Miércoles 20/09/2017.

| Tierra

entrevista a fernando malkún, experto en cultura maya

Tierra

"Mientras los mayas vivían en el presente, nosotros nos perdemos entre el pasado y el futuro"

  • "Los mayas supieron estudiar los ciclos de la historia para elegir el mejor día para casarse o para cerrar un negocio".
  • "La esencia de las profecías mayas es el 'Gran Ciclo Cósmico', que dura 26.000 años".
  • "El diluvio universal fue el comienzo de el ciclo en el que ahora vivimos; estamos a la mitad, así que faltan otros 13.000 años para un nuevo cataclismo". 
  • "El 6 de junio de 2012 se producirá el punto de inflexión en un nuevo período de cambio y se pasará al 'tiempo del no tiempo"'.
  • "Los mayas nunca hablaron de fin del mundo, sino de momento de grandes cambios por un aumento de la energía del planeta".
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • Ruinas mayas de Chichen Itzá, en México AFP

Fernando Malkún, colombiano de origen libanés, es un experto en cultura maya. Cuando se acerca la fecha en la que esta cultura profetizó un importante cambio de ciclo, en el año 2012, entrevistamos a este experto, que asegura que una de las causas del gran avance de esta civilización fue "su enorme conexión con el presente, con la realidad que les rodeaba, mientras que nuestra civilización se mueve entre la tristeza del pasado y la angustia del futuro".

La vivencia del presente les permitió ser una civilización muy avanzada, como la egipcia, de la que se inspiraron. De ahí surge una característica clave de la cultura maya, "su conexión con ellos mismos y con su entorno, lo que les llevó a un progreso científico extraordinario", según el experto.

Tras ejercer la arquitectura diez años, Malkún, natural de Barranquilla (Colombia), vivió un "abandono amoroso que me hizo replantear toda mi vida, preguntándome hacia dónde me dirigía". Tras esta catarsis, "una sincronización de eventos que no eran casualidades me llevaron hasta los mayas", una civilización que se extendió hasta el sur de Yucatán, parte de Guatemala y Honduras entre los siglos III y XV.

P: ¿Cómo se reflejaba la conexión que vivían los mayas, clave de su cultura?

R: Hasta en la forma de saludarse; solían decir "yo soy otro tú", a lo que la otra persona respondía "tú eres otro yo". Tenían también una gran curiosidad por entender la realidad en relación con el cosmos, algo que nosotros hemos perdido. Observaban todo: el hombre, la luna, los astros, la relación que tenían los días de la semana entre sí…

P: ¿Y qué hicieron con toda esta información?

R: Registraron durante cientos de años todo lo que sucedía diariamente en base al movimiento de los astros y la tierra. Así se dieron cuenta que el tiempo se repite, es cíclico, lo que les permitió incluso buscar el mejor día para casarse o para hacer un buen negocio. Consiguieron elaborar los calendarios más precisos de los últimos 13.000 años.

P ¿Por qué construyeron las pirámides?

R: Para elevarse sobre la selva y observar el firmamento. En lo alto había un altar con una cámara oscura en la que un rayo entraba todos los días, el analema. Gracias a al registro de este rayo a la misma hora en el mismo punto, lograron observar el movimiento del sol los 365 días del año. Alcanzaron una tecnología muy avanzada con instrumentos sencillos, pero precisos y muy eficaces.

P: ¿Creían en Dios?

R: Tenían una relación de agradecimiento constante por K, que significa el todo, el corazón palpitante del centro de la galaxia. Su máxima divinidad era HUN-AB-K-UH (HUN significa ‘primero’, AB ‘ser’ y K ‘conciencia’ o ‘manifestación’), es decir, el ‘primer ser manifestado’, que en nuestra civilización le llamamos Dios.

P: ¿Cuál es la esencia de sus profecías?

