Jueves 22/02/2018.

| Tribunales

Tribunales

El directivo de Bankia que no usó la 'black' se desvincula de la salida a Bolsa porque llegó a la entidad 12 días antes

Francisco Verdú Pons dice que no tenía competencia en el área de cuentas y que éstas contaron con el visto bueno del auditor

Francisco Verdú Pons, exconsejero de Bankia y uno de los 32 administradores de la entidad investigados por su salida a Bolsa en 2011, ha rechazado cualquier tipo de responsabilidad en la elaboración de los estados financieros de ese año, dado que no estaba entre sus competencias, y ha especificado que fue nombrado apenas 12 días después de la aprobación de las cuentas.

En su escrito de defensa remitido al Juzgado Central de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional, el banquero expone que no existe "vestigio alguno de criminalidad" en cuanto a la presunta falsedad de la información contenida en el folleto de debut bursátil que se ratificó apenas dos semanas después de la aprobación de los estados financieros en el consejo de administración celebrado el 28 de junio de 2011.

Por estos hechos la Fiscalía Anticorrupción le imputa los delitos de falsedad contable y estafa a inversores y pide para él dos años y siete meses de prisión, si bien el banquero alega que no se le puede acusar de estos hechos porque entre sus competencias como consejero delegado no estaba lo relativo a materia contable. "Resulta absolutamente imposible tener el menor conocimiento de presunta irregularidad", añade.

Además expone que en esas fechas apenas llevaba dos semanas en Bankia, periodo de tiempo en el que verificó que las cuentas tenían el visto bueno del auditor, que el folleto de la salida a Bolsa había sido aprobado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y que existían informes favorables del Banco de España. Añade igualmente que él nunca formó parte del consejo de administración de la entidad.

El escrito dirigido a Fernando Andreu, magistrado instructor de la causa, también se hace eco de la autorización del supervisor en diciembre de 2010 para la integración de las cajas que formaron el SIP (Sistema de Protección de Protección) de Bankia así como para provisionar sus deterioros contra las reservas.

DE ACUSADO A VÍCTIMA

Su defensa añade que incluso sería una de las víctimas del presunto fraude, ya que dejó su puesto "en una de las bancas más solventes existentes" (Banca March) "para llevar profesionalidad y eficiencia" a Bankia, cobrando menos por ello y tras haber elaborado un plan estratégico de eficiencia "que mereció los elogios del Banco de España". Al hilo recuerda que nunca utilizó su tarjeta black --causa juzgada que surgió de la instrucción de este procedimiento-- al entender que era una mala praxis bancaria.

El juez Andreu procesó en mayo a un total de 32 personas físicas y dos jurídicas por la inclusión en el folleto informativo de la salida a Bolsa de datos falsos y porque los los estados financieros de BFA a 31 de diciembre de 2010 y a 31 de diciembre de 2011, así como las cuentas anuales de Bankia de 2011, no reflejaban la imagen fiel de la situación económica de la entidad.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Febrero 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28