Domingo 11/12/2016.

Tele

Televisiones autonómicas: reformar el modelo televisivo, una necesidad

  • Si TVE emite sin anuncios, no tiene sentido que sus hermanas pequeñas, las televisiones públicas autonómicas, lo sigan haciendo.
  • El nuevo gobierno que surja de las elecciones del 20-N tendrá la misma tentación que todos: contar con medios televisivos afines.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Muchas, quizás demasiadas, son las cuestiones que se le va a exigir cambiar al nuevo gobierno salido de las urnas el próximo 20 de noviembre. Una de ellas es el modelo televisivo. Se puede pensar que la razón es puramente económica y porque es necesario una fuerte racionalización del gasto público en un sector, las televisiones autonómicas, que se viene distinguiendo por el despilfarro económico más absoluto y que, año tras año, supone un fuerte déficit para los presupuestos autonómicos y, por derivación, para las cuentas del Estado. Pero no sólo esa es la razón que exigirá un intervención decidida por parte de los nuevos gobernantes. Siendo importante, el trasfondo de la cuestión es el propio modelo televisivo público. Dicho en otras palabras, ¿qué papel debe de tener el sector público de la televisión en nuestro país?

Todos parecen estar de acuerdo en los principios que, ley tras ley, hasta la última, Ley General Audiovisual, se han ido promulgado: objetividad, pluralidad política y cultural, respeto a las diferentes ideologías, etc. El problema es que ninguna, empezando por TVE (qué espectáculo su última iniciativa) los cumplen, y así nos encontramos ante unas televisiones autonómicas partidistas, sectarias en muchas ocasiones, monocordes con el color político de quien gobierna en la comunidad correspondiente. Y, encima, ineficaces desde el punto de vista económico. El porqué de no solucionar este despropósito es bien fácil: la necesidad de encontrar un órgano de expresión afín que no le cueste dinero al partido de turno, porque los paganos somos todos.

Con este fondo, sobre todo en su vertiente económica, aunque no se dijera con rotundidad, se ha presentado el "Informe de UTECA: Análisis Comparativo de la Televisión Regional en Europa: una propuesta para España" y que el lector podrá ver pinchando en este enlace. Realizado por Deloitte, consultora especializada en el sector de Media&Entretenimiento, el informe, sin entrar abiertamente en el campo económico, presenta dos claros objetivos: mostrar la realidad de la televisión autonómica (regional) en Europa e intentar ofrecer una solución práctica para España, que elimine el despilfarro existente y permita la continuidad del servicio público que estas televisiones debe de tener.

Queda demostrado en el informe, en relación a Europa, que el número de canales en España es excesivo (dos veces más que el caso ingles o alemán); que la televisión autonómica en España sigue un modelo de programación semejante a la comercial y por lo tanto alejada de los objetivos que le dan su razón de existir; el nulo reflejo de la programación de las televisiones autonómicas en el desarrollo del sector audiovisual español y un largo etcétera de conclusiones que el lector encontrará en el informe.

Siendo así, ¿qué cabe hacer? El informe, ese es su objetivo, presenta soluciones, propuestas, fundamentalmente centradas en la existencia de un canal único de difusión estatal que englobase a todas las televisiones autonómicas con distribución de tiempo y contenidos acordados entre ellas. Esta aportación tiene bastantes derivadas que se van ofreciendo en el informe, no exentas muchas de ellas de una graves dificultades a la hora de intentar trasladarlas a la realidad española.

Pero mucho me temo que no estemos ante un problema técnico, que es el que aborda con seriedad el informe, sino que seguimos estando ante un problema político, un problema que nace del desconocimiento, no teórico, sino práctico, de lo que se debe entender por servicio público. Ese es el debate, y mientras las distintas fuerzas políticas no se centren en este contenido y consigan definir adecuadamente el papel de servicio público que tiene la televisión, no se solucionará nada. Las televisiones seguirán un modelo comercial, que dadas las circunstancias económicas, seguirá significando un derroche de recursos de todos los ciudadanos en beneficio de un determinado, el que sea, partido político.

Sin entrar en ese debate, que es previo y sin el cual no se llegará a ninguna acción práctica, el informe presenta un trasfondo de racionalidad que queda patente en sus últimas páginas, cuando al referirse a las características de la señal común indica, en su punto tercero, que "cada señal autonómica que pasará a la Señal Común supondría la desaparición autonómica de, al menos, un canal autonómico en emisión en esa Autonomía", pero tiene otro fuerte y claro propósito económico, razón por la cual cabe suponer que UTECA sea la entidad de esta iniciativa: "La participación de RTVE en la Señal Común implicaría que la emisión de esta señal fuera sin publicida"”. O sea, la desaparición de la publicidad en las televisiones autonómicas.

Al margen de los intereses de UTECA, parece lógico que así sea. Si en su momento se decidió, acertadamente, la desaparición de la publicidad en TVE, principal ente televisivo público, no tiene ningún sentido que sus hermanas menores, también de carácter público, puedan recurrir al mercado de la publicidad en detrimento de las empresas privadas de televisión. Y lo mismo se podría afirmar de toda clase de medios públicos. No se tiene en pie esa doble financiación.

Es necesario, por ello, tras el acuerdo de definición de lo que debe ser un medio público de información:

            - el desarrollarlo en consonancia con las posibilidades financieras de la entidad pública que lo crea;

            - racionalizar sus gastos tanto de personal como de producción;

            - y no basar su programación en una lucha competitivas con las televisiones comerciales privadas.

Como se puede ver una ardua tarea para los dirigente del próximo gobierno, que tendrán nada más llegar la misma tentación que todos los anteriores: contar con medios televisivos afines, dóciles, independientemente del gasto que ello suponga. Esperemos que no caigan en la tentación

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31