Miércoles 20/02/2019.

| Tribunales

Tribunales

Permitir el amarre del 'Piolín' en Palamós hubiera "hipotecado" el mercado de cruceros, según Rull

Califica de "pacífica y cívica" con "excepciones " la concentración del 20-S y dice que la DUI fue una "declaración política"

El exconsejero de Territorio y Sostenibilidad de Cataluña, Josep Rull, ha afirmado este miércoles durante su declaración como acusado en el juicio del 'procés' en el Tribunal Supremo que hubiera sido "irresponsable" permitir el atraque en Palamós (Gerona) del ferry que transportaba a policías para la seguridad del 1-O porque ello hubiera "hipotecado de forma severísima" la actividad de cruceros, que son "la joya de la corona" de la actividad económica portuaria. Ha dicho también que no obviaron los mecanismos formales para solicitar el amarre y que cuando se rechazó se desconocía que alojara a policías.

La cuestión del atraque de este barco -que se popularizó como 'Piolín' por ir decorado con figuras de este dibujo animado- ha ocupado buena parte del interrogatorio al que Rull ha sido sometido por la fiscal Consuelo Madrigal. El barco, donde se alojaban los agentes destinados a la seguridad de la jornada del 1 de octubre de 2017, tuvo que amarrar finalmente en el Puerto de Barcelona.

Rull ha negado que el rechazo al amarre del barco en Palamós fuera consecuencia de una orden suya, ya que no fue preguntado expresamnte por las autoridades portuarias competentes. Ha explicado que no se rechazó porque el consignatario no usó la aplicación correspondiente sino que se limitó a ponerse en contacto con el puerto para pedir amarre por 20 días para hacer reparaciones en camarotes.

Esta posibilidad se rechazó, según Rull, porque en Palamós únicamente hay dos muelles, uno muy pequeño para la eslora del ferry y otro destinado al descargue de mercancías y en el que también atracan los cruceros, a los que ha calificado de "joya de la corona" porque ha costado mucho introducir el puerto como "fiable" en este tipo de circuitos comerciales.

Ha añadido que además no se informó hasta última hora de la tarde de ese día de que dentro del ferry iban agentes de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. A todo ello, según Rull, responde un mensaje en la red social Twitter que el exconsejero publicó al día siguiente -"en efecto, no les hemos dejado atracar"- sobre el que la fiscal Madrigal le ha preguntado en respuesta a una noticia sobre lo ocurrido en el diario La Razón.

Rull también ha explicado el calificativo "testosterónico" que utilizó en otro 'tuit', referido al ejercicio que hacían en el puerto de Barcelona los policías que se alojaban en el 'Piolín', y cuya situación en el barco ha calificado de "no adecuada" por el "hacinamiento" que tuvieron que sufrir en un buque cuyo uso está previsto para pasar sólo una o dos noches.

Como necesitaban hacer ejercicio se les conminó a apartarse a un extremo del puerto y los agentes hicieron caso omiso, lo que tuvo como consecuencia, según su versión, que 191 vehículos que tenían que cargarse en un buque para exportarse al Eslovenia se quedaran en tierra, ha explicado el exconsejero.

"SHAME" FRENTE A PROTESTAS PACÍFICAS

Tras recriminar a la fiscal que en su escrito aparezca su ciudad natal como Tarrasa en vez Terrassa (término que se utiliza desde 1979) Rull ha manifestado que no estuvo presente en la concentración frente a la Consejería de Economía del 20 de septiembre de 2017 por el trabajo que tenía en dicha jornada en su departamento.

En todo caso la ha calificado de "pacífica y cívica y con expresiones culturales" pese a las "excepciones puntuales" como fueron los desperfectos en coches policiales.

En cuanto al 1-O, en otro momento de su declaración Rull ha admitido la presencia de "observadores" que "quedaron escandalizados por el nivel de violencia" de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, cuyos "mejores testigos" fueron los medios de comunicación extranjeros. Ha desatacado que utilizaron recurrentemente el término 'shame' (vergueza) en sus titulares para narrar lo ocurrido.

Hasta en tres ocasiones el interrogado ha rechazado la utilización de "escraches" como método de protesta por considerarlos inaceptables, si bien ha dicho no conocer -con excepción del ocurrido en Reus (Tarragona) frente a un hotel ocupado por Guardias Civiles- los que tuvieron lugar en varios municipios ante alojamiento de agentes de seguridad de Estado.

"Dije que estaban mal, pero también los de los policías con sus porras detrás de la gente, y lo denuncio siempre porque mi compromiso con la política es pacífico y pacifista", ha dicho.

En este punto, también ha manifestado el exmandatario catalán que no tuvo "miedo" por los ciudadanos de cara a su participación en el referéndum porque "jamás" hubiese imaginado que las fuerzas de seguridad del Estado pudieran utilizar la violencia frente a "abuelos y abuelas con una dignidad extraordinaria". "Habíamos tenido el precedente del 9-N, donde no estuvieron la fuerzas de seguridad del Estado, y no hubo ningún problema", ha añadido.

Finalmente, Rull ha admitido que votó la Declaración Unilateral de Independencia (DUI) del 27 de septiembre de 2017, que ha calificado al igual que los acusados que le han precedido en días anteriores de "declaración política consecuencia del mandato democrático".

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Marzo 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
25 26 27 28 29 30 31