R: Comunicarnos la existencia de un ciclo de 26.000 años que es el tiempo que tardan en pasar por el mismo punto las constelaciones o los 12 signos zodiacales, aunque para los mayas eran 13 porque era su número sagrado. Este ‘Gran Ciclo Cósmico’ lo determina todo: estaciones, meses, días… Hace 13.000 años el sol irradió más energía sobre el planeta –igual que ahora- y derritió la capa de hielo que elevó el nivel del mar 120 metros. Entonces se produjo el diluvio universal, recogido por diversas culturas posteriores.

P: ¿El deshielo de los polos indicaría que está llegando un segundo diluvio?

R: En absoluto. Para que se dé un cataclismo de estas características tienen que pasar otros 13.000 años porque estamos en la mitad del gran ciclo cósmico.

P: Usted ha asegurado que los terremotos han aumentado un 425%, los volcanes erupcionan, los huracanes son tres veces más intensos, las inundaciones han aumentado un 300%… ¿Qué está pasando?

R: Los mayas predijeron que cuando el sistema solar esté otra vez a 180 grados de donde estaba hace 13 mil años, la estrella polar brille sobre el Polo, aparezca la constelación de Acuario en el horizonte y se dé el tránsito de Venus frente al sol –lo que sucederá el 6 de junio de 2012- habrá manifestaciones de fuego, aire, tierra y aire, exactamente las que usted menciona. Hablan de dos periodos de 20 años de cambios intensos: de 1992 a 2012 -por tanto ya han empezado- y de 2012 a 2032. En este último periodo se resolverán las cosas que están mal, periodo que los mayas llaman ‘el tiempo del no tiempo’.

P: ¿No nos dirigimos entonces hacia el fin del mundo? Parece que estaba previsto para el 21 de diciembre de 2012…

R: Se ha generado un pánico absurdo diciendo que los mayas habían profetizado esta fecha como el fin del mundo y no es así. Ellos jamás usaron la palabra fin sino que hablaban de grandes cambios por un aumento de la energía del planeta, lo que traerá  ‘eventos destino’ o definitivos para la humanidad. Estamos en una ola de cambio como nunca.

P: ¿Por qué?

R: Porque los planetas del sistema solar están cambiando, han desaparecido un 60% los polos de Marte, Venus tiene casi el doble de luminiscencia, en los últimos 6 meses han habido las tormentas solares más grandes desde que se registran hace 300 años y, como habían anunciado los mayas, nuestro planeta ha elevado su frecuencia vibratoria, de 8 a 13 ciclos.

P: ¿Qué tipo de ciclos son?

R: El sol irradia rayos de energía que llegan a la ionosfera (la piel de la tierra), ésta se carga eléctricamente y genera una diferencia de potencial eléctrico. Para compensarla, caen los rayos que golpean la tierra y generan una onda que a su vez golpea la ionosfera. Hasta 1992 eran 8 ondas por segundo, pero a partir de 1992 hasta hoy el número de ciclos ha ascendido a 13, y sigue subiendo.

P: ¿Y esto nos afecta?

R: ¡Mucho! El hombre irradia ondas cerebrales de 0 a 90 ciclos. Cuando se eleva la frecuencia del planeta la tierra despierta y la conciencia del hombre con ella, lo que le recoloca de nuevo frente a sí mismo, frente a los demás y frente a Dios.

P: De alguna manera entonces los mayas profetizaron las redes sociales pues hoy la conciencia viaja a través de ellas…

R: (Sonriendo) Aunque dudo que predijeran la existencia de Facebook o Twitter, lo que sí es cierto es que se acercaron mucho a éstas al prever que la humanidad adquiriría una información muy amplia y global, al alcance de todos…

P: Si el mundo no se acaba, lo que viene ahora ¿será mejor o peor?

R: Será mejor porque estamos entrando en un periodo más transparente en el que la mujer tendrá el poder de crear una nueva era por su mayor sensibilidad, por esto, la mayoría de profecías –no sólo las mayas- ven una era de mayor armonía y espiritualidad. Nos vamos por tanto hacia un cambio no violento.

P: Y una curiosidad, ¿cree usted que hay vida más allá de la tierra?

R: ¡Hay vida en todas partes! Vivimos en un universo de 100.000 millones de soles (con once ceros); ¿cómo podemos pensar que somos los únicos que estamos ahí?

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31