Miércoles 01/11/2017.

| Tribunales

Tribunales

Ignacio González permanece en un calabozo individual de seis metros cuadrados y videovigilado

Los detenidos en la operación Lezo contra la corrupción en el Canal de Isabel II, entre ellos el expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González, esperan su traslado ante el juez en la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid en calabozos individuales, videovigilados, sin tele ni móvil.

En total son siete los arrestados por la Guardia Civil que permanecen desde el miércolesen la Comandancia de Tres Cantos, si bien fueron doce las órdenes de detención que emitió el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco en la denominada operación Lezo, según fuentes de la investigación.

Fuentes jurídicas han detallado que está previsto que cuatro de los detenidos pasen a disposición del juez previsiblemente en la tarde de este jueves y que el resto, entre ellos González, lo haga el viernes.

Tanto el expresidente madrileño como los otros seis custodiados en la Comandancia madrileña disfrutan desde anoche del mismo trato que todos los arrestados que permanecen en estas dependencias: en calabozos videovigilados de unos seis metros cuadrados con cama en los que se les ofrece desayuno, comida y cena.

No tienen televisión, ni radio, ni reloj, ni teléfono para comunicarse con el exterior, aunque son atendidos por agentes que vigilan su estado y les ofrecen comida, bebida y les facilitan ir al aseo.

En la Comandancia de Madrid hay sitio para veinte detenidos, en su mayoría en calabozos individuales, que son en los que han estado los siete arrestados en la operación Lezo trasladados allí.

Estas habitaciones están pintadas de blanco y no tienen ventanas ni tampoco ningún elemento que permita que los arrestados se lesionen, como esquinas en punta.

El expresidente regional fue trasladado a la Comandancia de Tres Cantos después de la una de la madrugada, una vez que abandonó, custodiado por agentes de la UCO, su despacho profesional de la madrileña calle Alcalá. Antes estuvo presente en el registro de su vivienda.

El abogado de Ignacio González se ha separado muy pocas horas de su cliente, pues el miércoles estuvo hasta última hora de la noche en Tres Cantos, después de haberle acompañado durante los registros que sumaron 15 horas en su casa, en una urbanización de Aravaca y en el despacho de la calle Alcalá que abrió cuando dejó de ser presidente del Gobierno madrileño.

A primera hora de esta mañana, el letrado volvía a Tres Cantos. Según la normativa, el abogado sólo puede estar presente minutos antes de la declaración de su cliente, durante la misma o en los registros efectuados, como ocurrió en el caso de ayer, donde se le pudo ver entrar y salir de la vivienda.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Diciembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31