Miércoles 20/06/2018.

| Tribunales

Tribunales

La Audiencia Nacional juzga mañana al etarra Sergio Polo por el asesinato del comandante Luciano Cortizo en 1995

La Fiscalía pide 122 años de prisión para el acusado por este atentado en el que resultó herida la hija de la víctima

La Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional juzgará este miércoles al etarra Sergio Polo, alias 'Lur', por el atentado en el que fue asesinado el comandante del Ejército de Tierra Luciano Cortizo por una bomba lapa colocada en los bajos de su coche en León el 22 de diciembre de 1995. La Fiscalía pide para él una pena de 122 años de prisión.

Según el relato de los hechos que hace el Ministerio Público, que ya fue condenado por otros atentados, la entonces jefa de ETA María Soledad Iparraguirre, alias 'Anboto' --actualmente presa en Francia--, dio a Sergio Polo la "orden expresa" de asesinar al militar, que ese año tenía 44 años.

En fechas previas al día del atentado, que la Fiscalía no concreta, Iparraguirre entregó a Polo "material explosivo para asesinar al comandante, dándole instrucciones precisas sobre el mismo". El etarra "guardó el material" y "elaboró el artefacto, una bomba de las denominadas 'lapa'".

La bomba estaba formada, según el escrito de acusación, por "una carga explosiva de entre 1.200 y 2.000 gramos de cloratita". Como "dispositivo de seguridad y armado tenía un dispositivo de iniciación mecánico-eléctrico de la marca Coupatan modelo C-63 de 60", y como "dispositivo de iniciación de antimovimiento tenía un tubo de plástico transparente, una bola de acero y sus contactos eléctricos".

COLOCÓ LA BOMBA LA NOCHE ANTERIOR

El Ministerio Público relata que en la noche entre el 21 y el 22 de diciembre de 1995, Sergio Polo, "utilizando un destornillador especialmente preparado para forzar las cerraduras de los vehículos Ford", como el de la víctima, accedió al interior de éste y "colocó bajo el asiento del conductor la bomba lapa que él mismo había preparado", todo ello "con la intención de acabar con la vida del comandante así como de cualesquiera personas que se introdujeran en el vehículo o estuvieran en sus proximidades".

Así, sobre las 13.20 horas del 22 de diciembre, Cortizo y su hija se introdujeron en el coche y cinco minutos después de arrancar, tras circular unos 300 metros, el artefacto estalló. Como consecuencia de ello, el militar falleció en el acto, mientras que su hija, que entonces tenía 18 años, resultó herida de gravedad. Igualmente presentaron lesiones personas que transitaban por la calle en el momento de la explosión.

En este juicio, que se celebrará mañana y el jueves, la Fiscalía pide para Polo 30 años de prisión por el asesinato del comandante, otros 20 años por cada uno de los cuatro de asesinatos frustrados y 12 años por tenencia de explosivos.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Junio 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30