La historia del monstruo de Amstetten, en imágenes

  • Elisabeth Fritzl, 24 años encerrada y violada por su padre

    Elisabeth Fritzl, 24 años encerrada y violada por su padre

    Las violaciones y abusos comenzaron cuando Elisabeth, la tercera de siete hermanos, tenía sólo 11 años. Un año después, su violador, que no era otro que su propio padre, comenzó a construir en el sótano de su vivienda en Amstetten (Austria) el zulo en el que la tendría encerrada durante 24 años, y en el que engendraría con ella siete hijos.

    A los 18 años el padre, ante la más que probable huida de Elisabeth de la vivienda familiar, decide que ha llegado la hora de llevar a cabo su plan, y una noche, medio drogada, la baja al sótano. Allí, durante casi el primer año, la mantiene atada con una cuerda y la viola de manera brutal, en ocasiones hasta varias veces al día.

    Josef le hizo escribir una carta, que hizo llegar a la casa de arriba, en la que dice que se ha ido de casa y que está bien, que no la busquen.

    A los cinco años, Elisabeth queda embarazada de su padre. Y comienzan los nacimientos: Kerstin (24), Stefan (23), Lisa (21), Monika (19), Alexander (17), Michael (mellizo de Alexander, fallecido a las 66 horas de nacer) y Félix (10). Entre paréntesis aparece la edad que tienen en la actualidad.

    La joven sufrió los abusos de su padre durante todos estos años, dio a luz sola, y tuvo que sacar adelante a sus hijos en condiciones inimaginables. Pero lo hizo: a los tres que permanecieron en el zulo hasta el final les enseñó a leer, a escribir, les educó y les habló de Dios.

    Lisa, Monika y Alexander se criaron en la casa de arriba, con su abuela Rosemarie y su padre-abuelo. Llegaban allí, con una nota de Elisabeth en la que aseguraba que no podía hacerse cargo de ellos. La realidad era que los subían por su insistencia, por enfermedades o por cualquier otra razón.


Elisabeth Fritzl, 24 años encerrada y violada por su padre

Las violaciones y abusos comenzaron cuando Elisabeth, la tercera de siete hermanos, tenía sólo 11 años. Un año después, su violador, que no era otro que su propio padre, comenzó a construir en el sótano de su vivienda en Amstetten (Austria) el zulo en el que la tendría encerrada durante 24 años, y en el que engendraría con ella siete hijos.

A los 18 años el padre, ante la más que probable huida de Elisabeth de la vivienda familiar, decide que ha llegado la hora de llevar a cabo su plan, y una noche, medio drogada, la baja al sótano. Allí, durante casi el primer año, la mantiene atada con una cuerda y la viola de manera brutal, en ocasiones hasta varias veces al día.

Josef le hizo escribir una carta, que hizo llegar a la casa de arriba, en la que dice que se ha ido de casa y que está bien, que no la busquen.

A los cinco años, Elisabeth queda embarazada de su padre. Y comienzan los nacimientos: Kerstin (24), Stefan (23), Lisa (21), Monika (19), Alexander (17), Michael (mellizo de Alexander, fallecido a las 66 horas de nacer) y Félix (10). Entre paréntesis aparece la edad que tienen en la actualidad.

La joven sufrió los abusos de su padre durante todos estos años, dio a luz sola, y tuvo que sacar adelante a sus hijos en condiciones inimaginables. Pero lo hizo: a los tres que permanecieron en el zulo hasta el final les enseñó a leer, a escribir, les educó y les habló de Dios.

Lisa, Monika y Alexander se criaron en la casa de arriba, con su abuela Rosemarie y su padre-abuelo. Llegaban allí, con una nota de Elisabeth en la que aseguraba que no podía hacerse cargo de ellos. La realidad era que los subían por su insistencia, por enfermedades o por cualquier otra razón.


Kit Buenos Días

Febrero 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28