Viernes 13/09/2019.

| Deportes

Estrategia

Deportes

Del Bosque busca enrabietar a los internacionales acomodados

  • El seleccionador ha provocado esta semana un amago de incendio para picarles el orgullo con esta frase: "Los ojos de los jugadores no son los mismos al haber ganado tanto"
  • Lleva tiempo advirtiendo que no permitirá la relajación, que quiere ser bicampeón del mundo, convoca a Deulofeu como aviso, sigue esperando a Diego Costa y le hubiera gustado tener a Jesé
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

La concentración de la selección española ha empezado con un amago de incendio que le puede venir bien a los jugadores para entrar de lleno en competición. La temporada con los equipos se ha terminado, el Mundial está aquí y a Brasil no se va a pasear la estrella ganada en Sudafrica. Vicente Del Bosque se ha puesto exigente y ha tenido un ataque de sinceridad, en una entrevista a la web de la FIFA, en la que mostró su verdadera preocupación: “Los ojos de los jugadores no son los mismos al haber ganado tanto”. Las declaraciones han provocado sorpresa y revuelo en algunos de los internacionales más veteranos, entre los que se encuentran Iniesta y Fernando Torres, que han reaccionado sacando el orgullo. Lo que pretende el seleccionador es enrabietar a los jugadores, sobre todo a los acomodados, y recuperar la cultura del esfuerzo y la humildad.

Dicen los futbolistas que no han perdido la ilusión. Han reaccionado a las palabras de su jefe. Del Bosque detectó hace tiempo que la máquina de ganar que es España no arrolla como en las anteriores competiciones conquistadas (Eurocopas y Mundial), con lo que tiene que aplicar medidas para reinventar el equipo y remover el estómago de sus internacionales para que se desperecen. La sinceridad del seleccionador le ha llevado a matizar la frase: “También dije que teníamos jugadores con buenas intenciones y lo demostraron en el último partido contra Italia. Pero eso no ha salido”. Da igual. Del Bosque ha conseguido, en los primeros días de la concentración para el Mundial, el efecto deseado. Ha pinchado el orgullo competitivo de los jugadores. No son ajenos los que todavía no se han incorporado al grupo. Los jugadores del Real Madrid y Atlético ya saben que Del Bosque está susceptible y en alerta, que va a combatir la relajación y la falta de apetito competitivo. 
 
Del Bosque tiene el reto de conseguir que España se proclame bicampeona del mundo, algo que solo han logrado dos selecciones: Italia (1934 y 1938) y Brasil (1958 y 1962). Sería la tercera selección que repetiría dos campeonatos del mundo, algo que se considera una hazaña y más jugándose en continente sudamericano, donde no ha ganado un Mundial ninguna selección europea. 
 
La exigencia por ganar este Mundial de Brasil le ha llevado al seleccionador a convocar, en esta última cita de 19 jugadores que se va a enfrentar a Bolivia en Sevilla, al joven Gerard Deulofeu (20 años). No está en la lista de 30 que presentó a la FIFA, con lo que solo podrá ir a Brasil si se lesiona alguno de los preconvocados. Pero está ahí, como aviso a los que se crean que ir a Brasil significa no ir a competir con el mismo afán que si fuera su primer Mundial. Por ello está esperando también a Diego Costa. Y también le hubiera gustado poder contar con Jesé, otro chico que se quiere comer el mundo. La estretegia de enrabietarlos, al estilo Ancelotti, puede funcionar.



Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario