Lunes 05/11/2018.

Cuáles son sus ventajas y desventajas

Educa

¿Qué es la educación diferenciada?

  • En España los colegios diferenciados no reciben ninguna subvención. Los detractores de la educación diferenciada argumentan que perjudica la integración social de chicos y chicas y que mantiene estereotipos sexistas.
  • La presencia del otro sexo en el colegio es un importante factor de dispersión porque les obliga a estar pendientes de parecer bien a sus colegas en lugar de centrarse en su propia personalidad sin complejos ni miedos.

La educación diferenciada, o educación separada por sexos, es un modelo educativo que separa a los alumnos por sexos. En los últimos años, países como Estados Unidos o Reino Unido han expandido este modelo educativo.

¿Escuelas diferenciadas o mixtas? Esta es una pregunta que se están haciendo en los últimos años padres de todo el mundo. Las escuelas mixtas en los años 70 favorecieron la igualdad entre los hombre y las mujeres, sin embargo ahora, en el siglo XXI, se plantea la pregunta de que las escuelas diferenciadas son mejores para la educación de los niños.

En España los colegios diferenciados no reciben ninguna subvención.  Los detractores de la educación diferenciada argumentan que perjudica la integración social de chicos y chicas y que mantiene estereotipos sexistas. Insisten en que se les debe retirar la subvención pública, conforme dicta la ley.

La Confederación de Federaciones de Asociaciones de Padres de Alumnos (Confapa) destaca que no entienden la escuela diferenciada porque académicamente no ayuda a los alumnos a mejorar las notas. Su presidenta, Guadalupe Pinas, explica que este tipo de colegios están basados en un pensamiento sexista y que esta separación por género puede crearle a los niños problemas de convivencia a una edad más adulta. “Creo que este tipo de educación es más ideológica que educativa, ya que normalmente los colegios que la aplican tienen un cierto carácter católico. No existe una manera maravillosa de enseñar que asegure el éxito de los alumnos por lo que no creo que la educación diferenciada pueda aportarles mayor nivel educativo”.

“El factor estructurador de una clase es el sexo”

El profesor de la facultad de educación de la Universidad Internacional de Catalunya y coordinador de la web diferenciada.org, Jaume Camps, tiene un punto de vista muy diferente.  “En una clase el factor estructurador y socializador de esa clase es el sexo. El género es el factor de entorno más potente”, afirma este experto.  Camps señala que en una clase en la que hay niños, niñas, alumnos de diferentes creencias religiosas o extracto social, el factor más fuerte que diferencia a unos y a otros es el sexo. “Es lo que estructura  la clase. Hacer una clase mixta te condiciona y te dificulta una serie de cosas”, apunta.

Las ventajas de la educación diferenciada según este experto son que “cuando el niño entra en un aula diferenciada se da cuenta de que entra en un entorno distinto del que hay fuera de la escuela. Esto es muy importante porque de alguna manera la escuela tiene que superar a lo que se hace en la sociedad. No tiene sentido repetir en la escuela lo que hay en la sociedad. Esto es muy importante porque a veces la sociedad deseduca y este tipo de aspectos no nos interesan para la educación”.

Jaume Camps explica que los niños llevan al colegio cosas que han visto en el entorno familiar, en la tele… “esto supone un problema porque si entran en la escuela y piensan que es lo mismo que hay fuera es muy difícil que la escuela pueda educarlos. Sin embargo, el hecho de que entren en un aula y se encuentren que solo hay un sexo, se crea una atmosfera diferente en la que se pueden potenciar cosas diferentes. Para que un niño aprenda tiene que hacer cosas que no sabe hacer y para ello necesita equivocarse. Entonces es muy importante que el entorno sea muy positivo y que esté protegido de las burlas de los compañeros. Las diferencias de sexos hacen que se formen dos bandos, dos culturas y eso genera dificultades a los chicos y chicas para expresarse con naturalidad. Para hacer cosas que todavía no saben hacer”.

Este experto cuenta su experiencia con niños que han estado en ambos tipos de colegios. “Cuando he hablado con niños que han pasado de la escuela mixta a la diferenciada se han sentido liberados. Estos jóvenes me han comentado que se han encontrado con un entorno facilitador del aprendizaje porque las presiones de género han desaparecido. Pueden ser ellos mismos porque las presiones de sexos han desaparecido y en clase los niños ya no se preocupan por mantener su rol de chicos y las chicas el suyo”, señala Camps.

Los estudios avalan que la educación diferenciada está un poco por encima de la mixta

Este profesor afirma que en 2005 se cogieron todas las investigaciones que había hasta el momento sobre los dos tipos de enseñanza. Se llegó a la conclusión de que en todos los aspectos educativos la educación diferenciada y la mixta estaban igual, aunque la diferenciada estaba en algunos casos algo por encima.

Jaume Camps defiende las escuelas diferenciadas con este gráfico ejemplo: “Cuando en un colegio mixto se hace una obra de teatro los roles están muy marcados. Las niñas, por ejemplo, se van a encargar del vestuario y los niños del montaje del escenario. La diferencia es que en un colegio diferenciado tanto las niñas como los niños harían las dos cosas porque al no haber diferencias de género no hay roles establecidos. En el caso de la escuela mixta se transmite que hay profesiones para mujeres y para hombres, cuando ambos pueden hacer lo mismo”.

