Lunes 05/11/2018.

| Sucesos

se cumplen cinco años del descubrimiento del horror de amstetten

Sucesos

Elisabeth Fritzl y sus hijos viven en una casa de campo sin puertas... y sin sótano

  • Elisabeth vive con sus seis hijos en la más estricta intimidad, con identidades nuevas y rechanzado ofertas millonarias para contar su historia.
  • "Somos una familia. Nada se interpondrá entre nosotros", le dijo Elisabeth a todos sus hijos después de reunirse tras salir del zulo.
  • Josef Fritzl mantuvo encerrada a su hija Elisabeth en un zulo durante 24 años, la violó constantemente y tuvo siete hijos con ella (uno murió).
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • Josef Fritzl, el monstruo de Amstetten, actuó por un enorme deseo de poder Teinteresa / Foto: Getty
  • Elisabeth Fritzl, 24 años encerrada y violada por su padre Teinteresa / Foto: Getty
  • Cuarto de baño en el zulo de Amstetten Teinteresa / Foto: Getty
  • Pasillo de acceso a las habitaciones del zulo de Amstetten Teinteresa / Foto: Getty
  • Puerta de acceso de 500 kilos a la mazmorra de Amstetten Teinteresa / Foto: Getty

26 de abril de 2008. Un hombre de 73 años que se dice llamar Josef Fritzl acude al hospital de Amstetten junto a su hija Elisabeth para ver a su nieta, Kerstin, que había ingresado días antes, el 19 de abril, y que estaba gravemente enferma. Lo que entonces se descubre se convierte en una de las historias más perversas de la crónica negra mundial que rápidamente dio la vuelta al mundo.

Josef Fritzl había mantenido encerrada a su hija Elisabeth durante 24 años en un zulo construido por él mismo en el sótano de su casa, y no sólo eso, sino que había tenido seis hijos con ella más uno que murió a las pocas horas de nacer. La pequeña localidad austríaca, de tan sólo 23.000 habitantes, se convierte entonces en un inmenso plató que acapara la atención de todo el mundo.

Y comienza el chorro de información, y el horror va en aumento. Un martes como otro cualquiera, de finales de agosto (día 28) de 1984, se desencadena la tragedia. Josef le pide a su hija Elisabeth, que tiene 18 años y a la que lleva violando desde los 11, que le acompañe al sótano para subir una cosa. Acaba de firmar su sentencia de muerte en vida.

El hombre la encierra en el zulo que llevaba construyendo desde hacía 6 años, un espacio de 30 metros cuadrados con cocina, baño y dormitorio en el que, al menos durante el primer año, la mantiene atada, con una cuerda que le da justo para ir al baño. Josef, guiado por unas inmensas ansias de poder, quiere tener hijos con ella. Y por eso la violaba, como una expresión también de su dominio sobre ella.

Nacieron siete hijos: Kerstin (24), Stefan (23), Lisa (21), Monika (19), Alexander (17), Michael (mellizo de Alexander, fallecido a las 66 horas de nacer y quemado por Josef en la caldera) y Félix (10). Entre paréntesis aparece la edad que tienen en la actualidad. Tres de ellos, Lisa, Monika y Alexander, fueron subidos a la casa de su abuelo-padre y de su abuela porque lloraban demasiado.

Para ello, Fritzl aseguró que Elisabeth se había ido de casa voluntariamente y que esos tres hijos los enviaba porque no tenía cómo atenderlos. Así, hasta el 26 de abril de 2008, cuando todo salió a la luz. Josef Fritzl fue detenido y condenado a cadena perpetua en un juicio en el que no mostró un ápice de remordimiento.

Ahora viven en casa sin puertas

Desde el momento en que, tras 24 años, Elisabeth subió a la superficie y pudo ver de nuevo la luz del sol, supo que ante todo debía mantener unida a su familia. Los primeros meses los vivieron todos juntos en el hospital de Amstetten, atendidos por un equipo multidisciplinar para adaptarse de nuevo a la vida.

O para conocerla de verdad, porque Kerstin, Stefan y Felix nunca habían salido del zulo. Stefan y Felix se comunicaban con sonidos guturales tipo gruñidos de animales. Stefan andaba encorvado porque así se acostumbró en el zulo, que medía 1,70 m de altura; y Felix prefería gatear a caminar. Todos tenían serias deficiencias alimenticias, aunque Elisabeth se había preocupado por que aprendieran a leer y a escribir.

