Miércoles 12/12/2018.

Dentro del proyecto Robobee

Tecno

Científicos de Harvard logran el vuelo de un robot mosca tras 10 años de trabajo

  • Inspirado en la biología de la mosca, con la reproducción de su anatomía a escala submilimétrica.
  • Se pretenden usar en control del medioambiente, búsqueda y rescate, e incluso polinización de cultivos.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
El robot mosca en pleno vuelo Vídeo El robot mosca en pleno vuelo The Harvard Microrobotics Lab

La demostración del primer vuelo controlado de un robot del tamaño de un insecto es la culminación de más de una década de trabajo de investigadores de la Harvard School of Engineering and Applied Sciences (SEAS) y del Wyss Institute for Biologically Inspired Engineering de la misma universidad americana.

"Esto es lo que he estado tratando de hacer literalmente en los últimos 12 años", señala en un comunciado Robert J. Wood, investigador principal de la National Science Foundation, que lidera el llamado proyecto Robobee.

Inspirados en la biología de la mosca, con la reproducción de su anatomía a escala submilimétrica y dos alas finísimas casi invisibles, que aletean 120 veces por segundo, el pequeño dispositivo no sólo representa la vanguardia absoluta de los sistemas de microfabricación y control, sino que es una aspiración que ha servido de impulso a la innovación en estos campos de docenas de investigadores en Harvard durante años. Ahora, al fin, levanta el vuelo.

"Tuvimos que desarrollar soluciones desde cero, para todo", explica Wood. Hay que tener en cuenta que, a escalas tan pequeñas, cualquier mínimo cambio en el flujo de aire puede tener un efecto descomunal sobre la dinámica de vuelo, y el sistema de control tiene que reaccionar mucho más rápido que lo existente hasta ahora, para que el ingenio permanezca estable.

Los insectos robóticos, de los que esta mosca es la primera y principal representante, se aprovechan también de una novedosa técnica de fabricación que fue desarrollada por el equipo de Wood en 2011. Consiste en usar hojas de diversos materiales cortada por láser, que se superponen y unen en una placa delgada y plana, capaz de doblarse. 

Las aplicaciones que se barajan para el proyecto Robobee van desde el control del medioambiente, a las operaciones de búsqueda y rescate de personas, o incluso la ayuda para la polinización de cultivos.

Uno de los principales retos que afrontan ahora los científicos del proyecto Robobee es que los prototipos todavía están atados por un cable de alimentación muy fino, ya que no hay soluciones para almacenamiento de energía que sean lo suficientemente pequeñas para ir montadas en el cuerpo del robot. Por este motivo, los científicos creen que diseñar y crear pilas de combustible de alta densidad energética es el próximo paso a dar para que los RoboBees puedan volar con mayor independencia.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31