Lunes 18/12/2017.

| Tribunales

Tribunales

El acusado de matar de 82 puñaladas a su exnovia creyó que le detenían por drogas

El acusado de asesinar de 82 puñaladas a su expareja el pasado año en Brunete ha declarado hoy que no recuerda nada del crimen, solo que ese día consumió droga y tomó café con la víctima en su casa y que, tras dormirse, notó que la policía le esposaba y él creyó que era por tráfico de drogas.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

El acusado de asesinar de 82 puñaladas a su expareja el pasado año en Brunete ha declarado hoy que no recuerda nada del crimen, solo que ese día consumió droga y tomó café con la víctima en su casa y que, tras dormirse, notó que la policía le esposaba y él creyó que era por tráfico de drogas.

En el segundo día del juicio con jurado popular a Sergio G.M., en la Audiencia Provincial de Madrid, el procesado ha destacado que quería "mucho" a la víctima, Ivana S.F., que nunca habían dejado la relación que tenían desde diciembre 2008 y que el día del suceso, el 21 de enero de 2010, no la "agredió" ni la hizo "nada".

Sergio, que se enfrenta a 20 años de prisión de acuerdo con la petición del fiscal, ha reconocido que en esos días estaba "hundido" porque había descubierto en el móvil de Ivana mensajes de otro hombre y por ello espió las inmediaciones de su piso la noche anterior del crimen.

La mañana de los hechos "ella quería hacer el amor, estaba muy cariñosa por la droga -'consumía más que yo'-, no quise y se enfadó un poco, le dio como un arrebato y llamó al otro chico diciéndole que yo era un mierda", ha recordado Sergio, de 32 años.

"Me entristecí, como si estuviera arruinado, quería suicidarme en ese momento", según el acusado, que inmediatamente después, según él, se quedó dormido en el sofá hasta que llegó la Policía y le arrojó al suelo boca abajo para esposarle.

Sergio ha relatado que cuando fue detenido la vivienda de Ivana "estaba bien, no había sangre ni cuchillos"; "creo que ella estaba en el suelo pero no había sangre", ha insistido.

Se ha definido como una persona "transigente", consumidor habitual de droga, y que ha trabajado conduciendo una grúa.

Ha resaltado sus intentos de suicidio en varias ocasiones -una de ellas comiendo bombillas- y que, aunque ha sido condenado varias veces por malos tratos y quebrantamiento de órdenes de alejamiento hacia su exesposa, con la que tuvo mellizos, fue porque ella le denunciaba "hasta por aparcar en un paso de peatones".

El presunto agresor y la víctima, ambos españoles, se conocieron en el Hospital Psiquiátrico de Puerta de Hierro (Majadahonda) porque ella padecía pérdidas de memoria, según han declarado los padres de Ivana, que también han señalado que años antes estuvo ingresada por consumo de drogas.

Su hija murió un jueves, y el domingo anterior el acusado llamó a los padres preguntando dónde estaba Ivana porque no la veía en casa aunque su coche estaba en el garaje, y el lunes ellos mismos fueron a denunciar que el acusado presuntamente había echado sal a la gasolina de ese vehículo, ha recordado el padre.

Ivana "no tenía malicia" y creía que Sergio no había sido, aunque les dijo que ya había dejado su relación con él; "sospecho que lo del coche fue una llamada de atención del acusado", ha añadido el padre de Ivana, que tenía 36 años y deja dos hijas menores de un matrimonio anterior.

En la vista también ha testificado un vecino que ha dicho que el día de la tragedia oyó "unos terribles gritos de auxilio" de forma "constante" y llamó a la Guardia Civil, que se presentó enseguida.

"No puedo olvidar nunca los gritos de socorro de esa mujer", ha concluido el vecino.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31