Jueves 14/09/2017.

Tecno

Redes Wi-Fi gratuitas: ¿estamos a salvo de posibles ataques?

  •  Para los hackers resulta rentable obtener datos de ciudadanos anónimos para vender o para extorsionar a posteriori. 

El pleno del Parlamento Europeo ha dado este martes su apoyo a dotar con 120 millones de euros en dos años la iniciativa 'Wifi4EU', con la que la Unión Europea quiere instalar conexiones wifi gratuitas en espacios públicos de hasta 8.000 lugares del territorio comunitario, incluidos plazas, parques, museos, bibliotecas y centros de salud.

Estas redes públicas ofrecerán a los ciudadanos más y mejor acceso a contenidos desde cualquier lugar aprovechando la infraestructura de la red inalámbrica; sin embargo, aunque este proceso de ofrecer datos a cambio de conexión podría parecer muy sencillo, a menudo, se convierte en una amenaza para la seguridad de los ciudadanos que confían en cualquier red que les proporcione rapidez y gratuidad.

En este sentido, José Tormo, Director Regional de Iberia de HPE Aruba ha comentado: “En ocasiones, nos encontramos que nos piden el acceso a conocidas redes sociales para derivarnos a una conexión gratuita. Este tipo de prácticas están muy extendidas y no son ilegales, pero debemos saber a quién ofrecemos nuestros datos porque la posibilidad de que un hacker acceda a través de esas redes desprotegidas a nuestra información es cada vez más sencilla”.

Una de las amenazas más graves puede ser la posible infección de un virus a través de la propia red. De hecho, los hackers aprovechan cualquier vulnerabilidad de la red para robar datos que después comercializarán o utilizarán con fines dudosos. Todo el material que se comparte por la red es susceptible de ser atacado y espiado.

 

¿Cómo saber si estamos ante una red que tiene en cuenta la seguridad de mis datos?

Hay que verificar que las medidas de seguridad que está tomando el propietario de la red sean fiables. Por ejemplo, “si se trata de redes protegidas  por el estándar WPA2 la seguridad está garantizada”, confirmó Tormo.

Los ciberataques se multiplican en gran medida porque resulta rentable obtener datos de ciudadanos anónimos para vender o para extorsionar a posteriori. Con el fin de asegurarnos que nuestra información está a salvo y que las redes públicas a las que accedemos nos aportan seguridad, es imprescindible comprobar que la transmisión de datos es segura.

“Tengamos en cuenta que pasamos gran parte del día intercambiando material escrito y gráfico y que éste es susceptible de ser utilizado con fines maliciosos.  Acceder a una red no segura que no esté protegida por el estándar WPA2 es siempre sinónimo de posible riesgo”, concluye el experto.

 

 

 


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Septiembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
25 26 27 28 29 30