La profesora del departamento de Derecho Público del Estado de la Universidad Carlos III de Madrid,  María Calvo Charro,  responde a estas preguntas sobre la educación diferenciada:

¿Cuáles son las ventajas de la educación diferenciada?

Las ventajas son académicas y sociales. Por regla general, las estadísticas demuestran que los colegios que han introducido clases diferenciadas por sexo (EEUU; Alemania; Reino Unido…) experimentan una subida generalizada del nivel académico y de la eficacia docente; especialmente entre alumnos que históricamente han estado en desventaja por motivos de raza, color o religión.

Entre los estudios que  confirman este mayor nivel académico podemos destacar uno muy reciente. Se trata de los resultados de 2013 de los exámenes generales de Secundaria, conocidos como Certificado General de Educación Secundaria (GCSE por sus siglas en inglés)del Reino Unido. 

Allí siete de las diez escuelas públicas inglesas con mejores resultados académicos este año son centros de educación diferenciada.  Cuatro eran colegios de chicos y tres solo de chicas. Este predominio en la red pública (que incluye en Gran Bretaña a centros laicos y religiosos) es aún mayor en la educación privada, donde nueve de los diez centros con mejores resultados académicos eran colegios solo para chicos (dos) o solo para chicas (siete).El documento completo puede verse en www.gseis.ucla.edu/sudikoff.

En un ambiente libre de la distracción que supone la presencia del sexo opuesto se favorece la faceta académica; la tranquilidad en el aula aumenta; la eficacia docente es mayor al tratar con grupos más homogéneos; el desarrollo individual y personal mejora, especialmente en la adolescencia, tienen más tiempo de ser ellos mismos, de llegar a conocerse en profundidad, de configurar su propia personalidad. Lo que les dará autonomía, libertad y equilibrio a la hora de relacionarse con el sexo opuesto. Todo esto favorece un mejor rendimiento académico y más equilibrado y tranquilo desarrollo personal.

La presencia del otro sexo en el colegio es un importante factor de dispersión porque les obliga a estar pendientes de parecer bien a sus colegas en lugar de centrarse en su propia personalidad sin complejos ni miedos.  En aulas diferenciadas, durante los complejos y convulsivos años de la adolescencia, chicos y chicas pueden comprender más fácilmente el papel de su propio sexo. La personalización debe preceder a la socialización. La separación refuerza su autoestima y les permite desarrollar mejor y más libremente sus capacidades. Se distraen menos; se sienten más relajados y seguros. Pierden el miedo al ridículo atreviéndose a intervenir en clase o hacer preguntas. Se liberan de estereotipos, se muestran tal como son y tienen interés por todas las materias, pues en las clases de un único sexo no hay asignaturas “de chicos” y asignaturas “de chicas”, todas son iguales.

¿Cuáles son las desventajas?

La única desventaja que encuentro como madre que lleva a sus hijos a colegios diferenciados es de "intendencia". Me refiero a la complicación de llevar a los niños a un colegio, a las niñas a otro, y si hay bebés ir también a la guardería. Con lo que ello implica de reuniones aquí y allá...Pero las ventajas compensan sin duda esa dificultad. Además, los colegios de educación diferenciada que se han abierto recientemente (por cierto en la Comunidad de Madrid se han triplicado en los últimos cinco años) tienen esto en cuenta y soslayan este problema construyendo un solo colegio pero con un edificio para las niñas y otro para los niños.

En la vida real los niños que han estudiado en colegios de educación diferenciada ¿se adaptan igual a la vida laboral?

Estamos hablando de educación diferenciada, NO de "vida diferenciada".

Los niños y niñas de colegios diferenciados se adaptan perfectamente a la vida mixta laboral, sin estridencias, sin rarezas, sin traumas ocultos. Son personas equilibradas. Incluso, como demuestran los datos, son más líderes y autónomos.

Algunos datos de esta realidad son los siguientes: las mujeres norteamericanas que han llegado a lo más alto, a romper lo que allí llaman “el techo de mármol”, han estudiado en colegios solo para mujeres. Nancy Pelosi (la primera mujer portavoz de la Casa Blanca), Sally Ride (primera mujer que viajó al espacio), Madeleine Albright (primera mujer Secretaria de Estado), Condoleezza Rice (primera mujer responsable de la Seguridad Nacional y luego también Secretaria de Estado), Drew Gilpin Faust (única mujer Presidente de Harvard), Christine Todd Whitman (primera mujer gobernadora de un Estado),Hillary Clinton (actual Secretaria de Estado), todas ellas tienen en común haber estudiado en un colegio single-sex. Y podría pensarse que han llegado tan arriba por estudiar en un colegio privado, pero sólo el 7% de los colegios privados norteamericanos son diferenciados por sexos, lo cual indica que los colegios sólo para mujeres potencian el liderazgo femenino. Esas mujeres no han salido del 93% de los colegios privados mixtos, sino del 7% de los que son sólo para chicas.

De 110 congresistas mujeres que hay actualmente en EEUU, el 70% de ellas fueron a colegios solo de niñas en un momento histórico en el que eran escasísimos…

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Diciembre 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31