Martes 21/11/2017.

| Tribunales

Tribunales

El letrado de Benjumea defiende el cobro de 11 millones de indemnización: "Él no redactó el contrato"

Las acusaciones concluyen que la excúpula era consciente de la "debacle financiera" en Abengoa y por eso cesaron

El letrado del expresidente de Abengoa Felipe Benjumea ha expuesto este martes en el juicio que acoge la Audiencia Nacional por las indemnizaciones millonarias que percibió la entonces cúpula de la compañía que el alto directivo ni abusó de sus facultades ni ocasionó perjuicio a la multinacional con el cobro de 11,5 millones de euros a su salida porque así se estipulaba su contrato, redactado por terceros.

"En el caso de Benjumea los 11 millones se lo otorgaron. Él no votó el contrato en absoluto; no solo no intervino sino que ni siquiera fue consultado. Fue cesado y decidieron que se le otorgara", ha explicado su letrado Ignacio Ayala en la exposición de informes finales de esta vista oral.

La defensa se ha referido así al cobro de una indemnización de 11,5 millones de euros que percibió tras abandonar el 23 de septiembre de 2015 la presidencia de la compañía --que venía ejerciendo desde 1991-- por imperativo de las entidades bancarias que iban a participar en la ampliación de capital de 650 millones de euros y que condicionaron la operación a su salida de la empresa. "Su marcha no fue voluntaria", ha confirmado el letrado.

Benjumea, que se enfrenta a una petición de la Fiscalía de cinco años de cárcel por delito de administración desleal, no intervino ni en la redacción de los nuevos contratos de alta dirección de la compañía en febrero de 2015 ni en la reunión del Consejo de Administración que acordó su cese como presidente después de que este presentara su renuncia en calidad de consejero, según su representación procesal que ha dicho que los acuerdos sociales no pueden ser perjudiciales para la sociedad "en la medida que los asume y los acepta como propios".

Ayala ha pedido que no se confunda la educación de su cliente con el derecho a percibir los 11,5 millones que finalmente se embolsó a su salida, siete de los cuáles percibió como bonificación por permanencia argumentando que su renuncia fue impuesta. El Ministerio Público, por contra, mantiene que simuló que el cambio de gobierno corporativo era una condición exigida por los bancos para abandonar su cargo voluntariamente y percibir así dichas cuantías.

"NO HABÍA TUTÍA"

El letrado ha denunciado que el fiscal "edulcoró" este punto en su escrito de acusación pero en realidad Banco Santander y HSBC forzaron su salida para sacar adelante la operación y ha insistido en que su gestión en Abengoa no supuso un perjuicio para el patrimonio de la misma. "Aquí no había tutía, o lo tomas o lo dejas", ha expuesto el letrado en esta penúltima sesión de juicio.

También ha arremetido contra las acusaciones del procedimiento por deslegitimar a los peritos propuestos por los cinco acusados, que son el exconsejero delegado Manuel Sánchez Ortega y otros tres miembros de la Comisión de Retribuciones que informó al Consejo sobre su cese.

Ayala ha asegurado que la acusación particular intentó desacreditar sin razonamientos jurídicos a las periciales de las defensas alegando que actuaron al borde del delito y que la mala situación económica de las filiales de Abengoa era un hecho palpable desde 2014, un año antes de que finalmente se acogiera a preconcurso de acreedores.

CLARA CONCIENCIA DE LA DEBACLE FINANCIERA

Previamente, el letrado de uno de los accionistas perjudicados ha desmentido al abogado del directivo afirmando que Sánchez Ortega en primer lugar y Benjumea en segundo abandonaron la compañía sevillana únicamente por su "clara conciencia de la debacle financiera" de la multinacional cuando ésta atravesaba "serias dificultades económicas".

Pide que se condene a la excúpula de la multinacional andaluza por delito de apropiación indebida al entender que Benjumea*no se fue obligado por las entidades financieras puesto que quedó probado durante la vista oral con las declaraciones de Pablo López (director general de HSBC) y Rodrigo Echenique (presidente del Banco Santander España) que "nunca se impuso" su marcha y que la operación se truncó porque no cumplieron con las condiciones económicas estipuladas.

Del que fuera consejero delegado ha matizado que éste, en su declaración en calidad de investigado ante el tribunal, dijo que dejó su cargo en 2015 por motivos de salud y tras haber conseguido tres hitos importantes para Abengoa; sin embargo este letrado le ha reprochado que su marcha se debió a que era consciente de la situación porque "nadie deja una empresa para pasar a cobrar tres veces menos" en referencia a su marcha a un fondo de inversión en Nueva York.

La presidenta del tribunal de la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal, la magistrada Ángela Murillo, ha suspendido la sesión de hoy hasta el jueves, día en que expondrán los letrados de los otros cuatro acusados.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Diciembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31