Lunes 05/11/2018.

EVA BACH, EXPERTA EN PEDAGOGÍA

Educa

Un decálogo para que los padres ayuden a la escuela en la formación de sus hijos

  • Profesores y familias deben tener claro el papel de cada figura en la educación de los niños y jóvenes y respetar las normas de cada espacio.
  • Los progenitores deben procurar un contagio positivo a sus hijos sobre sus maestros y hacerles responsables sin intervenir en esta relación.
  • Eva Bach (izquierda) y Leo Farache, en la jornada Gestionando Hijos.

La implicación de los padres es uno de los cinco factores que más influyen en el rendimiento académico de sus hijos desde Infantil hasta Secundaria, según las conclusiones de un reciente estudio del Consejo Escolar del Estado.

Los expertos coinciden en que la actitud de los progenitores hacia el papel de la escuela, de los maestros y de la importancia de la educación escolar influye de forma importante en el comportamiento de sus hijos.

Éste fue uno de los temas abordados en la jornada Gestionando hijos. Saber más para educar mejor, organizada en Madrid por la empresa Educar es Todo, una firma que tiene por objetivo mejorar la sociedad educativa a través de propuestas, acciones, productos y servicios que favorezcan la participación activa e inteligente de las empresas y medios de comunicación en temas vinculados a la educación.

En este evento, la psicóloga clínica María Jesús Álava, analizó la sobreprotección de los hijos, habló de los incovenientes que estos comportamientos tienen sobre la evolución y desarrollo de los niños y dio una serie de recomendaciones para evitarlos.

Por su parte, la investigadora canadiense sobre educación infantil Catherine L'Ecuyer, abordó en su conferencia el tema de su último best seller, Educar en el asombro, como clave del deseo por el conocimiento de los niños, la curiosidad por descubrir el mundo y la motivación por el aprendizaje.

Eva Bach fue la ponente encargada de abordar el tema de las relaciones entre escuela, profesores y padres. Licenciada en Ciencias de la Educación por la Universidad de Barcelona, es maestra, formadora de formadores y escritora, especialista en desarrollo personal, inteligencia emocional, comunicación y relaciones interpersonales.

Actualmente se dedica a la formación permanente de profesorado, padres y adultos e imparte algunos cursos para empresas. Es profesora en varios posgrados universitarios y asesora pedagógica en diversas instituciones y organismos públicos y privados.

Eva Bach recomendó en su exposición diez reglas de oro que los padres deben seguir para remar en la misma dirección de los docentes de sus hijos y contribuir al éxito escolar de éstos:

Diez consejos sobre la actitud de los padres con los profesores

1. La primera condición sine qua non para que los padres puedan contribuir a buen desarrollo de sus hijos en el colegio es depositar la confianza en sus profesores. Es el punto de partida para que no fallen las relaciones entre docentes y familia.

2. Debe haber también una sintonía en las motivaciones, sentimientos, objetivos y valores de ambos colectivos, profesores y padres. Si no pueden ser coincidentes completamente, al menos similares o compatibles.

3. Ambos deben tener claras las funciones de cada figura en la educación de los hijos. No padres no deben entrar a decir a los docentes cómo tienen que hacer su trabajo. Y de igual manera al revés, los profesores no han de decir a los padres cómo lo tienen que hacer.

4. En el mismo sentido, hay que respetar cada espacio. Todos deben enseñar a los niños que en colegio hay unas normas propias de la escuela, que son las que hay que seguir en ese ámbito. Con la familia, hay otras normas propias que deben ser las que primen en casa.

5. La comunicación entre profesores y padres debe estar caracterizada por la asertividad. Esto es, ha de ser afectuosa.

6. Los profesores menos brillantes también educan. Aunque a los padres puedan no gustarles a veces los docentes a nivel personal, deben confiar en que harán bien su trabajo y transmitirlo así a sus hijos, no dejando ver sus posibles diferencias. Como decía Paulo Coellho, "hasta un reloj estropeado acierta la hora dos veces al día", ejemplificó Eva Bach.

7. Hay que responsabilizar a los hijos. Hay que infundirles la idea de que es su responsabilidad llevarse bien con sus profesores. No enfrentarles, ni intervenir en sus relaciones a no ser que se esté dando un problema grave que afecte a los derechos esenciales.

8. Hay que procurar que se produzca un contagio emocional positivo de los padres a los hijos acerca de sus maestros. Destacarles los aspectos positivos de éstos con frases como "Tu nuevo profesor me gusta", "Me gusta de tu nuevo maestro que es…".

9. Los padres deben ser buenos aliados de los profesores. No de sus hijos en contra de sus docentes, sino de éstos en favor de sus hijos.

10. También es labor de los padres contribuir a restablecer el prestigio social de la profesión docente. Es la única profesión del mundo que ayuda a desarrollar y mejorar todas las demás.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Febrero 2020
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29