell’s carajo!”. Después de conseguir estos triunfos en dos temporadas consecutivas, Marcelo vio terminado su ciclo en Argentina y se marchó a México para entrenar al Atlas de Guadalajara.

En México tuvo mucho éxito con el Atlas de Guadalajara, primero, y con el América, segundo, y tuvo la confianza de la Federación de Fútbol de México para recibir una oferta como seleccionador nacional de México que el argentino decidió rechazar. El motivo de su rechazo fue la oportunidad de sentarse en el banquillo del Vélez Sarsfield para entrenar al primer equipo del club. Con el sistema de juego 3-3-1-3, Marcelo consiguió la gloria con Vélez. En su primera temporada con el Vélez, en 1997, Bielsa consiguió terminar cuarto clasificado y la temporada siguiente se hizo con el campeonato Clausura, proclamándose campeón de la liga argentina de fútbol.

Tras el breve paso por España en 1998 al mando del RCD Espanyol, Bielsa aceptó la oferta de la Federación de Fútbol Argentina para entrenar a la Selección Absoluta, por lo que apenas estuvo tres meses entrenando a los ‘periquitos’. Con Argentina hizo una espectacular fase de clasificación para el Mundial de Corea del Sur y Japón 2002, donde acabó cayendo en la fase de grupos.

El batacazo en este Mundial no desinfló los ánimos del “Loco” y en 2004 llegó a la final de la Copa Libertadores, donde volvió a perder, esta vez ante Brasil en la tanda de penaltis después de acabar el tiempo reglamentario con el resultado de 2-2. Estos dos duros golpes consecutivos hicieron muy fuerte a una Selección harta de no obtener premio a su gran juego y en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 por fin Bielsa encontró la luz. El “Loco”, con jugadores como Tévez, Messi, Coloccini o Agüero, consiguió hacerse con la ‘Medalla de Oro’ tras ganar en la final a Paraguay por 1-0.

En 2006 pasó a entrenar a la Selección de Chile, equipo en el que implantó el sistema 3-2-2-3 y con el que se clasificó para el Mundial de Sudáfrica 2010 quedando segunda de su grupo con 33 puntos, uno menos que Brasil. El buen papel del seleccionador de la escuadra chilena en la fase de clasificación para Sudáfrica hizo que Bielsa consiguiera el título de ‘Mejor Entrenador de América’ en 2009. En dicho Mundial, Chile se clasificó segunda de su grupo por detrás de España pero fue eliminada por Brasil en los octavos de final.

En 2011, Marcelo rompió el contrato que tenía con la Asociación Nacional de Fútbol Profesional de Chile y que le unía a la Selección Chilena hasta 2015 y fichó por el club español Athletic de Bilbao. El argentino llegó de la mano de Josu Urrutia, quien ganó las elecciones a la presidencia del club vasco, y desde su nombramiento como entrenador de los ‘leones’ no ha dejado de hacer historia para el Athletic.

En su periplo en esta pasada temporada con el club ‘txurigorri’, Marcelo Bielsa ha conseguido alcanzar dos finales: la final de la Europa League y la final de la Copa del Rey de España. En la primera final, el Athletic perdió por 3-0 ante el Atlético de Madrid después de hacer un gran papel eliminando a equipos de un alto nivel como el Paris Saint-Germain o el Manchester United. La final de la Copa del Rey la jugó ante el Barcelona y Bielsa se vio de nuevo superado perdiendo, también, por 0-3 ante el club ‘azulgrana’.

A pesar de estas dos derrotas en sendas finales, Marcelo Bielsa se ha convertido ya en un icono del Athletic Club de Bilbao, ya que ha conseguido seguir la estela que dejó Joaquín Caparrós y ha aupado al Athletic a uno de los momentos más históricos del club bilbaíno. En Bilbao es donde una nueva frase de Bielsa se ha hecho célebre y es ahora lema ‘txurigorri’: “¡Athletic karajo!”.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario