Lunes 16/09/2019.

| Tribunales

Tribunales

Un hombre se enfrenta a 15 años de prisión acusado de matar a su pareja con un bate de béisbol y a puñaladas en Valencia

Un hombre se enfrenta a una pena de 15 años de prisión acusado del asesinato, en septiembre de 2015 en un piso de la ciudad de València, de su pareja sentimental, con la que mantenía desde un año antes una relación sin convivencia, tras golpearla por detrás y en la cabeza con un bate de béisbol y asestarle después siete puñaladas en la espalda. El acusado ha reconocido ser autor de los hechos en el juicio, en la Ciudad de la Justicia de València, aunque ha dicho que no recordaba bien lo sucedido y se ha mostrado "muy arrepentido".

La Fiscalía estima que los hechos son constitutivos de un asesinato, por lo que pide para el procesado 15 años por un crimen que considera que se llevó a cabo "por motivos de género, por ser mujer" la fallecida, por lo que reclama agravante por este motivo.El ministerio público reclama además una indemnización para las dos hijas de la fallecida, en trámites de separación de su anterior pareja cuando murió, de 90.000 euros a cada una.

Durante el interrogatorio, el acusado ha expresado en varias ocasiones su arrepentimiento por lo sucedido y ha pedido perdón a la familia de la víctima, además de indicar que no recordaba bien lo que pasó y decir que quería "muchísimo" a su pareja. "De verdad, estoy muy arrepentido de todo lo que ha pasado. No me acuerdo bien de lo que pasó. Yo estaba enfermo. Me quería quitar la vida. Yo me encontraba muy mal. Lo siento muchísimo, de verdad. No sé por qué pasó", ha dicho al concluir.

Este hombre, como han señalado tanto él como su defensa y como recoge la calificación de la Fiscalía, padece desde hace años problemas psiquiátricos por los que ha recibido tratamiento y por los que se medicaba en el momento del crimen -ha negado consumir drogas--.

El ministerio público recoge en su escrito que el 15 de septiembre de 2015, un día antes de la muerte de su pareja, se le realizó "el último control psiquiátrico, en el que se replanteó la existencia de un trastorno bipolar, dada la sintomatología", y que "con anterioridad había presentado alguna crisis maniaca".

Así, él mismo, también separado y padre de dos hijos, ha detallado que en 1988 se le eximió del servicio militar por sus problemas psiquiátricos y que a lo largo de su vida ha padecido episodios maniacodepresivos y depresiones, que ha tenido varios intentos de suicido -uno durante su relación con la fallecida-- y que ha estado de baja laboral por estos motivos.

"NO HAY DATOS SUFICIENTES"

No obstante, la Fiscalía afirma en su calificación que en el momento de los hechos no aprecia "ninguna circunstancia psiquiátrica" que "haya influido en su capacidad de entender y de dirigirse conforme a dicho conocimiento". En este sentido, su representante ha indicado que los informes forenses y los médicos señalan que "no hay datos suficientes que digan que actuó por su trastorno mental".

Como únicas atenuantes, el ministerio público plantea en su escrito de acusación "dilaciones indebidas" que el proceso ha sufrido y "la reparación parcial del daño" por parte del acusado, que "ha vendido sus bienes", un piso que compartía con su hermana y algunas plazas de garaje que le dio su madre, y cede parte de la pensión que recibe por incapacidad, como se ha expuesto en el juicio y ha confirmado él mismo.

Los hechos sucedieron el 16 de septiembre de 2015 en su domicilio de València, al que su pareja había llegado sobre las 10.00 horas tras haber quedado para comer. La víctima, según el fiscal, había cogido el día libre en el trabajo para cuidar del acusado, ya que desde el inicio de la relación ella había asumido su cuidado tanto físico como psicológico.

Asimismo, el relato fiscal detalla que ese día, entre las 10.00 y las 14.00 horas, la pareja entabló una discusión por un cargo bancario que se había hecho en la cuenta del acusado -unos 15 ó 16 euros por un pago de telefonía.

Durante la vista el acusado, que ha detallado que conoció a su pareja a través de una red social, ha dicho que ese cargo le obsesionó pero ha negado que responsabilizara a la víctima de él. Ha dicho que su relación con ella era "perfecta", que se querían "muchísimo", que ella lo cuidaba "muchísimo" y que no tenían discusiones por cuestiones económicas.

La Fiscalía añade que cuando la fallecida se dirigía a la cocina, con comida y un plato en sus manos, el acusado cogió un bate de béisbol que tenía en su dormitorio y golpeó a la mujer en la cabeza por detrás, sin que esta tuviera posibilidades de defensa.

Además, el ministerio público sostiene que al caer al suelo desplomada y una vez inconsciente, el hombre la apuñaló siete veces con un cuchillo de cocina en la espalda, que trató de limpiar con lejía y se autolesionó en la cabeza con un arma del mismo tipo y consumió medicamentos. El acusado y su defensa han destacado que esto le hizo estar varios días en coma y una temporada hospitalizado.

"UN CHICO NORMAL Y CORRIENTE"

En el juicio han declarado también dos cuñados de la víctima, los maridos de sus hermanas, una de ellas, su "mejor amiga" y el hombre del que se estaba separando y padre de sus hijas. Los dos primeros han dicho conocerlo tras haber coincidido con él y con su familiar algunas veces y han apuntado tanto que desconocían los problemas psiquiátricos del acusado, al que uno ha definido como "un chico normal y corriente".

La amiga de la víctima ha apuntado que dos noches antes del asesinato estaba con la víctima y sabe que tuvo con su pareja una "especie de discusión o diferencia" porque "había desaparecido de su cuenta algo insignificante, 16 euros". La hermana de la fallecida ha aseverado que hablaba "muy bien" del acusado, al que se ha referido también como "un chico normal" aunque ha apuntado que este "la controlaba llamándola mucho".

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Septiembre 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30