Viernes 24/11/2017.

| Tribunales

Tribunales

Un presunto pirómano se enfrenta a 32 años de cárcel por incendiar coches, pajares y casas vacías en 2006

También deberá hacer frente a la acusación de tres robos de escasa cuantía

La Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Madrid celebrará este lunes, a partir de las 10.15 horas, el juicio contra José D.R., acusado de ser el autor material de 15 incendios en 2006 al prender fuego a coches, pajares y viviendas vacías en el municipio madrileño de El Berrueco.

Según se desprende del escrito de acusación, los incendios fueron cometidos "con propósito destructivo" en bienes muebles e inmuebles de El Berrueco. También se sentará en el banquillo de los acusados por tres robos de escasa cuantía en otros tantos pajares de dicha localidad y por haber rociado con spray de pintura negra la carrocería de un turismo.

El representante del Ministerio Público reclama, además, en concepto de responsabilidad civil, importantes cantidades de dinero para las personas afectadas, incluido el ayuntamiento de El Berrueco, y que oscilan entre los 141.266 euros y los 604 euros.

José D.R. retomó su actividad delictiva, puesto que ya contaba con antecedentes penales, el 28 de octubre de 2005 provocando un incendio en un restaurante propiedad del Ayuntamiento de El Berrueco cuyos daños fueron tasados en 108.205 euros.

Ya durante los tres primeros meses de 2006 quemó indistintamente coches, pajares o viviendas deshabitadas. Entre los hechos que se le imputan en aquella época figura también el robo de un antiguo banco de madera de escaso valor que se hallaba en el interior de un pajar que no llegó a quemar.

Su actividad de pirómano le llevó el 23 de marzo de 2006 a prender fuego a un edificio destinado a pajar en el que la extensión de las llamas provocó que tuvieran que desalojar una vivienda adyacente en la que en aquel momento se encontraban en su interior dos personas de avanzada edad. Los daños causados en dicho incendio alcanzaron los 141.626,78 euros.

El 25 de marzo de 2006 el acusado fue sorprendido por agentes de la Guardia Civil tras haber provocado un incendio de otro pajar. Domínguez huyó y se refugió en su casa donde tras permanecer varias horas encerrado decidió entregarse voluntariamente.

El titular del Juzgado de Instrucción nº 1 de Torrelaguna le puso en libertad pero como medida cautelar le prohibió acercarse a menos de un kilómetro de El Berrueco mientras se tramitaba el procedimiento. Sin embargo, Domínguez retomó su actividad delictiva cuatro meses más tarde provocando otros cinco incendios más.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Diciembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31