Poco después se trasladaron a una casa de la que tuvieron que huir a los pocos meses después de haber sido descubiertos por un medio de comunicación británico. Ahora, los Fritzl han recuperado en cierta medida la normalidad.

Así lo cuenta el reportero del Sun Allan Hall en un libro que acaba de ver la luz y que se titula 'Monster'. Elisabeth y sus seis hijos viven en una casa vigilada por cámaras de seguridad en una zona de campo de Austria desde el año 2009. La casa no tiene puertas. Les horroriza el ruido de una puerta que se cierra. Y, por supuesto, tampoco tiene sótano.

Los primeros meses fueron duros para ellos. Los niños que habían vivido en el zulo, y la propia Elisabeth, no podían soportar que se cerrara una puerta y tuvieron que permanecer en penumbra casi total al principio y después poco a poco ir aumentando la luz hasta que sus ojos se adaptaron a la claridad.

Elisabeth es una madre coraje que ha luchado por mantener a su familia unida: "Esta es ahora nuestra casa", les dijo al trasladarse a la actual. "Os tenéis que conocer entre vosotros, y yo tengo que conoceros a tres de vosotros (los que fueron subidos a la vivienda de arriba). Pero somos una familia. Nada se interpondrá entre nosotros".

Hoy en día, los Frtizl tienen todos nuevas identidades. Al principio, según cuenta Allan Hall en su libro, los hermanos tuvieron problemas para adaptarse los unos a los otros. "El día en que los niños de arriba llamaron 'mamá' a Elisabeth fue el día en que ella supo que se había ganado sus corazones".

Al principio, Elisabeth estaba obsesionada con la limpieza, después de haber vivido en una mazmorra que constantemente se inundaba con aguas residuales; hasta diez veces al día limpiaba su casa. Ahora, sólo dos.

En la actualidad, Kerstin tiene un novio y le encanta la música y la ropa. Tiene un tutor privado que le da clases a ella y a su hermano Stefan. Éste, más tímido y reservado, sueña con ser capitán de barco. Felix, el pequeño, es quizás el que mejor se ha adaptado. Salió del zulo con 5 años, y apenas tiene recuerdos de su vida allí. Va al colegio con otros niños, que en absoluto conocen su historia.

El hecho de que no se publicaran fotografías de Elisabeth y sus hijos al salir del zulo ha favorecido que puedan pasar inadvertidos. Se dice que Elisabeth ha dado un cambio radical a su imagen: se dejó crecer el pelo, se tiñó de rubio y se arregló la dentadura (le faltaban muchos dientes por carencia de vitaminas). Cuentan, incluso, que se enamoró de uno de sus guardaespaldas que la ayudaron a mantener su privacidad en los primeros meses.

Monika y Lisa se están preparando para ir a la universidad, y Alexander quiere ser ingeniero mécanico. Viven en una casa donada por el gobierno austríaco, y reciben una pensión de 4.000 euros al mes.

En cuanto a la abuela, Rosemarie, de la que quedó acreditado que nada sabía, les va a ver una vez a la semana y mantiene una buena relación con Elisabeth. Siempre ocultos a la vista del mundo, algo que Elisabeth tiene muy claro: siempre ha rechazado las millonarias ofertas que le han hecho para que cuente su historia en libros o en televisión. Sólo quiere vivir tranquila con sus hijos.

En una cárcel para enfermos mentales de las afueras de Viena, el prisionero número 4546765 está en su celda viendo la televisión. El silencio sólo se ve perturbado cuando algún prisionero pasa, golpea la puerta y le insulta. Josef Fritzl fue condenado a cadena perpetua por violación, incesto, esclavitud... Reconoció los hechos, pero no se arrepintió de nada.

Durante estos años, ha tratado en vano de reunir a su familia. Le ha escrito cientos de cartas a Elisabeth, que siempre han sido devueltas. Nadie de su familia le ha ido a ver a prisión. Allan Hall cuenta que ahora, segregado del resto de prisioneros, alejado de la realidad, languidece todo el día debido a la medicación.

Mientras, la casa de Amstetten será derruida y el sótano con el zulo será rellenado con cemento para que no se convierta en un centro de macabra atracción turística.

Para ver la historia del monstruo de Amstetten en imágenes, pinche aquí.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Noviembre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30