Martes 26/03/2019.

Tecno

Billage, el software de gestión fintech

Contenido patrocinado 

No es ya ningún secreto que las Fintech, empresas que se dedican a ofrecer soluciones a otras apoyándose en la tecnología financiera, se han convertido en la mejor alternativa para reducir los costes y optimizar los procesos. Por eso llegaron para quedarse y por eso vienen incrementando progresivamente su negocio en los últimos tiempos.

 

La poca agilidad y la rigidez de las grandes entidades financieras no tardó en verse superada por la adaptabilidad y la vocación innovadora en las que se basan los servicios de estas startups. Imaginen, por ejemplo, que una sola aplicación informática fuera capaz de aunar la facturación de su empresa con su CRM y su gestión de proyectos. Y ahora pueden dejar de imaginarlo porque eso es precisamente lo que hace billage, un software de gestión que, además de su mencionada polivalencia, destaca por otros valores añadidos como la sencillez de su interfaz y la intuitiva organización de sus bloques informativos. Por eso hoy queremos hablarles de esta revolucionaria aplicación y de las ventajas que presenta con respecto a otros modelos de gestión. Porque sabemos la mayoría de empresas no pueden permitirse el lujo de malgastar tiempo ni recursos.

 

Ventajas de billage para las pymes

No es casualidad que, desde su creación, billage haya visto aumentada su demanda de manera constante. Y es que cada vez son más las empresas que reparan en las ventajas de digitalizar e integrar sus distintas áreas. Se va pasando del clásico perfil de empresa que factura en hojas de cálculo a otro tipo de compañías que se han ido adaptando a la nuevas herramientas y lo que buscan es la mejor opción disponible en el mercado. Estamos hablando, por tanto, de un cliente mejor informado y, por tanto, más exigente en busca del producto más eficiente y que mejor se adapte a sus necesidades.

 

He aquí una de las claves: conocer de antemano esas necesidades y esos problemas con los que se puede encontrar cualquier pyme durante el desarrollo de su actividad diaria. Sólo así se podrá estar en disposición de aportar las soluciones más eficaces para que distintas áreas como las relativas a la facturación, los presupuestos, la relación con los clientes, los cobros y pagos, la gestión de la tesorería o las ventas puedan ir de la mano.

 

Volviendo a la mencionada actualización tecnológica con la que cada vez más empresas mejoran la gestión de sus datos, cabe destacar el enorme potencialidad de estas nuevas soluciones a la hora de integrarse con campos tan distintos (pero tan dependientes entre sí) como las operaciones bancarias, el correo electrónico o la administración de plataformas de pago y de tiendas online.

 

Una vez en este punto, el aspecto diferencial entre un software de gestión y otro es la sencillez, es decir, que resulte gráfico, intuitivo y fácil de usar. Queda claro que el principal fin es aportar soluciones y facilitar los procesos empresariales. Y precisamente una interfaz simple y adecuadamente diseñada aporta un plus de prestaciones a ese respecto.

 

Y si a todo lo anterior le añadimos el factor ahorro, tenemos el paquete de ventajas completo. Un ahorro, por cierto, más que considerable, puesto que con los nuevos modelos de suscripción cambia por completo el concepto de la adquisición de software. Ya no se compran caras licencias de uso, sino que se alquila mensualmente el software a cambio de unas cuotas más que razonables.


Gestión diaria y operaciones bancarias como conjunto


A ningún empresario le resultará ajeno el problema que ha existido hasta ahora con la conciliación bancaria. La obligación de justificar cada uno de los cobros y los pagos de forma manual, además de dilatar el proceso, lo hace susceptible ante cualquier error humano. Y la cosa empeora si tenemos en cuenta que muchas empresas suelen operar al mismo tiempo con distintas entidades bancarias, lo cual genera una dispersión en las operaciones que obstaculiza el funcionamiento eficiente de sus respectivas tesorerías.

 

Todo esto supone una tremenda limitación a la hora de conocer globalmente lo que está pasando en la empresa, entre lo cual se incluye cualquier acontecimiento bancario como puede ser un movimiento en cuenta o la devolución de un recibo. Aquí es justo donde billage centra sus esfuerzos: en materializar esa unión entre el ámbito bancario y el relacionado con la gestión.

 

Por eso mismo, dentro de poco tiempo, cualquier empresario podrá realizar operaciones bancarias sin salir de billage. Y no nos estamos refiriendo exclusivamente a transferencias o cobros de facturas, sino también a otros servicios como el acceso a productos de financiación. Dentro de este nuevo entorno, el funcionamiento de cada actor es sencillo: el software de gestión actuará como plataforma y los bancos como proveedores de las operaciones financieras, una coordinación para la que ya se están concretando los acuerdos oportunos.

 


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Abril 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
22 23 24 25 26 27 28
29 30