Jueves 16/11/2017.

Tecno

Cuántas posibilidades tienen los hackers rusos de interferir en las elecciones catalanas

En Occidente preocupa -y mucho- la injerencia de Rusia en varios asuntos trascendentales de los últimos años. Los resultados del Brexit o la elección de Donald Trump al frente de la Casa Blanca están salpicados por esta polémica. La cuestión ha alcanzado tal magnitud que hasta Holanda contabilizó a mano los votos de sus últimas elecciones generales. Ahora, los intereses del Kremlin en la crisis de Cataluña han reavivado las sospechas sobre el desenlace de los comicios autonómicos del próximo mes de diciembre.

Es muy complicado, por no decir imposible, que en España los hackers rusos puedan interferir con éxito en el resultado directo de unas elecciones. El procedimiento se realiza de forma manual e incluso los interventores de la Mesa deben presentarse en el Juzgado de Primera Instancia a entregar los resultados. Además, cualquier formación política que participe en el proceso puede solicitar un recuento en caso de detectar alguna irregularidad. No obstante, hay cierta parte de la sociedad española que demanda una digitalización del sistema de votos.

Estados Unidos, Brasil, Bélgica o Venezuela, entre otros países, permiten que sus ciudadanos puedan votar telemáticamente en los comicios para elegir a sus representantes públicos. Sus gobiernos se sirven de sistemas biométricos que identifican inequívocamente a cada votante en base a un rasgo propio, como pueda ser el iris o la huella dactilar. Pero, por ejemplo, una firma de seguridad vietnamita tardó solo tres días en engañar el reconocimiento facial FaceID del nuevo iPhone X, que utiliza esta tecnología.

“Con el voto electrónico se consigue transparencia a nivel técnico y organizativo pero, por desgracia, estamos a años luz de tener un sistema seguro 100 %”, reconoce a teinteresa.esJoaquín Molina, miembro de la Agencia Europea de Seguridad de las Redes y de la Información (ENISA). El experto en ciberseguridad afirma que cualquier fallo en la cadena de custodia o en el registro de los participantes puede provocar que los datos sean inválidos.

Molina menciona el reciente incidente con los certificados digitales que incluyen los DNI expedidos durante una fecha determinada en España. El certificado digital es uno de los métodos que se utilizan para el voto telemático y un estudio de la Universidad Masaryk (República Checa) ha revelado que un hacker con los medios necesarios podría suplantar al titular del documento de identidad.

“Aún somos muy inmaduros en seguridad web, en seguridad de los vehículos autónomos y en cuestiones livianas. Poner el voto de un país en manos de la electrónica, a día de hoy, no da garantías de fiabilidad”, subraya el experto de la ENISA.

“En todas las elecciones hay agujeros”

“Estos sistemas de voto están tardando en llegar”, declara el director de osoigo.com, Eneko Aguirre. Su posición es “totalmente a favor” de realizar cuanto antes el cambio hacia la democracia digital: “La tecnología facilita que el ciudadano se sienta más partícipe en la vida política, aunque todo es mejorable y criticable a su vez”.

Para Aguirre los problemas de seguridad son obstáculos que se pueden solventar con el tiempo. “La primera versión seguro que no será la más óptima, pero en todas las elecciones hay agujeros, como los tiempos en el voto por correo, y la tecnología ya está preparada para ser un elemento más”, subraya.

Osoigo.com nació en las elecciones del 2014 al Parlamento Europeo. “Arrancamos con la incertidumbre de quién éramos nosotros para decirles a los diputados del Congreso que tenían que responder a las preguntas de la gente. Pero enseguida nos quitamos el miedo a ver la buena acogida que tuvo entre ambos”, recuerda su director.

Por ello, Aguirre considera vital “crear confianza” con el ciudadano: “Si Osoigo tiene la capacidad de que la gente confíe en el político a la hora de preguntar un tema personal o comunitario, qué menos que el político de un paso más para crear esta confianza en la tecnología”.

El responsable de la plataforma de participación ciudadana cree que el principal problema en España es quién será el primero en dar el paso: “Nadie quiere asumir este reto. A ciertos partidos les da miedo la inclusión de la tecnología; sin embargo, es como ponerle barreras al campo. No me imagino con una papeleta y mi DNI dentro de 20 años”.

Así, los hackers rusos no podrán interferir en los resultados de las próximas elecciones en Cataluña; salvo que lo hagan en la opinión de los votantes a través de las fake news. Pero el debate del voto electrónico está a la vuelta de la esquina. El Senado de Estados Unidos precisamente ha creado una comisión en la que sopesará si da o no un paso atrás para evitar el fantasma del Kremlin en los venideros procesos electorales. 


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Diciembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31